ONU

La Cumbre de Monterrey abre el debate para una nueva relación entre ricos y pobres

Casi 60 mandatarios han confirmado su asistencia a este encuentro convocado por la ONU

La Conferencia Mundial de la ONU sobre Financiación para el Desarrollo ha comenzado hoy en la ciudad mexicana de Monterrey con la asistencia de 180 países que analizarán medidas para reformar la relación entre países ricos y pobres.

En la cumbre participarán medio centenar de jefes de Estado o de Gobierno, el secretario general de las Naciones Unidas, Kofi Annan, y organizaciones multilaterales como la Organización Mundial de Comercio (OMC), el Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional FMI).

Más información

La reunión se celebra en el Centro Internacional de Negocios (Cintermex) de la ciudad de Monterrey, en el norte de México, en medio de grandes medidas de seguridad con vallas metálicas que impiden acercarse a personas no acreditadas o manifestantes antiglobalización.

En los primeros tres días de reunión participarán altos funcionarios y ministros, y el jueves y viernes se incorporarán los jefes de Estado y de Gobierno.

El llamado Consenso de Monterrey, que será aprobado oficialmente el viernes, contiene medidas para que la globalización sea más regulada, según el ministro mexicano de Relaciones Exteriores, Jorge Castañeda.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

El documento, ya negociado, recomienda la liberalización del comercio internacional como promotor del desarrollo con críticas a las barreras de los países industrializados, propone buscar medidas para aliviar el excesivo endeudamiento de los países de ingresos medios y una mayor participación de las naciones en desarrollo en el sistema financiero multilateral.

Sin embargo, también advierte de que los países en desarrollo deben reforzar su lucha contra la corrupción, respetar el derecho a la propiedad y asegurar el Estado de Derecho y el buen gobierno, como condicionantes para la ayuda financiera internacional.

Seguridad

La participación de las ONG es uno de los elementos que, según los funcionarios, alejan la posibilidad de movilizaciones violentas durante la Conferencia de Monterrey.

El gobierno mexicano ha desplegado un impresionante dispositivo policial para proteger el recinto donde se celebrará la cumbre (el Palacio de Monterrey). A los 6.500 agentes mexicanos se sumarán los de Naciones Unidas, que se encargarán de la seguridad del interior del recinto.

Hasta hoy, los globalifóbicos, como se conoce en México a los grupos antiglobalización, han brillado por su ausencia en Monterrey, aunque unas cincuenta organizaciones integradas en el Foro Social Mexicano han anunciado movilizaciones paralelas a la Conferencia para los días 18 y 21.

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50