Exposiciones de arte

Pierce Brosnan, el James Bond que encontró en la pintura su mejor terapia

El actor, que empezó en el arte como terapia tras la muerte de su primera mujer, expondrá por primera vez sus obras a finales de año en Los Ángeles

Pierce Brosnan, durante una entrega de premios en Londres, en 2020.
Pierce Brosnan, durante una entrega de premios en Londres, en 2020.Ian West / PA / Cordon Press

Casi al mismo tiempo en el que empezó a aparecer en la gran pantalla, en los ochenta, Pierce Brosnan agarró un pincel y comenzó a dar rienda suelta a su lado más creativo a través de la pintura como una forma de terapia. Fue en 1987, “en una noche oscura”, tal y como él mismo ha contado ahora en su perfil de Instagram, y desde entonces, su afición no ha parado de crecer hasta el punto que, a finales de año expondrá todas sus obras en Los Ángeles, California. “Es hora de dejarlas ir”, ha comentado en la red social junto con el anuncio de la muestra. La noticia ha sido acogida con entusiasmo por algunos de sus amigos como Esther Cañadas, con quien compartió rodaje en El secreto de Thomas Crown. “Me encanta”, la he respondido la modelo.

Más información

Él mismo se define en la biografía de su cuenta como “actor, productor y pintor”, una faceta a la que se ha entregado en los últimos tiempos. Con frecuencia el propio Brosnan, de 68 años, publica vídeos y fotografías en su estudio, dando los últimos toques a sus coloridas creaciones y en las que agradece todo el apoyo recibido. “Gracias a todos por sus cariñosas palabras de agradecimiento por mi trabajo. Son piezas que están a punto de terminarse. Lentamente”, dice el intérprete en una de ellas, que ya había previsto exponer en 2020 en Santa Mónica, pero cuya muestra tuvo que ser suspendida.

Desde hace más de treinta años Brosnan ha encontrado en la pintura una vía de escape y una herramienta para gestionar y hacer frente a algunos de los momentos más dolorosos de su vida. Esa “noche oscura” a la que el exagente 007 hace referencia en su publicación se refiere, en realidad, al momento en la que su primera mujer, Cassandra Harris, fue diagnosticada de cáncer de ovario, del que murió en 1991 con 43 años. Un doloroso episodio que se repetiría años más tarde, en 2013, cuando la misma enfermedad también acabó con la vida de Charlotte, hija de Harris y su anterior esposo, que el artista cuidó como si fuera suya y que adoptó el apellido Brosnan cuando falleció su madre.

La vida de Brosnan ha estado salpicada desde sus inicios de momentos difíciles. Nacido en la costa este de Irlanda, su padre abandonó a su madre cuando él era aún un bebé y ella se fue a trabajar a Londres, así que el actor se crio con sus abuelos, y al fallecer estos, convivió con otros familiares. Una ausencia de hogar propio que, en repetidas ocasiones, le ha hecho referirse a su infancia como uno de los periodos más difíciles en lo personal y que más le ha marcó como adulto. Así explica él que le guste ejercer como padre y que tenga una forma de ser muy casera. Además de adoptar a Charlotte y Christopher, los dos hijos de su anterior pareja, Cassandra Harris, ambos tuvieron otro vástago, Sean. El actor volvió a casarse en 2001 con la periodista Keely Shaye Smith, con quien comparte su vida desde entonces y con quien tiene dos hijos, Paris y Dylan. En 2005, el artista confesó en una entrevista en la revista Playboy que había cortado la relación con su hijo Christopher por su adicción a la cocaína.

Los actores Pierce Brosnan y Cassandra Harris junto a sus hijos, Charlotte y Christopher, en una imagen de los años 80.
Los actores Pierce Brosnan y Cassandra Harris junto a sus hijos, Charlotte y Christopher, en una imagen de los años 80. Gtres

En las obras de Brosnan hay desde guiños a Man Ray y Matisse a retratos de Bob Dylan. Este último, por ejemplo, fue subastado en 2018 en la gala benéfica AMFAR del Festival de Cannes y alcanzó un precio de 1,4 millones de dólares (unos 1,2 millones de euros). En aquel acto, el irlandés dio un emotivo discurso en el que confesó el por qué de sus comienzos en el arte, asegurando que había estado “pintando debido al dolor”. “El dolor, a veces, se manifiesta en color”, aseguró entonces.


Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50