Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los socialistas europeos votarán contra la Comisión de Barroso si no cambia a Buttiglione de cartera

Los socialistas europeos fueron ayer un poco más lejos en su batalla contra el nombramiento de Rocco Buttiglione como comisario de Justicia. Si Jose Manuel Durão Barroso, el hombre que presidirá el Ejecutivo europeo a partir del 1 de noviembre, no le cambia de cartera o le quita alguna de sus competencias, los socialistas vetarán en bloque a la Comisión Europea en su conjunto el próximo día 27. Así lo aseguró ayer el jefe de filas, el alemán Martin Schultz, que tachó de "inaceptable" la actitud de Barroso de confirmar a Buttiglione en su puesto desoyendo el rechazo de la Eurocámara.

Los socialistas (segundo grupo mayoritario de la Eurocámara) aclararon ayer estar dispuestos a aceptar a Buttiglione como comisario e, incluso, como quiere Barroso, como vicepresidente de la Comisión Europea. Sin embargo, consideran que sus opiniones contrarias a la homosexualidad y favorables al papel meramente reproductor de la mujer en el matrimonio son contrarias a los principios de igualdad de oportunidades y no discriminación de la UE. "Conozco a Buttiglione como eurodiputado", añadió Schultz, "y creo que será muy difícil trabajar con él en el conjunto de las competencias que Barroso quiere encomendarle". La cartera de Justicia, Libertad y Seguridad adjudicada a Buttiglione incluye inmigración, asilo y derechos fundamentales.

El miércoles pasado, los presidentes de los grupos parlamentarios decidieron enviar a Barroso las evaluaciones individuales hechas por la Eurocámara de cada uno de los 24 comisarios candidatos a formar parte del Ejecutivo de Barroso para que éste tome nota de la opinión parlamentaria y comparezca con propuestas concretas el próximo jueves. En esas evaluaciones se incluye el veto a Buttiglione impuesto por la Comisión de Libertades. El Parlamento Europeo ha dejado así, con el apoyo del Partido Popular, la pelota en el tejado del político portugués.

El presidente de la Eurocámara, Josep Borrell, habló ayer por teléfono con Barroso para transmitirle la decisión tomada por los presidentes de los grupos y éste escuchó atentamente al español. "Barroso se toma muy en serio los dictámenes que le ha enviado el Parlamento Europeo", aseguró Pia Ahrenkilde, portavoz del próximo presidente del Ejecutivo europeo en este periodo de transición.

Frente a las afirmaciones de Buttiglione ayer de "tener la fe suficiente" como para renunciar a su trabajo en la Comisión, Schultz comentó que tal retirada contribuiría mucho a resolver la situación. El jefe de las filas socialistas españolas, Enrique Barón, exigió ayer que el Gobierno italiano pida excusas a la Eurocámara por manifestar uno de sus miembros, Mirko Tremaglia, que en Europa "los maricones son mayoría".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de octubre de 2004