Los asuntos exteriores de Ayuso: una oportunidad de promoción personal a la espera de que lleguen las inversiones

La presidenta trabaja en un convenio con la región Îlle de France (Paris) y con Lisboa para solicitar fondos europeos. Ha viajado a EE UU o Italia, ha recibido a presidentes de Gobierno y embajadores, y ha utilizado su acción exterior para cargar contra el Gobierno de Sánchez

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, con la presidenta del Consejo de Île-de-France, Valérie Pécresse, tras la firma de un convenio entre ambas administraciones.
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, con la presidenta del Consejo de Île-de-France, Valérie Pécresse, tras la firma de un convenio entre ambas administraciones.COMUNIDAD DE MADRID

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, firmó el jueves con Valérie Pécresse, presidenta del Consejo de Île-de-France, un memorando que incluye el compromiso de que las dos instituciones soliciten conjuntamente fondos europeos de gestión directa, y anunció que trabaja en un acuerdo similar con Lisboa (Portugal). Esa apuesta, que se enmarca en las competencias autonómicas, subraya que la líder conservadora es la presidenta regional que está explotando con más intensidad la política exterior como parte nuclear de su mandato. Desde que llegó al poder, en 2019, Ayuso ha recibido a los presidentes de Colombia o Ecuador; se ha citado con decenas de embajadores; y ha viajado a Estados Unidos, Francia, Portugal o Italia. Estos desplazamientos, que han supuesto un gasto de 60.000 euros para el erario público, no han cristalizado aún en grandes inversiones conocidas para Madrid. Sin embargo, sí han servido para promocionar a Ayuso, acompañada casi siempre por una cámara de la televisión pública regional, Telemadrid; y para abrir nuevos frentes en su confrontación constante con el gobierno de España.

“Este memorando está lleno de iniciativas que estoy deseando que pronto firmemos juntos, como por ejemplo la captación de fondos europeos”, detalló la presidenta regional el jueves, durante un acto compartido con Pécresse en Madrid. “Me consta que las regiones que remamos contra corriente a favor de nuestros ciudadanos muchas veces tenemos dificultades para que desde los gobiernos nos ayuden con los fondos europeos”, siguió, en una crítica velada a Pedro Sánchez. “Y por eso creo que podemos juntos competir y conseguir que nos lleguen, así como seguir buscando aliados en otras regiones, como hablamos, como puede ser por ejemplo, Lisboa, o como hicimos hace poco con el condado de Miami Dade [EEUU]”.

Los proyectos europeos de gestión directa son concedidos por la Comisión Europea a ayuntamientos, regiones, empresas, ONG o universidades sin que las propuestas agraciadas tengan que ser avaladas previamente por los estados, explica un portavoz del Gobierno regional, que detalla que por esta vía han llegado a Madrid más de 2.000 millones en los últimos años. Sin embargo, Madrid no se había lanzado hasta ahora a buscar el apoyo de otras regiones europeas para obtener estos fondos, ni había esbozado la posibilidad de construir un eje tan potente como el que formaría la alianza de tres de las principales regiones-capitales europeas (París-Lisboa-Madrid). Una señal más de que Ayuso, tan crítica siempre con la acción exterior del independentismo catalán y su red de embajadas, apuesta fuerte por la política internacional.

La presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el líder venezolano Juan Guaidó, sostienen una bandera de Venezuela ante cientos de personas en la Puerta del Sol, acompañados por el entonces vicepresidente Ignacio Aguado.
La presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el líder venezolano Juan Guaidó, sostienen una bandera de Venezuela ante cientos de personas en la Puerta del Sol, acompañados por el entonces vicepresidente Ignacio Aguado.SUSANA VERA (Reuters)

Febrero de 2020. Carmen Calvo, por entonces vicepresidenta primera del Gobierno de España, explota. “La política exterior es asunto del Gobierno de España y es intolerable que el PP quiera utilizar instituciones como el Ayuntamiento de Madrid o la Comunidad autónoma para eso”, dice en una entrevista publicada por EL PAÍS, apelando a la lealtad institucional. “Están haciendo política exterior donde no corresponde”, recalca. “Y exigimos que se respeten las instituciones”.

