Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ELN asegura que los extranjeros secuestrados en Colombia gozan de buena salud

El portavoz de la guerrilla advierte contra los intentos del Gobierno para liberarlos

El portavoz del ELN, Ramiro Vargas, ha advertido en un comunicado que la persistencia del Gobierno de Colombia en un "rescate por la fuerza" de los siete extranjeros secuestrados hace un mes, uno de ellos español, llevará a un choque armado "inevitable". El guerrillero también ha asegurado que los capturados "están en perfecto estado de salud".

Si las autoridades insisten en "rescatarlos por la fuerza, el choque se va a dar", ha dicho Vargas a Radio Progreso Alternativa en La Habana y a su edición electrónica Progreso Semanal, con sede en Miami (EE UU), que el ELN publica en su página de Internet.

Al Ejército de Liberación Nacional (ELN), añade, le preocupa que el afán del presidente de Colombia, Alvaro Uribe, "por cosechar victorias y demostrar al mundo que su política es la correcta pueda conducir a un fatal desenlace, bien ajeno a nuestros propósitos".

"Perfecto estado de salud"

Vargas, miembro del Comando Central (COCE) del ELN, ha explicado que todos los extranjeros en poder de esa guerrilla "están en perfecto estado de salud, no tienen ninguna afección". El grupo fue capturado el 12 de septiembre cuando visitaba unas ruinas arqueológicas indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta, a unos mil kilómetros al norte de Bogotá.

El comunicado también alude a la exigencia rebelde de que la comunidad internacional conozca la crisis humanitaria que se vive la Sierra Nevada, territorio ancestral de varios pueblos aborígenes de unos 17.000 kilómetros cuadrados.

Una comisión de la Iglesia Católica colombiana se trasladó la semana pasada a Santa Marta con el objetivo de establecer contactos con este grupo guerrillero para negociar la liberación del español Asier Huegun (de 29 años), de la alemana Reinhilt Weigel, del británico Mark Henderson, y de los israelíes Beni Daniel, Ortaz Ohayon, Ido Joseph Guy y Erez Altawil. Otro ciudadano británico que fue secuestrado con este grupo logró escapar.