_
_
_
_
_

Crema de espinacas: la receta para todos los públicos que nunca falla

Su preparación es ultra sencilla y acompañada de un huevo, queso o picatostes te apaña cualquier cena. Recomendamos fervientemente el uso de espinacas frescas

La sopa favorita de Popeye
La sopa favorita de PopeyeJulia Laich
Julia Laich

Podríamos escribirle una carta de amor a las cremas de verduras, que por la sencillez de su preparación, su enorme versatilidad y por la cantidad de cenas nos salvan a lo largo del año, bien merecida la tendrían. En esta en particular, las espinacas son las protagonistas, y las cocemos durante poco tiempo para que conserven su sabor y su color verde radiante. ¿Puedes utilizar espinacas congeladas? Sí, aunque en mi opinión queda mucho mejor con espinacas frescas, que puedes conseguir ya lavadas y hasta troceadas si lo que te frena es la pereza. Van acompañadas de un poco de ajo, cebolla y apio –este último, totalmente opcional– para dar más sabor y patata para darle cuerpo (también podrías usar alubias blancas cocidas).

Quizás llame tu atención la leche entre la lista de ingredientes, pero al preparar y probar esta sopa te darás cuenta de que le aporta cierta suavidad y equilibrio (por algo combinan tan bien la espinaca y la bechamel, por ejemplo). Si no tomas productos de origen animal, puedes sustituirla por tu bebida vegetal de preferencia -sin azúcar añadido-, teniendo en cuenta el sabor que pueda aportarle; y si no tomas lácteos ni te gustan las bebidas vegetales, simplemente aumenta la cantidad de caldo o agua al doble.

Tiempo: 40 minutos

Dificultad: Perfecta para hacer con infantes

Ingredientes

Para 4 personas

  • ½ cebolla (80-100 g)
  • 1 diente de ajo
  • ½ rama de apio (40 g)
  • 1 patata (250 g)
  • 300 g de espinacas frescas
  • 400 ml de leche de vaca o vegetal
  • 400 ml de caldo de verduras o agua
  • Aceite de oliva
  • Nuez moscada
  • Pimienta negra
  • Sal

Instrucciones

1.

Picar la cebolla, el ajo y el apio. Rehogar en una olla con un par de cucharadas de aceite de oliva a fuego medio-bajo hasta que se doren ligeramente y se ablanden.

2.

Pelar y cortar la patata en cubos pequeños. Añadirla a la olla, salpimentar y añadir nuez moscada al gusto. Rehogar durante tres o cuatro minutos más.

3.

Agregar la leche y el caldo o agua. Llevar a hervor suave y cocer hasta que la patata esté blanda por completo, aproximadamente 15 minutos. 

4.

Añadir las espinacas lavadas y ligeramente picadas (al principio parecerá que es demasiada cantidad para poco líquido, pero enseguida reducen). Mezclar, tapar y cocer durante tres minutos más. Apagar el fuego y dejar reposar cinco minutos.

5.

Triturar la mezcla con una batidora de mano o licuadora. Probar y rectificar el punto de sal si fuera necesario.

6.

Servir caliente. De manera opcional se puede acompañar con picatostes, frutos secos, queso rallado o con un huevo pochado o cocido durante seis minutos.

Si tienes dudas o quejas sobre nuestras recetas, escríbenos a elcomidista@gmail.com. También puedes seguir a El Comidista en TikTok, Instagram, X, Facebook o Youtube.

Sobre la firma

Julia Laich
Redactora y guionista, principalmente de gastronomía. Sus textos y recetas han aparecido en EL PAÍS, Bestial! (RTVE), Revista NT y Bon Viveur. Es cofundadora de Bizio, una pequeña productora de sidra vasca, y gestiona el área digital de la revista argentina Anchoa. Graduada en Comunicación Audiovisual y Máster en Reportaje y Documental Transmedia.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_