Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía sueca exculpa al arrestado por la muerte de Lindh y detiene a otro sospechoso

La fiscal considera que las pruebas de las que disponen los investigadores no son suficientes para solicitar la prolongación de la prisión

El principal sospechoso por el asesinato de la ministra de Asuntos Exteriores, Ana Lindh, detenido el pasado 16 de septiembre, ha sido puesto en libertad, según ha afirmado la fiscal del caso, Agneta Blidberg. La policía ha anunciado poco después el arresto de otro sospechoso.

La fiscal considera que las pruebas de las que disponen los investigadores contra el anterior arrestado no son suficientes para solicitar la prolongación de la prisión del detenido. El hombre, de unos 35 años, será liberado hoy mismo.

En una conferencia de prensa celebrada poco después, la policía ha informado de la detención de una persona, contra la que al parecer sí hay cargos y contra el que existe un "grado de sospecha alto".

Una nueva fase

Los responsables policiales han señalado que la detención del nuevo sospechoso se ha producido sin incidentes y -aunque no han difundido su identidad- han señalado que es una persona que ya figura en los registros policiales. Según el diario Expressen, el nuevo detenido fue arrestado en la región de Estocolmo, aunque la Policía no confirmó esta información.

"La investigación entra ahora en una nueva fase, por eso no podemos decir nada", indicó el jefe de la Policía Criminal de Estocolmo, Leif Jennekvist, quien ha añadido que el detenido tiene también parecido con "el hombre NK", como denominó al individuo grabado por las cámaras de los grandes almacenes.

Lindh, ferviente defensora del euro, fue apuñalada el pasado 10 de septiembre en unos grandes almacenes de Estocolmo y falleció al día siguiente.