¿Qué ha ocurrido? Entre otras cosas, que Ayuso ha recibido con todos los honores a Juan Guaidó, presidente encargado de Venezuela, al que extiende alfombra roja, procura un baño de masas en el corazón de la capital de España, y permite organizar un encuentro con su padre en un exclusivo chalet del Canal de Isabel II. En contraste, el gobierno central opta por un perfil bajo: una cita en la Casa de América con la ministra de Exteriores, y sin el presidente del gobierno. Las chispas que saltan consecuentemente son el aviso del fuego que está por venir. Porque ese día, Ayuso comienza a explotar las múltiples posibilidades que le ofrece la política exterior.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

De Miami a Lisboa, pasando por París, Bruselas, Venecia y Marsella, el Gobierno de la Comunidad de Madrid se ha gastado en lo que va de año más de 30.000 euros en los viajes institucionales al extranjero de su presidenta. Esa factura se une a la generada en 2021 por otro viaje oficial a Nueva York y Washington para disparar el balance total por encima de los 60.000 euros (una cifra que incluye los 15.000 euros invertidos por Telemadrid en seguir esa gira). El Ejecutivo regional asegura que de todos esos desplazamientos avisó previamente a Exteriores. El ministerio confirma que así es para los viajes de 2022, y también para el de EE UU de 2021.

Con el equipo de Obama

Septiembre de 2021. Mientras Ayuso y su equipo vuelan a Nueva York, un ejecutivo de una fundación estadounidense se desplaza en tren de Washington a la ciudad de la gran manzana. Una vez allí, ese directivo hace algo más que fotografiarse sonriente en la icónica Times Square con la presidenta de la Comunidad de Madrid y sus acompañantes. Mientras Ayuso se cita con el equipo editorial del The Wall Street Journal, o con grupos de presión y think tanks, él se sienta como uno más del grupo ante la mesa. Su presencia simboliza un viaje preparado al milímetro para tener impacto mediático a través de reuniones con nombres sonoros, como el del exalcalde neoyorquino Michael Bloomberg, o el de un puñado de congresistas en el Capitolio. Son gente cara de ver. Y él, que conecta al equipo de Ayuso con el del expresidente estadounidense Barack Obama, es una de las llaves que ayudan a abrir esas puertas elitistas a una política española.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en las inmediaciones del edificio del Capitolio, sede del Congreso de los Estados Unidos, en septiembre de 2021.
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en las inmediaciones del edificio del Capitolio, sede del Congreso de los Estados Unidos, en septiembre de 2021.Craig Hudson. POOL (Europa Press)

“Hizo de introductor en el área [del partido] Demócrata”, explica una fuente gubernamental sobre aquel ejecutivo, a su vez alistado en una fundación liderada por el español Juan Verde, que fue subsecretario adjunto para Europa y Eurasia en el Departamento de Comercio del Gobierno de los Estados Unidos durante la etapa del demócrata Obama en la Casa Blanca. “Hay demócratas ayusers...”, sigue este interlocutor. “Con él trabajamos solo en Washington, zona política. En Nueva York, los contactos empresariales iban por otro lado, aunque él estuvo ya con nosotros. En Miami [durante un desplazamiento en 2022], el viaje lo montamos de manera diferente”.

Contactado por este diario, Verde declinó hace cualquier comentario más allá de que desconocía cualquier aspecto de la organización del viaje de Ayuso.

La realidad es que ese primer periplo estadounidense de 2021 supone un punto de inflexión en la agenda internacional y mediática de la presidenta de Madrid. Durante esa semana, Ayuso se cita en Nueva York con Horacio Rodríguez Larreta, jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires (Argentina). A su vuelta, recibe en Madrid a algunos nombres políticos clave en la esfera del mundo liberal, que la líder madrileña aspira a representar: los que en ese momento son el alcalde de Lima, Jorge Muñoz Wells; el presidente de Ecuador, Guillermo Lasso; o el de Colombia, Iván Duque.

