_
_
_
_

La mitad del voto por correo en Melilla queda sin efecto el 28-M

La oficina postal de la ciudad autónoma recibió en las últimas horas de este jueves, cuando expiraba el plazo para entregar el sufragio postal, una entrada “constante y sin pausa” de electores

Oficina de Correos de Melilla, el jueves.
Oficina de Correos de Melilla, el jueves.Antonio Ruiz
Virginia Martínez

Miles de votos solicitados por correo en Melilla han quedado fuera de juego. De las 11.727 peticiones tramitadas en la ciudad autónoma, han votado finalmente 5.814 personas, el 49,57% de los electores por vía postal, según los últimos datos del Ministerio del Interior, actualizados en la mañana de este viernes, y casi el 10% del censo total. La cifra supone un aumento considerable respecto a los números recabados por Interior en la tarde de este jueves, cuando expiraba el plazo para depositar los sobres. Hasta entonces, habían emitido el voto 3.612 censados, el 30,85% de los sufragios a distancia. Por lo que, en las últimas horas y apurando los minutos antes de que expirase el plazo, se entregaron en Correos 2.202 papeletas. “En las últimas horas de ayer, la entrega fue constante y sin pausa, aunque sin aglomeraciones. Una burrada comparado con los otros días”, afirman desde la delegación de Gobierno. La única oficina de Correos de Melilla mantuvo las ocho ventanillas abiertas al público hasta las diez de la noche.

La Junta Electoral de Zona (JEZ) de Melilla y la Junta Electoral Central (JEC) decidieron la semana pasada exigir a todo melillense que acudiese a una oficina de Correos a entregar su papeleta personarse individualmente y con el DNI. La medida, unida a la presión policial y judicial, ha disuadido casi a la mitad de los censados en la ciudad autónoma y que habían pedido el voto por correo de ejercer la participación activa. Los acuerdos de la JEZ y de la JEC se adoptaron la semana pasada ante los altos indicios de compra de esos votos por correo. Poco después, la jueza María Carmen Perles abrió diligencias previas en el Juzgado de Instrucción Número 2 de Melilla, que derivaron, ya este martes, en la operación policial por la que se detuvo a 10 sospechosos de haber intentado captar esos sufragios. Entre ellos, el ahora exconsejero del Gobierno y número tres de la lista de Coalición por Melilla, Mohamed Ahmed Al-lal, en libertad sin fianza y bajo la prohibición de abandonar el país, como consta en el auto al que accedió este periódico.

El resto de detenidos no han sido llamados a comparecer ante la jueza de momento. Fuentes judiciales apuntan a que se estarían practicando “más pesquisas”, “escuchas telefónicas” o nuevas actuaciones durante la investigación del caso. Entre tanto, la Policía Nacional continúa la búsqueda de la mayoría de votos solicitados pero no entregados en Correos, aunque podrían haber sido destruidos, según fuentes cercanas a la investigación. La desaparición de las papeletas influye tanto en el avance de las indagaciones judiciales como en las consecuencias políticas que se derivarán tras el escrutinio del próximo 28 de mayo.

Las peticiones de voto por correo efectuadas en Melilla —11.727— suponen el 21,21% del total de los electores llamados a votar el próximo domingo en la ciudad. Por lo que, de entrada, habrá ya un alto porcentaje de abstención debido a que solo en torno al 50% de esos votos se han materializado durante el plazo previsto. En el aire se han esfumado esos alrededor de 5.000 sufragios, con la mayor o menor influencia que tengan en unas formaciones políticas o en otras. Aunque aún pueden entrar algunos sobres llegados por vía postal desde la Península. Con 85.000 habitantes y unas 60.000 personas llamadas a participar en las elecciones autonómicas del 28 de mayo, en Melilla se reparten 25 escaños y cada asiento cuesta algo más de mil papeletas.

