Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Moratinos apela a la "responsabilidad" de la Comisión y del Parlamento para resolver la crisis

El ministro de Exteriores admite que las declaraciones de Buttiglione no han sido muy afortunadas

El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, ha evitado hoy precisar si el Gobierno ha dado instrucciones a los eurodiputados socialistas para que respalden el colegio de comisarios de José Manuel Durao Barroso en la votación que tendrá lugar el próximo día 27 en el Parlamento. Moratinos ha apelado a la "responsabilidad" de la Comisión y de la Eurocámara para encontrar una fórmula que permita a Barroso lograr la luz verde a su Ejecutivo.

"Aquí no hay instrucciones en uno u otro sentido. Cada uno asume su cuota de responsabilidad dentro del triángulo institucional que rige la Unión Europea y, en este momento, el debate es en el Parlamento Europeo y corresponde a los eurodiputados debatir y encontrar una fórmula para que esta Comisión obtenga la aprobación de la Eurocámara", ha dicho el ministro en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

El jefe de la diplomacia española, que ha sido preguntado en varias ocasiones por este asunto, ha insistido en que el Gobierno quiere ser "muy prudente y muy respetuoso" con el acuerdo final al que lleguen las dos instituciones, ahora enfrentadas por la inclusión del italiano Rocco Buttiglione en el equipo del futuro Ejecutivo comunitario en calidad de comisario de Justicia e Interior.

Moratinos sí ha admitido que las polémicas declaraciones de Buttiglione respecto a las mujeres y los homosexuales, origen de la amenaza de veto de varios grupos parlamentarios, no han sido muy "afortunadas" y que el Ejecutivo español no las comparte, aunque ya se haya excusado por ellas. Fuentes diplomáticas citadas por Europa Press auguran que Durao Barroso tendrá que hacer alguna "cesión" al Parlamento para lograr el visto bueno a su colegio de comisarios.

Las cuentas de 'Finantial Times'

Las explicaciones de Moratinos han llegado el mismo día en que el diario británico Finantial Times asegura que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el primer ministro británico, Tony Blair, y el canciller alemán, Gerhard Schröder, van a pedir a los eurodiputados socialistas de sus respectivos países que apoyen a la nueva Comisión.

Según recuerda el diario, Barroso necesita el respaldo de los parlamentarios socialistas en la Eurocámara para sacar adelante a su Comisión, ya que, pese a que ayer decidió asumir él mismo las cuestiones de derechos fundamentales en detrimento del polémico Buttiglione, los socialistas, los liberales y los verdes en el Parlamento Europeo anunciaron que votarán en contra.

Así, con los 200 eurodiputados socialistas en contra (entre los que se encuentran miembros del PSOE, del Partido Laborista de Blair, y del Partido Social-Demócrata de Schroeder), gran parte de los 88 diputados liberales y los 42 verdes contrarios a la composición de su equipo, Barroso necesita todavía 71 votos para conseguir sacar adelante a sus comisarios. Sería en este punto donde entraría la mediación de los tres líderes progresistas con los respectivos eurodiputados de sus partidos.