ANÁLISIS | NACIONAL

Alboroto en las aulas

Alboroto en las aulas. LA CONSEJERA DE EDUCACIÓN del Gobierno tripartito catalán anunció el pasado martes su intención de inaplicar a partir de ahora dos preceptos de la Ley Orgánica de la Calidad de la Educación (LOCE) que habían sido desarrollados reglamentariamente al comienzo del año académico 2003-2004: la repetición forzosa de los alumnos de la Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO) con tres suspensos y la prueba extraordinaria de recuperación posterior para salvar tal obstáculo. Ese incoado propósito implica una doble irregularidad: de un lado, la suspensión de una medida en vigor siempre corre el peligro de incurrir en retroactividad; de otro, la paralización por una comunidad autónoma de una ley orgánica aprobada por las Cortes Generales vulnera la jerarquía normativa del Estado de Derecho. Para mayor alarma, la consejera de Educación del Gobierno de Vitoria se unió alegremente a la fiesta con el anuncio de la próxima sustitución de la LOCE por una ley de ámbito vasco "siguiendo directrices europeas".