EN BUSCA DE UN PAPA

El cónclave comenzará a las 16.30 del lunes tras una misa 'Pro eligendo Papa'

La ceremonia previa será pública y estará oficiada por el cardenal Ratzinger

Roma prepara con toda solemnidad el cónclave que elegirá al sucesor de Juan Pablo II. Esta mañana, el Vaticano ha confirmado ya que el mismo comenzará a las 16.30 de la tarde, hora local, del próximo lunes y que estará precedido por una misa Pro eligendo Papa que oficiará el decano del Colegio Cardenalicio, el alemán Joseph Ratzinger.

Más información
Proceso de elección del nuevo Papa
La voz del Papa dirá adiós al Vaticano
El Vaticano exhibe a la curia y a las autoridades italianas los restos de Juan Pablo II
Víctimas de curas pederastas protestan en el Vaticano contra el ex arzobispo de Boston
Sellado hasta nuevo Papa
Los nuevos métodos de espionaje amenazan el secretismo en la elección del Papa
La muerte del Papa rebaja la tensión entre el Vaticano y Argentina
Los cardenales electores se comprometen a no conceder entrevistas a una semana del cónclave
El Papa reposará "en tierra desnuda"
El nuevo papa deberá afrontar el reto de mejorar las relaciones con China

La ceremonia previa al cónclave será de carácter público y se celebrará a las 10.00 de a mañana en la Basílica de San Pedro. Junto a Ratzinger cooficiarán la misa todos los cardenales, que vestirán paramentos rojos, roquete y moceta y llevarán la mitra blanca de damasco. Para hacer visible la comunión de la Iglesia, el Vaticano ha invitado, según el comunicado de la Oficina de Celebraciones Pontificias, a participar a todos los cardenales no electores (los que tienen más de 80 años y no participan en el cónclave), a los obispos, sacerdotes, diáconos, miembros de congregaciones y todos los fieles presentes en Roma. También ha sido invitado el Cuerpo Diplomático acreditado ante la Santa Sede.

Horas después, a las 16.30 de la tarde los cardenales electores, es decir los que tienen menos de 80 años y que son los que pueden elegir Papa, se reunirán en el Aula de las Bendiciones, en la primera Logia del Palacio Apostólico, para, desde allí y en procesión, dirigirse hacia la Capilla Sixtina, lugar del Cónclave. Hasta ahora la procesión comenzaba en la Capilla Paulina, pero en esta ocasión se ha cambiado lugar debido a que se encuentra en obras.

Durante la procesión, los cardenales cantarán las letanías y una vez en la Capilla Sixtina cantarán el Veni Creator, para encerrarse en cónclave, del que saldrán una vez elegido el nuevo Papa. Además de los cardenales, también participarán en la procesión el secretario del Cónclave, el Maestro de Celebraciones Litúrgicas Pontificias, el secretario del Cardenal Decano, el eclesiástico que dirigirá las meditaciones, los ceremonieros, un diácono y la Capilla Musical Pontificia.

'Extra omnes'

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Podrán acceder a la Sixtina antes de que comience el cónclave el Sustituto de la Secretaría de Estado, el arzobispo Leonardo Sandri; el secretario para las relaciones con los Estados, el arzobispo Giovanni Lajolo; el prefecto de la Casa Pontificia, James Harwey; dos religiosos, los sacerdotes que se encargarán de las confesiones y el comandante de la Guardia Suiza.

Cuando el último de los cardenales electores haya prestado el juramento, el Maestro de Ceremonias Litúrgicas Pontificias pronunciará la frase Extra omnes, y todos los que no participan en el Cónclave saldrán de la Capilla Sixtina. Según establece la constitución apostólica Universi Dominici Gregis, sobre la Sede Vacante y la elección del nuevo pontífice, el cónclave se desarrollará en la Capilla Sixtina, como siempre, pero los cardenales se alojarán en la Residencia Santa Marta, del Vaticano.

El futuro Papa será elegido con voto secreto, una vez suprimida la elección por aclamación o compromiso. Los cardenales electores, a día de hoy, son 115, ya que dos de ellos, Jaime Sin, arzobispo emérito de Manila; y el mexicano Alfonso Antonio Suárez Rivera, arzobispo emérito de Monterrey, ya han anunciado que no participarán por motivos de salud.

Foto cedida por <i>L&#39;Osservatore Romano</i> que muestra los preparativos en la Capilla Sixtina para el cónclave.
Foto cedida por <i>L&#39;Osservatore Romano</i> que muestra los preparativos en la Capilla Sixtina para el cónclave.EFE

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS