Harry Styles

Harry Styles, más rico y con más éxito desde que dejó One Direction

El cantante británico, de 26 años, triunfa como solista con dos álbumes, las firmas de moda se lo rifan y ya ha hecho sus pinitos como actor y productor de cine

Harry Styles, en los Brit Awards en Londres el pasado febrero.
Harry Styles, en los Brit Awards en Londres el pasado febrero.SIMON DAWSON / Reuters

Cuando hace diez años un humilde y jovencito Harry Styles de solo 16 años dejó la panadería en la que trabajaba para subirse al escenario del programa The X Factor de Reino Unido y cautivar al jurado cantando Isn’t she lovely, de Stevie Wonder, pocos podían presagiar lo que estaba por llegar para el que hoy es una de las mayores estrellas mundiales de la música, la moda y hasta del cine. De su paso por el talent show salió la banda musical masculina One Direction, que lanzó a la fama a los cinco componentes pero que, tras su disolución en 2016, ha sido él el miembro que sin duda ha resultado mejor parado.

Y las cifras lo constatan: Harry Styles es el miembro más rico de la ya inexistente banda. Según ha revelado The Sun, el británico ha acumulado 50 millones de libras (unos 55 millones de euros al cambio) más en sus tres años como solista que durante los cinco años que formó parte de la boyband. “Las últimas cifras de Erskine Records, que lleva las ganancias de sus ventas de música, muestran que tiene activos de 24,7 millones de libras. También ha recaudado 21,8 millones de libras más por actuar, a través de Erskine Touring”, explica el diario británico que suma “otros activos por valor de 3,4 millones de libras en su empresa HSA Publishing”. Una cifra que solo tiene en cuenta su trayectoria musical, pero a la que faltaría sumarle sus ganancias como actor en la película Dunkerque, dirigida por Christopher Nolan en 2017; como productor ejecutivo en la comedia Happy Together, la serie inspirada en su propia vida; los beneficios de su último álbum, Fine Line, publicado el pasado mes de diciembre; y su colaboración con Gucci, que solo el año pasado ganó casi 10 millones de euros como embajador de la firma.

Con una fortuna total estimada en unos 75 millones de euros, Harry Styles ocupa la tercera posición de la lista de los menores de 30 años más ricos del Reino Unido, por detrás de Ed Sheeran y Daniel Radcliffe, pero por delante de sus cuatro excompañeros. Y no solo con sus emolumentos supera Styles al resto de los miembros de One Direction. Con el lanzamiento de su último sencillo, Watermelon Sugar, el cantante ha alcanzado el primer puesto en la Billboard Hot 100, una de las listas musicales más importantes a nivel mundial. Este logro ya lo había conseguido su compañero Zayne Malik en 2016 cuando, tras ser el primero en abandonar la banda, emprendió su carrera en solitario y lanzó Pillowtalk. Sin embargo, Watermelon Sugar es el cuarto éxito de Harry Styles que entra en el top 10 de la lista de sencillos de Reino Unido, algo que le vuelve a colocar en la primera posición respecto a sus compañeros.

Pero que a él le ha ido demasiado bien no quiere decir que a los exintegrantes de la banda les esté yendo mal en solitario. La fortuna de Nial Horan está calculada en 50 millones de libras; Lous Tomilson ocupa el tercer lugar con 45 millones; Liam Payne ha acumulado 44 millones y Zayn Malik cuenta con unos 36 millones de libras. Un éxito que, si el décimo aniversario de la creación de la banda celebrado en julio no ha hecho que los miembros de One Direction volvieran a reunirse sobre el escenario pese a los deseos de sus seguidores, no hace más que constatar que les va mejor a cada uno por su lado.

Mientras, Styles sigue enfocado en su música. A pesar de que su gira de 2020, que incluía conciertos en España, se ha pospuesto a causa de la pandemia por el coronavirus, el cantante continúa trabajando y lanzando productos de merchandising, como toallas de playa con su cara plasmada y botellas reutilizables. También se vuelca en causas solidarias, y no ha dudado en colaborar con el movimiento Black Lives Matter publicando un texto en sus redes sociales y haciendo una donación para pagar la fianza de los organizadores detenidos por la manifestación. No es la primera vez. En 2018 la estrella quiso compartir con los más necesitados el éxito conseguido durante la gira con su álbum homónimo y donó un millón de lo recaudado a organizaciones benéficas en todo el mundo. También se ha volcado con los refugiados o con las víctimas del atentado en Mánchester en 2017. El que fue uno de los anfitriones de la última gala Met, celebrada en 2019 porque este año no ha habido debido a la pandemia, se declara feminista y ha participado vivamente con el movimiento Time’s Up, pero afirma que no pretende conseguir aplausos por ello. “Pues claro que los hombres y las mujeres deben ser iguales. Es algo muy sencillo”, declaró hace un año a la revista Rolling Stones, donde protagonizó la portada de agosto.

En la publicación también reconoció que la meditación le ayuda a poner freno a toda la locura que le rodea y habló de algunas costumbres que tiene para alcanzar esa paz que un millonario de 26 años necesita: conducir de noche, leer novelas del japonés Haruki Murakami, darse baños helados o echarse unos tragos de tequila.

Lo más visto en...

Top 50