Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Uribe acepta negociar con las FARC un intercambio de secuestrados por guerrilleros presos

El encuentro entre delegaciones de ambas partes se producirá en un lugar montañoso del departamento del Valle, a 380 kilómetros al suroeste de Bogotá

El Gobierno colombiano ha aceptado hoy una propuesta de familiares de secuestrados por la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para que delegados de ambas partes se encuentren para dialogar sobre un acuerdo humanitario que ponga fin al drama de los rehenes. Las FARC mantienen secuestradas a cientos de personas, alguna de las cuales consideran "canjeables" por los 500 guerrilleros que se encuentran presos.

El alto comisionado para la paz, Luis Carlos Restrepo, ha hecho este anuncio hoy tras reunirse con algunos de los familiares de los retenidos por la guerrilla. Según Restrepo el Gobierno que preside Álvaro Uribe acepta, tal y como fue propuesto, que el encuentro se produzca en la zona rural de Aures, en el municipio de Caicedonia, un lugar montañoso del departamento del Valle, a unos 380 kilómetros al suroeste de Bogotá.

Según Restrepo, en ese lugar serán dadas "todas las garantías de seguridad" para suscribir el acuerdo humanitario. Las FARC han exigido la desmilitarización de zonas rurales de los municipios de Pradera y Florida, también en el Valle, pero el Gobierno ha negado esa posibilidad.

Garantías de seguridad

Entre unos 60 "canjeables" figuran la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, un ciudadano alemán, tres estadounidenses, varias decenas de soldados y policías, así como dos decenas de políticos. Restrepo ha afirmado que el Gobierno cree que "aplicando una metodología sencilla, en cuestión de pocos días, cinco, ocho como máximo, podemos encontrar con este grupo armado al margen de la ley una formula viable, aceptable para el país".

El alto comisionado para la paz ha asegurado además que "el Gobierno ofrece a las FARC todas las garantías de seguridad para que su representante o representantes lleguen a este pedazo del territorio patrio (...) y puedan adelantar los diálogos". Restrepo confía en que las FARC envíen pronto una respuesta al Gobierno.