GUERRA EN IRAK | La ofensiva aérea

Bagdad sufre un nuevo bombardeo con la llegada de la noche

Los aliados atacan la ciudad natal de Sadam Husein, Tikrit, y bombardean de nuevo Mosul

Las sirenas han vuelto a sonar en Bagdad, que sufre con la llegada de la noche la continuación de la lluvia de bombas que durante toda la jornada ha caído en la capital iraquí. Las baterías antiaéreas han respondido de nuevo al ataque aliado, de mayor intensidad que los desencadenados a la luz del día.

Pasadas las 22.00 (hora española), el cielo de la ciudad se ha teñido de un densa humareda rojiza fruto de la explosión de un edificio próximo a uno de los palacios presidenciales de Sadam Husein, alcanzado por los misiles aliados. Minutos antes, tres fuertes explosiones se han escuchado en las afueras de la ciudad.

Más información

Los ataques aéreos sobre Irak comenzaron a las 9.00, hora local (las 7.00 en España), y se repitieron a mediodía y por la tarde antes de aumentar su intensidad por la noche, cuando han llegado a Bagdad nuevos bombarderos B-52 procedentes de Gran Bretaña. Desde el comienzo de la alerta, se han emitido oraciones e invocaciones por los altavoces de las mezquitas de la capital.

Bagdad sufrió anoche un bombardeo extremamente violento que dejó sin suministro eléctrico a varios barrios del sur de la capital y durante el cual un barrio residencial fue alcanzado, con varias viviendas de civiles totalmente destruidas. Dos barrios residenciales de Bagdad, Al Qadisiya y Al Yamia, resultaron afectados por sendas bombas estadounidenses. En Al Qadisiya se podía observar anoche un cráter de al menos diez metros de diámetro, dos casas destruidas y otras cinco dañadas, así como ropa y enseres domésticos esparcidos por las calles.

El Ministerio de Información, reacio en las últimos días a mostrar los efectos de los bombardeos en las zonas oficiales, ha llevado este domingo a los periodistas extranjeros a presenciar los daños causados en varios edificios de viviendas. "EE UU dice que sólo ataca zonas militares. Esta es la demostración de que están mintiendo", dijo el ministro Al Sahaf. Según el ministro, en el ataque de ayer resultaron heridas 366 personas, todas ellas civiles.

Bombas de racimo en Basora

Al Sahaf también ha hablado de los combates de Basora, la segunda ciudad del país, clave en el cotrol del petróleo y cuyo control se disputan ambos bandos. Según sus datos, 77 personas murieron ayer en el bombardeo aliado de la ciudad, en el que se usaron según el ministro bombas de racimo.

Los aviones aviados han bombardeado también la ciudad natal de Sadam Husein, Tikrit. Cuatro personas han muerto en el ataque, según la televisión iraquí. Las agencias han distribuido fotos del museo de la ciudad destruido por las bombas.

Bombardeos en Mosul y Kirkuk

Los bombardeos también han continuado en el norte del país. Esta tarde las explosiones han vuelto a la ciudad de Mosul. Tras el ataque de la pasada madrugada (a las 3.30 hora peninsular española), esta localidad volvía a sufrir los ataques de los aviones norteamericanos y diversas explosiones se escucharon en la ciudad situada en una importante zona petrolera fronteriza con el Kurdistán iraquí.

La ciudad petrolera de Kirkuk, en el norte de Irak, también ha sido sometida hoy a bombardeos desde las regiones kurdas limítrofes, provocando columnas de humo procedentes de cuatro casas incendiadas, según informan los enviados especiales de France Presse.

La defensa antiaérea ha entrado en acción en Kirkuk y los impactos de disparos eran visibles en Chamchamal, a 40 kilómetros de distancia, y que se encuentra controlada por la Unión Patriótica del Kurdistán (UPK).

El paradero de Sadam sigue siendo una incógnita

Pese a que el general al mando de la ofensiva aliada, el estadounidense Tommy Franks, restó ayer importancia a los rumores sobre la suerte del presidente iraquí, lo cierto es que el debate sobre el paradero de Sadam Husein sigue alimentándose por las fuerzas aliadas ya que las especulaciones sobre la muerte del líder iraquí son una poderosa arma de propaganda para estadounidenses y británicos. Algunos medios occidentales dieron por muerto a Sadam tras el primer bombardeo selectivo sobre Bagdad. Ahora, el Gobierno británico cree que Husein pudo haber resultado herido, aunque en todo caso seguiría con vida. "Recibimos información de que Sadam Husein abandonó el área en una ambulancia y se habló de que había resultado herido, incluso se sugirió que había muerto, pero eso es poco probable", ha indicado hoy Mike O'Brien, secretario de Estado británico de Exteriores.

También el jefe del Pentágono, el estadounidense Donald Rumsfeld, ha dado por seguro que Sadam sigue con vida al abrir la posibilidad de que hubiese huido del país porque en "Irak las fronteras son muy porosas".

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50