Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El maremoto causa más de 23.000 muertos en siete países del sureste asiático

Indonesia, Sri Lanka e India, los más afectados.- El Ministerio de Asuntos Exteriores no tiene constancia de que haya españoles entre las víctimas

Colombo / Jakarta / Los Ángeles

Más de 23.000 personas han muerto y decenas de miles se encuentran heridas o desaparecidas en siete países del sureste asiático como consecuencia de un violento seísmo de 9 grados en la escala de Richter registrado el domingo en la isla de Sumatra (Indonesia), que desencadenó olas gigantes de hasta 10 metros de altura que han inundado zonas costeras de ese país, Tailandia, Malasia, las islas Maldivas, Sri Lanka, India y Bangladesh.

Entre los fallecidos hay turistas, sin que por el momento se conozca su número ni sus nacionalidades. El Ministerio de Asuntos Exteriores ha informado de que no tiene constancia de que entre las víctimas del terremoto haya españoles.

El seísmo, de una magnitud de 9 grados en la escala de Richter, con epicentro en el mar frente a la costa norte de la isla indonesia de Sumatra, sacudió violentamente ayer a las 07.58 hora local (1.58, hora peninsular española) Indonesia, Sri Lanka, India, Tailandia, Malasia, Bangladesh, Islas Maldivas y Birmania. El fortísimo terremoto originó olas gigantes que llegaron horas después hasta las costas de esos países arrastrando a miles de personas y originando cuantiosos daños materiales con millones de habitantes que tuvieron que abandonar sus casas.

En Indonesia, los últimos datos oficiales elevan a 4.912 el número de víctimas mortales y a 30.000 el de damnificados. La mayor parte fallecieron en Banda Aceh, la capital provincial de Aceh. El Ministerio de Finanzas ha desbloqueado una partida de 50.000 millones de rupias (unos 399 millones de euros) para ayudar a las víctimas. No obstante, el Gobierno teme que la cifra de muertos pueda alcanzar las 10.000 personas, según ha informado el vicepresidente, Jusuf Kalla.

En Sri Lanka se cifran en 11.000 las víctimas mortales, la mayoría en las regiones orientales y debido a que el nivel del agua subió peligrosamente en el oeste, incluso en Colombo, la capital, la población se vio forzada a evacuar sus casas. La cifra incluye a 70 extranjeros.

Los muertos en India ascienden a 6.823, según medios locales, y son miles los desaparecidos -hasta 30.000 en las islas de Andaman y Nicobar, según el Gobierno. El lugar más afectado, según dichos informes, fue el estado de Tamil Nadu, con más de 2.780 fallecidos, 900 de ellos en el puerto de Nagapatinnam.

En Tailandia, las últimas cifras del ministerio del Interior hablan de más de 1.000 fallecidos y 1.200 desaparecidos, además de 7.200 heridos. Según estas fuentes al menos la tercera parte son extranjeros. Los lugares más afectados son los centros turísticos de Phuket, Phi Phi, Phang Nga y Krabi, que estaban en plena temporada alta por las fiestas navideñas. Khum Bhumi Jensen, de 21 años, hijo del príncipe Ubolrattana y nieto del Rey del país, se encuentra entre las víctimas mortales.

En Malaisia ha habido al menos 51 fallecidos, 21 de ellos en el estado de Penang, el más afectado. Se evacuaron varios rascacielos como consecuencia del movimientos telúrico, que duró allí dos minutos.

En Birmania se cuentan 56 muertos, según las organizaciones humanitarias allí presentes, que temen que el balance se eleve "mucho más".

Se tiene constancia en Bangladesh de la muerte de al menos dos personas. La localidad costera de Chittagong (sur del país) registró un terremoto de 7,36 grados en la escala de Richter.

En el archipiélago de las Maldivas ha habido 43 muertos y 51 desaparecidos por las olas gigantes, según fuentes oficiales citadas por diversos medios. La costa suroccidental, frecuentada por miles de turistas, quedó parcialmente inundada.

En Myanmar hay un muerto y dos desaparecidos, según fuentes oficiales, aunque varios informes aseguran que una gigantesca ola alcanzó sus costas y que hubo al menos diez muertos.

El maremoto ha tenido repercusiones incluso en el este de África. 16 personas permanecen desaparecidas en Somalia. En Kenia un hombre se ahogó cerca de Mombasa debido al fuerte oleaje.

Ayuda internacional

Gobiernos y organizaciones internacionales han expresado su solidaridad con los países afectados por el terremoto y han ofrecido equipos de socorro y ayuda humanitaria de urgencia. la Unión Europea ha destinado tres millones de euros para las víctimas. El dinero irá destinado a cubrir las necesidades iniciales y vitales, aunque los Veinticinco ya han anunciado que aportarán más fondos cuando se conozca con más detalle el alcance real de las necesidades. Por otra parte, el Reino Unido ha enviado varios equipos de ayuda a Tailandia y a Sri Lanka. También se han abierto líneas telefónicas para resolver dudas de familiares y amigos de posibles turistas en la zona y el Papa, Juan Pablo II, ha pedido a la comunidad internacional que se movilice para llevar ayuda a los lugares afectados.

El seísmo más violento desde 1960

Según los expertos, el terremoto de ayer es el más violento desde el temblor de 9,5 grados que sacudió Chile en 1960 y el quinto más fuerte registrado por los sismólogos desde 1900. El US Geological Survey ha situado el epicentro del seísmo en la costa oeste de Sumatra, a 1.605 kilómetros de Yakarta y 40 kilómetros de profundidad.

Hace justamente un año, el 26 de diciembre de 2003, un temblor de 6,3 grados destruyó la ciudad iraní de Bam, donde murieron al menos 26.000 personas, según datos oficiales.

Más información