Lo más sorprendente, no obstante, ocurre unos meses después, justo cuando acaba 2021 y nace 2022. El escenario es de nuevo Estados Unidos. En medio de lo que parecen sus vacaciones de Navidad, la presidenta regional, desplazada a Nueva York, se entrevista con Eric Adams, que acababa de ser elegido como alcalde de la ciudad.

¿Cómo ocurre aquello? ¿Hay alguna firma de lobby o intermediación que esté sirviendo para abrir las puertas de los despachos estadounidenses a Ayuso? La Comunidad niega tajantemente que ocurriera lo que relata una fuente estadounidense conocedora del encuentro con Adams: que la cita se organizó a toda prisa, y tras la llamada de un intermediario que conocía a los dos políticos tan bien como para telefonear directamente al móvil del regidor y solicitarle que recibiera a la presidenta.

“No. [En este caso] no hay nadie intermediando. Fue contacto directo”, afirma una fuente gubernamental. “Los viajes los montamos desde Madrid tirando de todos los contactos que tenemos”, añade sobre la organización de los desplazamientos, en la que jugó un papel fundamental el poderoso jefe de gabinete de la líder, Miguel Ángel Rodríguez. “Si la pregunta es si hemos pagado a alguna empresa, la respuesta en que no. Si la pregunta es si han colaborado empresas, la respuesta es que sí”, añade.

Y así se llega hasta junio de este año, cuando Ayuso vuela durante una semana a Miami, y se reúne, entre otros, con directivos de Sony o de Universal. No obstante, de esos desplazamientos no se ha derivado aún ninguna gran inversión conocida.

“Una empresa no traslada inversiones grandes así, en pocos meses”, responden en el Ejecutivo. “Una parte importante del éxito de esos viajes son los contactos y el arranque de consultas sobre oportunidades de inversión de muchos empresarios e inversores”, afirman. “Todos se han interesado especialmente por tres puntos: Madrid Nuevo Norte; proceso de digitalización; medio ambiente: energías limpias”.

Ayuso no es la única líder autonómica con agenda exterior. Sin embargo, es la que ha logrado hasta ahora sacarle mayores réditos personales. De cara a los electores, porque la posiciona como algo más que un líder autonómico. Y de cara a su propio partido, porque el impacto mediático de sus desplazamientos le da peso interno.

“Ayuso cuenta con una imagen internacional de la cual carece actualmente el presidente popular [por Alberto Núñez Feijóo]”, opina Gabriela Ortega, directora del grado en relaciones internacionales de la Universidad Camilo José Cela y consultora política. “Ser presidenta regional le permite recibir a autoridades, y también viajar y ser recibida, con más facilidad que el líder de la oposición”.

El último paso es la apuesta por tejer un eje Madrid-Lisboa-París para obtener fondos europeos de gestión directa. La presidenta madrileña visitó Lisboa en julio y compareció junto a Carlos Moedas (Partido Social Demócrata, centroderecha) para mostrar la buena conexión entre ambos. En la rueda de prensa anunciaron que aumentarán la colaboración entre Madrid y Lisboa en áreas como la innovación o la cultura, que podría desarrollarse en un acuerdo, sin que de momento se haya avanzado sobre ello, según una fuente municipal. No hubo entonces ninguna referencia a los fondos comunitarios.

“Hace pocos meses tuve una reunión con el alcalde de Lisboa, y son muchos los proyectos en común que tenemos Portugal y España (...) Hace falta una verdadera unión ibérica, porque esto nos impulsaría como proyecto político, económico y social”, defendió este lunes Ayuso. Tras la firma del acuerdo con el Consejo de Île-de-France, ese sería el siguiente paso para consolidar el eje Lisboa-Madrid-París.

Con información de Tereixa Constenla.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Sobre la firma

Juan José Mateo

Es redactor de la sección de Madrid y está especializado en información política. Trabaja en el EL PAÍS desde 2005. Es licenciado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Periodismo por la Escuela UAM / EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS