Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Indonesia da tres meses a las tropas extranjeras para salir del área más afectada por el maremoto

Los soldados, entre los que habrá a partir de febrero españoles, colaboran en las tareas de apoyo humanitario y reconstrucción

Amén de ser una de las regiones más castigadas por el maremoto del pasado 26 de diciembre en el sudeste asiático, la provincia indonesia de Aceh —en el extremo noroccidental de la isla de Sumatra— es desde hace décadas campo de batalla entre el Ejército y guerrilla separatista. En mayo del año pasado el Gobierno lanzó una campaña militar para aplastar a los rebeldes, y los combates se siguen sucediendo pese a la catástrofe. Ahora ha emplazado a los soldados extranjeros que colaboran en misiones humanitarias en la zona, entre los que se cuenta el contingente español, a que abandonen el lugar antes de que muera marzo.

Dentro de este plan para restringir las actividades en esa área, a partir de ahora los periodistas y los miembros de organizaciones de ayuda internacional deberán detallar sus planes a las autoridades, según informa en su página de Internet la radiotelevisión pública británica.

Los guerrilleros del GAM (Movimiento para un Aceh Libre; reclama la celebración de un referéndum de independencia bajo supervisión internacional) declararon una tregua unilateral tras el maremoto, que ha causado decenas de miles de muertos en la costa de la provincia. Pero el Ejército ha continuado su lucha contra los insurgentes, mientras estos denunciaban el uso de la catástrofe para cerrar aún más el puño —por ejemplo, negando la ayuda humanitaria a cualquier sospechoso de simpatizar con la guerrilla—. El Gobierno, por su parte, ha reconocido haber enviado a miles de militares a la zona, pero según dice ha sido para sustituir a los más de mil policía y soldados muertos en la catástrofe.

Desde que en mayo finalizara una tregua de seis meses y el Ejército lanzara su ofensiva contra los rebeldes, el acceso de las organizaciones humanitarias y la prensa a la zona estaba vetado. En estos meses han muerto miles de personas a consecuencia de los combates en la provincia, muy rica en gas y petróleo. De hecho, Aceh sigue bajo el estado de emergencia civil —por esta guerra, no por el maremoto— pese a la catástrofe.

Precisamente hoy el coronel Miguel García ha presentado la operación Respuesta Solidaria, que comanda y que desplazará a 240 militares a Indonesia para ejercer labores de apoyo humanitario y reconstrucción tras el maremoto, según ha informado la agencia de noticias Efe. "La mayor operación de la historia" no es según García "un misión de paz sino estrictamente humanitaria", y la llevará a cabo "una magnífica unidad con excelentes medios" y muy motivada: "Todos querían ir y están preparados para iniciar la operación en cualquier momento".

La operación tendrá como escenario el área de Medan, a pocos kilómetros de la ciudad de Banda Aceh , y comenzará el 6 o 7 de febrero, cuando los efectivos lleguen en barco hasta la zona. Según García, "la tregua está asegurada" con los rebeldes. En cualquier caso, el plan inicial prevé que no se extienda más allá de dos meses, por lo que en principio no entrará en colisión con el ultimátum hecho público por el Gobierno indonesio.