Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PERÚ

Montesinos se enfrenta hoy al primero de los 65 procesos abiertos en su contra

Las autoridades peruanas despliegan un imponente dispositivo de seguridad ante el peligro de que sufra un atentado

Vladimiro Montesinos, el otrora hombre fuerte del régimen del ex presidente peruano Alberto Fujimori, se enfrenta desde hoy a la justicia de su país, en un proceso por corrupción que ha motivado un gran despliegue de seguridad para evitar cualquier atentado contra su vida.

Montesinos, de 56 años y acusado de haber montado la mayor red de corrupción de la historia de Perú, será sometido a un juicio oral desde las 10.00 horas (16.00 hora peninsular española) en el locutorio del penal de San Pedro, al este de Lima, en el primero de los 65 procesos orales por los que deberá responder. El ex asesor de Fujimori (en el poder desde 1990 al año 2000), será procesado como presunto autor del delito de tráfico de influencias al haber intervenido en 1997 para conseguir un indulto para Américo Pérez Ortega, hermano de su ex pareja sentimental Jacqueline Beltrán.

Montesinos, que ya cumple una condena de nueve años y cuatro meses de prisión por usurpación de funciones, está acusado, en otros procesos, de enriquecimiento ilícito, defraudación tributaria, cohecho, tráfico de armas, tráfico de influencias, homicidio calificado, violaciones de los derechos humanos y corrupción de funcionarios, entre otros delitos.

Maniobras de dilatación

El ex asesor, considerado un especialista en dilatar los procesos, intentó hasta el último momento impedir el inicio del juicio de hoy mediante una recusación que fue desestimada por la Sala Anticorrupción. Montesinos ya había logrado en octubre pasado que otro juicio oral se suspendiera y, en estas últimas semanas, declaró que tenía problemas de salud por el estrés que le produce estar encarcelado desde junio de 2001 en la prisión de la Base Naval del Callao.

La semana pasada, el ex asesor pidió que los vocales superiores que integran la Sala Especial Anticorrupción, Inés Villa Bonilla, Roberto Barandiarán e Inés Tello, "se aparten" del proceso por una presunta falta de imparcialidad. El ex asesor señaló, además, que se pone en riesgo su vida "de manera innecesaria" al tener que trasladarlo desde su prisión en la Base Naval del Callao hasta el penal de San Pedro.

La Sala Anticorrupción declaró, sin embargo, que esta demanda carece de "sustento legal" y la consideró "una maniobra dilatoria para entorpecer los juicios en su contra". Durante la primera audiencia del juicio, unos 1.000 policías velarán por la seguridad del proceso. Las medidas de seguridad contemplan dos anillos alrededor del perímetro del penal, además de la presencia en todo el presidio de policías de unidades especiales y de agentes de inteligencia. La prensa peruana reveló el lunes que un informe de los servicios de inteligencia señala que Montesinos es una "víctima potencial de atentados".