Suscríbete a EL PAÍS y sé parte de nosotros para apoyar la elaboración de noticias como esta. SUSCRÍBETE AHORA

Todos los casos conocidos de pederastia en la Iglesia española

Han salido a la luz 0 casos 0 víctimas en España

La primera base de datos de referencia sobre los abusos en la Iglesia católica española, clasificada de forma exhaustiva por EL PAÍS

En España, oficialmente, el problema de pederastia en la Iglesia católica es casi inexistente. Parece una excepción dentro del mundo católico occidental, junto a Italia y Portugal. La Conferencia Episcopal Española se niega desde hace años a investigar el problema y admite que nunca ha contado los casos que conoce, aunque de todos modos asegura que son muy pocos. El Estado nunca se ha preocupado por la cuestión. El resultado es que no hay ninguna estadística que permita saber la verdad. En otros países, bien la Iglesia, bien el Gobierno o los tribunales han emprendido investigaciones en profundidad. El resultado de la investigación independiente encargada por la Iglesia en Francia, que ha contabilizado 216.000 víctimas y al menos 3.000 sacerdotes acusados, supone el mayor hito en el escándalo de los abusos en la Iglesia desde que comenzó a estallar en Estados Unidos en 2002, con las revelaciones del Boston Globe. La comisión francesa abrió un correo electrónico a las víctimas en 2019 y llegaron miles de mensajes. En España ese buzón lo abrió EL PAÍS en octubre de 2018.

Este diario publicó entonces la primera radiografía del fenómeno con los escasos datos disponibles, las sentencias judiciales y la hemeroteca: apenas se contabilizaban 34 casos en cuatro décadas, y las diócesis españolas solo admitían cuatro. A partir de ese momento, el correo electrónico de este periódico recibió casi medio millar de mensajes, que se han traducido en la publicación de un centenar de casos. Junto a los que han ido saliendo a la luz en España a través de los medios de comunicación, las cifras se dispararon. EL PAÍS clasificó luego de forma exhaustiva la información de todos los casos conocidos, con el fin de crear la primera base de datos de referencia sobre la pederastia en la Iglesia católica española. La hizo pública en abril de 2021: en tres años las cifras se habían multiplicado por 10.

Otro paso decisivo fue el 2 de diciembre de 2021, ese día EL PAÍS entregó al Papa un informe con 251 casos inéditos en España, que también hizo llegar el 10 de diciembre al presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE). Este dosier obligó a abrir una investigación sin precedentes en la Iglesia española, casi duplicó el número de casos conocidos e hizo superar el millar de víctimas.

En 2022 EL PAÍS elaboró un segundo informe, que entregó en junio a la Conferencia Episcopal Española, con 278 nuevos testimonios y 244 acusados, de los que 44 ya habían sido denunciados anteriormente por otros afectados. Con esta nueva entrega se sumaron cerca de 300 nuevas víctimas a las identificadas por este periódico.

En todos los países la tarea de sacar a la luz la pederastia en la Iglesia católica ha llevado años y ha estado encabezada por las investigaciones de los medios de comunicación. Esta base de datos, que se ha ido actualizando con los nuevos casos que salían a la luz, es una herramienta pensada para durar años, documentar el fenómeno con exactitud y ayudar a las víctimas. Se puede consultar la lista de casos, ordenada cronológicamente, y buscar por municipio o lugar de los hechos (colegios, centros religiosos, etc.), además de filtrar los casos por comunidad autónoma y orden religiosa. Todos los detalles de cada caso se pueden conocer pinchando en el enlace de la noticia.