Evaristo en el barrio de Salamanca

Nadie ha descrito mejor el ambiente del barrio de Salamanca que Manuel Longares en ‘Romanticismo’

Una de las imágenes históricas de Pescaderías Coruñesas en su web.
Una de las imágenes históricas de Pescaderías Coruñesas en su web.PESCADERÍAS CORUÑESAS

Evaristo García solo era un niño de diez años cuando, en los años cuarenta, empezó a trabajar de repartidor de pescado. Entraba en los portales de las fincas más regias del barrio de Salamanca cargando en cada brazo dos cestas llenas de besugos, nécoras o angulas y los porteros le decían que tenía que subir por las escaleras: “No puedes usar el ascensor, que si no huele a pescado”. El pequeño obedecía y dejaba el cargamento en el hall de la casa de los señores, a los que solo les gustaba el olor del océano si salía de una cacerola o au naturelle, exhalado con parsimonia desde un ...

Más información