LA GUERRA CONTRA EL TERRORISMO

El Pentágono da por concluida la misión de los 'marines' en el sur de Afganistán

Aviones de EE UU bombardean un presunto complejo de líderes talibanes

Washington / Kabul - 29 dic 2001 - 23:00 UTC

El Pentágono ha anunciado hoy que los marines desplegados en el sur de Afganistán van a ser reemplazados próximamente por cuerpos aerotransportados para liberar a este cuerpo de élite, que se dedicará a nuevas misiones no especificadas.

Miembros de la División 101 de los cuerpos aerotransportados, una unidad de asalto con base en el fuerte Campbell (Kentucky) han recibido ya la orden de partir hacia Afganistán para formar parte de la campaña estadounidense contra los miembros de la red Al Qaeda que aún siguen en suelo afgano tras el colapso del régimen talibán.

Más información

"Estas fuerzas relevarán a los 'marines' en la zona de Kandahar, con el objetivo de permitir a estos soldados que se preparen para asumir nuevas misiones", ha explicado un portavoz del Pentágono, Michael Humm. Sin embargo, el Pentágono no ha señalado cuándo se va a llevar a cabo este cambio ni cuál es el próximo objetivo de los marines.

Más de 1.000 marines se encuentran desplegados en el sur de Afganistán desde que una avanzadilla de soldados montó una base cerca del aeropuerto de Kandahar, el pasado 25 de noviembre.

El Pentágono ha indicado que los soldados de la División 101 "continuarán realizando operaciones de combate contra los talibanes y las fuerzas de Al Qaeda que todavía resisten en Afganistán". Además, los nuevos soldados seguirán con los preparativos en el aeropuerto para permitir la llegada de ayuda alimentaria y de personal de las organizaciones humanitarias.

Nuevos bombardeos de EE UU

Los aviones de Estados Unidos bombardearon el viernes un complejo de edificios en el este de Afganistán en el que se cree que se refugiaba la cúpula de los talibanes, según ha anunciado hoy el Pentágono.

La operación se realizó el viernes, y en ella dos bombarderos de largo alcance B1-B lanzaron misiles guiados contra un conjunto de edificios situado a unos 16 kilómetros de la ciudad de Gardez, ha indicado un portavoz militar.

Se trata del último ataque aéreo llevado a cabo hasta ahora por los aviones estadounidenses, que continúan sobrevolando Afganistán a la búsqueda de "blancos de oportunidad" y en espera de nuevos datos de los servicios de espionaje.

El portavoz del Pentágono ha indicado que el ataque se llevó a cabo porque tenían "indicios de que había importantes dirigentes talibanes en las instalaciones" bombardeadas, si bien ha evitado identificar a esos líderes. Sí ha señalado que los misiles alcanzaron su objetivo, aunque todavía se evalúan los resultados de ese ataque.

Mientras tanto, las fuerzas de Estados Unidos continúan el traslado de prisioneros al centro de detención provisional de Kandahar, donde ya hay 139 talibanes o presuntos miembros de la red terrorista de Al Qaida.

Ese centro, custodiado por la Infantería de Marina, pasará a control de la 101 División paracaidista a mediados de enero, mientras el Pentágono estudia la posibilidad de llevar a los presos a la base de Guantánamo (Cuba), donde tiene previsto trasladar a cientos de ellos. Otros 11 prisioneros se encuentran en otros lugares de Afganistán y en el buque Peleliu, que navega en las inmediaciones de la costa paquistaní.

A los presos se les toman las huellas dactilares y se les somete a interrogatorios para tratar de conocer el paradero de los dirigentes talibanes y de Al Qaeda, así como para averiguar nuevos datos sobre posibles objetivos terroristas.

Lo más visto en...

Top 50