EL TIEMPO

Madrid, a la espera de la gran nevada del siglo

Este jueves se prevé que se acumulen cinco centímetros en la sierra, el sur, las Vegas y el oeste de la región y tres en el área metropolitana y el Henares, pero el viernes y el sábado nevará con más intensidad

Un hombre practica esquí de fondo junto al estanque grande del parque del Retiro, el 11 de enero de 2010.
Un hombre practica esquí de fondo junto al estanque grande del parque del Retiro, el 11 de enero de 2010.SAMUEL SÁNCHEZ

Más información

“En Madrid es complicado que nieve”, concluye Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), cuando cada invierno se le pregunta por la posibilidad de que el temporal de turno deje una buena nevada en la capital. “Por su altitud y su orografía, no se dan las dos condiciones necesarias a la vez: cuando hay lluvia, no se dan las temperaturas y cuando estas sí se alcanzan, no hay agua”, continúa. Además, debido al cambio climático, cada vez nieva menos. Si en los años sesenta había una medida de cinco días en los que se podía ver algún copo en la capital, ahora son tan solo tres, detalla Del Campo. El año pasado, nevó tímidamente apenas dos veces y en primavera, pero este recién estrenado año se han alineado los astros y se esperan, contando con este jueves, hasta tres días de nevadas importantes gracias a la interacción de una masa de aire muy fría con una más templada y húmeda. ¿Será la gran nevada de lo que va de siglo? “No es una exageración”, responde Del Campo, que precisa que entre el viernes y sábado la capital podría vivir su nevada más copiosa desde los años ochenta del siglo XX. “Hay más de 70% de probabilidad de que se acumulen 15 centímetros en 24 horas”, añade. Pero, como advierte el experto, cualquier mínima variación del rumbo de las nubes o de la temperatura puede dar al traste con las predicciones.

Más información

Para empezar, y es solo un aperitivo, este jueves toda la comunidad está bajo aviso por nieve, que es naranja, el segundo nivel de una escala de tres, en el sur, las Vegas y el oeste de la región, donde se prevé, con una probabilidad mayor del 70%, que puedan acumularse cinco centímetros de nieve a cualquier cota en 24 horas. El aviso comienza a las seis de la mañana y se dará por acabado a las nueve de la noche.

En el área metropolitana y el corredor del Henares, el aviso es el más bajo, amarillo, por la previsión de que caigan tres centímetros de nieve a cualquier cota, con mayor probabilidad cuanto hacia el este. La alerta comienza más tarde, a las nueve, para terminar a la misma hora. La sierra también tiene aviso amarillo, por una nevada de cinco centímetros, que puede ser a cualquier cota en la zona suroeste. Esta alerta está activa desde el mediodía a las nueve de la noche. En la sierra hay además alerta por bajas temperaturas, ya que las temperaturas mínimas pueden alcanzar los -6 ºC. En el resto de la región, las temperaturas máximas irán en descenso, no subirán de 1º C en la capital y se espera que en algunas zonas baje a -4º C.

Pero es a partir del viernes cuando nevará con más intensidad. En concreto, el pico del episodio se prevé que se produzca durante las últimas horas de esta jornada y la madrugada del sábado. El viernes, se espera que se sumen a las nevadas del día anterior otros 10 centímetros de nieve en toda la región. El aviso, a partir de las seis de la tarde, es naranja tanto en el área metropolitana y el Henares como en el sur, las Vegas y el oeste, mientras que es de nuevo amarillo en la sierra. El sábado, la previsión es un calco, aunque la probabilidad de que vuelvan a caer otros 10 centímetros de nieve baja de más del 70% el viernes a entre el 40 y el 70% el sábado.

Con estas previsiones en la mano, el Gobierno de la Comunidad de Madrid activó a medianoche del jueves el nivel 1 del plan de inclemencias invernales, que implica la restricción de los accesos en coche a la sierra. Así, está prohibido ir a todas las áreas recreativas en zonas forestales de la región, se ha cerrado el aparcamiento situado en el puerto de Cotos y se ha suspendido el servicio de autobuses entre el pueblo de Navacerrada y su puerto y entre este y el puerto de Cotos.

La Guardia Civil cerró ayer miércoles, por sexto día consecutivo, el acceso a la sierra por la M-601 desde primera hora de la mañana para evitar colapsos tras llenarse los aparcamientos de los puertos de Cotos y Navacerrada, donde el pasado fin de semana 350 personas, la mayoría sin equipación para la nieve, tuvieron que ser evacuadas por el retraso de los autobuses de línea. El mismo miércoles, cinco jóvenes tuvieron que ser evacuados por el Servicio de Rescate e Intervención en Montaña (Sereim) en la zona de la Garganta de los Infiernos de Navacerrada, a 1.970 metros de altura. Iban en vaqueros y zapatillas. Fuentes de la Guardia Civil han explicado que fueron alertados por un policía nacional que estaba haciendo una ruta en esa zona y que se topó con los jóvenes. Uno de ellos tenía un esguince y todos, síntomas de hipotermina.

Desde la pasada medianoche, Madrid ha dejado de estar cerrada perimetralmente a causa de las restricciones impuestas por la covid para la Navidad, pero el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso ha pedido a los madrileños que limiten estos días sus desplazamientos a “lo estrictamente necesario” y, en todo caso, “se doten en los vehículos de material imprescindible para hacer frente a una nevada”, en palabras de Carlos Novillo, director general de la Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112. En caso de que sea necesario coger el coche, el 112 recomienda viajar con el depósito lleno de combustible y equipados con cadenas o ruedas de invierno, ropa de abrigo, comida y bebida, una pala pequeña y una batería portátil para el móvil. Si hay hielo o nieve en la calzada, no deben hacerse movimientos bruscos del volante o frenazos fuertes, hay que usar marchas largas y aumentar la distancia de seguridad.

Ya se ha puesto en marcha todo el operativo de la Agencia de Seguridad y Emergencias, en coordinación con las direcciones generales de Carreteras de Madrid y del Estado, con la Delegación del Gobierno, la Guardia Civil y los ayuntamientos. El plan de nevadas del Gobierno regional está conformado por 1.865 profesionales y casi 3.500 voluntarios, con 732 vehículos y dos helicópteros, disponibles este año ante cualquier eventualidad. La Delegación del Gobierno, por su parte, tiene preparadas 21.920 toneladas de sal, 164 máquinas quitanieves, 700 agentes y 400 vehículos de la Guardia Civil movilizables.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50