Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un apagón deja sin luz a casi toda Italia durante horas

Las autoridades francesas, que rechazan toda responsabilidad, aseguran que la avería italiana tuvo su origen en Suiza

Después del gigantesco apagón que afectó a 50 millones de personas en el noreste de Estados Unidos y el sur de Canadá a mediados de agosto, el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, tranquilizó a sus conciudadanos y aseguró que en Italia nunca podría ocurrir algo así. Pero ha pasado. Todo el país se ha quedado sin luz sobre las 3.30 horas y, a última hora de la tarde, siguen sin corriente el 80% del territorio de la isla de Sicilia y el 40% de la región de Pouilles (sudeste del país). El norte recuperó la corriente esta mañana y, horas después, el sur. El gigantesco apagón, que ha afectado a 58 millones de italianos, ha provocado el caos en los transportes públicos de todo el país, excepto en Cerdeña, con varios miles de pasajeros bloqueados, mientras las autoridades culpan del colapso a las líneas de suministro eléctrico de Francia.

El apagón se ha iniciado a las 3.00 horas y ha afectado media hora después en mayor o menor medida a todas las regiones pero, según la cadena pública RAI 1, el suministro eléctrico se está restableciendo paulatinamente. Así, sobre las 8.00 volvía la luz a las regiones de Milán y Turín, así como en áreas limitadas de Sicilia, Basilicata y Calabria. Después de mediodía llegaba con altibajos a algunos barrios de Roma. A las 13.00 horas el suministro era absoluto en el norte, pero en el resto estaba por debajo del 50%, con picos en Campania y Lazio inferiores al 20%. La RAI ha señalado que sólo la isla de Cerdeña se ha salvado del apagón, "sin precedentes en Italia".

A última hora de la tarde, tan solo Sicilia y varias zonas de la región de Pouilles (sudeste de Italia) seguían sin luz, según ha anunciado el productor nacional de electricidad, Enel. El resto del territorio tenía cubiertas sus necesidades a un cien por cien.

Durante el apagón, las autoridades italianas se han visto obligadas a pedir a los países vecinos que les suministren "provisionalmente" electricidad, al tiempo que han pedido a los italianos que reduzcan al mínimo el uso del teléfono para poder recibir las urgencias y que eviten en lo posible usar los vehículos privados, puesto que no funcionan los semáforos. Las fuerzas del orden también se encontraban en estado de alerta para hacer frente a cualquier eventualidad.

En las horas de oscuridad no se han registrado situaciones de emergencia en hospitales o en medios de transporte, según la emisora de radio RAI, salvo intervenciones de policía y bomberos para rescatar a los atrapados. Los aeropuertos funcionan con normalidad, porque también tienen sistemas de iluminación de las pistas. Sin embargo, el metro de las grandes ciudades no funciona, así como los ferrocarriles y un centenar de trenes se han quedados inmovilizados con unas 30.000 personas a bordo.

Suiza, origen del apagón

En cuanto a las causas del apagón, como siempre en estos casos, nadie quiere asumir la culpa. El Gestor de la Red italiana ha reconocido que perdió el control de la red "en cuatro segundos", si bien ha asegurado que el corte se produjo en el suministro eléctrico que procede dede Francia, que es quien surte en gran parte las necesidades italianas. Desde París, la Red francesa de Transporte de Electricidad (RTE) ha desmentido estar en el origen del apagón y ha pasado la pelota a Suiza, origen de la avería, según un portavoz de esta empresa gala.

Al parecer, la pasada madrugada (01.01 GMT) se registró un incidente en una línea en Suiza, seguido poco después por otro en el sur de Austría, y, a las 01.25 GMT, se produjo un cortocircuito en una línea de alta tensión entre Francia e Italia. El cortocircuito en la línea, de 400.000 voltios, entre Albertville (Francia) y Raudissone (Italia), fue "eliminado" rápidamente del lado francés, ha agregado el mismo portavoz, pero del lado italiano se perdió totalmente el control de la red. En un primer momento, RTE había informado de un "breve" corte del flujo, probablemente debido a una tormenta, en dos líneas de alta tensión que llevan electricidad a Italia.

Adiós a la 'Noche en Blanco'

Este corte de electricidad ha puesto un inesperado punto final a la fiesta La Noche en Blanco, que se celebraba en Roma y en la que participaban más de un millón de personas. Esta fiesta cultural, que se celebró por primera vez el año pasado en París, es una iniciativa del Ayuntamiento que consiste en mantener abiertos toda la noche teatros, universidades, museos, galerías e incluso piscinas y realizar actividades en la calle.

Una multitud deambulaba antes del apagón por las calles de Roma, a lo largo de los foros imperiales o cerca de la ruinas del Largo Argentino, para escuchar a los músicos. Momentos después, la televisión mostraba imágenes de Roma sumida en una oscuridad casi total, con la cúpula de San Pedro apagada, y de los usuarios del metro sin escaleras mecánicas, errando por los pasillos o tumbados.

Más información