En las elecciones municipales y autonómicas de 2019, 4.210 papeletas se emitieron por vía postal, un 7,78% del cómputo total. Entonces, el Partido Popular fue la fuerza más votada al concitar 12.943 sufragios y 10 diputados; Coalición por Melilla (CpM) —partido local con mayor influencia sobre la comunidad musulmana—, 10.472 votos y 8 asientos, y el PSOE, 4.928 y 4 escaños. El único representante logrado por Ciudadanos, Eduardo de Castro, fue investido presidente al pactar un Gobierno de coalición con PSOE y CpM.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

“Tensiones el 28-M”

Durante la última jornada para entregar el sufragio por vía postal, este jueves, en la única oficina de Correos de Melilla se observaba un goteo constante de entradas y salidas del local, pero nada comparable con las largas colas que llegaron a acumularse durante los días en los que el plazo para pedir el voto estaba aún abierto. Lo que sí se escuchaba en la entrada de la oficina eran las conversaciones recurrentes sobre el tema que ahora invade Melilla. También había un mayor número de agentes custodiando la entrada. El interrogante que planea ahora entre los vecinos es qué ocurrirá el próximo domingo durante la jornada electoral, en la que se esperan “tensiones” en muchos de los colegios, según fuentes policiales y los propios melillenses consultados. “Se va a liar”, se escucha en una mesa de un bar del centro de Melilla este viernes.

Sobre las voces policiales que alertan de posibles incidentes, este domingo, en algunos colegios electorales de la ciudad, el presidente del PP de Melilla, Juan José Imbroda, ha acusado este viernes, en una atención a los medios, directamente al líder de CpM. “Ya no hay nada que hacer, ya el ciudadano tiene pensado lo qué va a hacer el domingo. Le pido a Mustafa Aberchan que pare, que no presionen a los ciudadanos, que no coaccionen, que dejen votar en libertad”. CpM ya ha asegurado que impugnarán los comicios tras la jornada electoral.

El Ministerio del Interior ha previsto para la próxima jornada electoral del domingo en Melilla un dispositivo especial para velar por la seguridad durante la jornada electoral en Melilla y en el resto de España. En la ciudad autónoma se desplegarán 594 agentes en total: 241 miembros de la Policía Nacional, 213 de la Guardia Civil y 140 de la Policía Local. Los números son solo un poco superiores a los de las elecciones de 2019. Eso sí, en Ceuta, con población y tamaño similar, el operativo cuenta con menos de la mitad de efectivos, 247. “Hace cuatro años ya pusimos un dispositivo de seguridad importante porque en otras elecciones se habían vivido momentos de tensión y algún problema”, explican desde la Delegación del Gobierno en la ciudad autónoma.

La JEC confirmó además este miércoles la decisión de la JEZ de Melilla y no anulará los 761 votos depositados en Correos antes de que se impusiera la obligatoriedad de entregarlos en persona por el votante y con el DNI. La JEC considera que eliminar esos votos supondría “privar del derecho de sufragio a quienes lo ejercieron legalmente hasta el 10 de mayo” porque ya están fuera de plazo para volver a solicitarlo. Añade el organismo que tampoco se justifica “una medida de esta naturaleza” por el “número limitado de votos emitidos hasta la fecha considerada”. Este factor echa más leña al fuego para la impugnación de las elecciones anunciada por parte de CpM tras el 28 de mayo. Por su parte, en un comunicado emitido en la tarde de este jueves, el PP negó que fuera a impugnar los comicios. “No existen fundamentos ni argumento alguno”.

Recibe cada tarde el boletín Diario electoral, escrito por el director adjunto de EL PAÍS Claudi Pérez. Y aquí, la radiografía de todas las comunidades que van a las urnas.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Virginia Martínez
Es redactora en la sección de España y ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS, donde trabajó en la sección audiovisual hasta verano de 2021. Antes cubrió información local en el diario Granada Hoy. Es licenciada en Derecho por la Universidad de Granada y en Periodismo por la Universidad de Málaga y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_