_
_
_
_
_

El parlamento valenciano saca adelante la implantación de una tasa turística municipal y voluntaria

El nuevo tributo se podrá empezar a cobrar a partir de 2024

La ciudad de Valencia es una de las que podría aplicar la tasa turística a partir de 2024.
La ciudad de Valencia es una de las que podría aplicar la tasa turística a partir de 2024.Mònica Torres
María Fabra

Las Cortes valencianas han aprobado este jueves, por 51 votos a favor y 46 en contra, la implantación de la tasa turística pese al recelo inicial de los socialistas, que lideran el gobierno autonómico donde tienen como socios a Compromís y Podem. La tasa, que era una reivindicación de estos dos últimos, ha salido adelante gracias a las modificaciones que ha registrado y que harán que no entre en vigor hasta 2024, que sea municipal y voluntaria, es decir, cada ayuntamiento podrá decidir si la implanta o no.

Este nuevo tributo se dirige a los establecimientos hoteleros, los campings y las áreas para autocaravanas, las casas rurales, los albergues turísticos, las viviendas de uso turístico y las embarcaciones de crucero y yates turísticos cuando realicen escala en un puerto de la Comunidad Valenciana.

La tasa supondrá una cuota diaria va desde los 50 céntimos de las pensiones y los cámpings hasta los dos euros de los hoteles de lujo (cinco estrellas o cuatro superior). En hoteles de cuatro estrellas y tres superior se pagará 1,5 euros y en el resto de hoteles, un euro. En el ámbito rural será 1,5 euros para los establecimientos de lujo; un euro para los de cuatro y tres superior y 0,5 para los de tres estrellas o menos. Los cruceros tendrán una cuota de 1,5 euros.

El destino de la recaudación, según marca la norma, será la promoción y atención a los turistas, la desestacionalización y diversificación del turismo, el impulso de la movilidad sostenible, la protección del medio ambiente y los recursos naturales, la conservación y reparación del patrimonio cultural, la lucha contra la precariedad laboral, mejorar los barrios con mayor flujo turístico y digitalizar la gestión de los destinos y establecimientos turísticos, entre otras.

La primera vez que el Botànic barajó la posibilidad de implantar una tasa turística en la Comunidad Valenciana fue en 2015 y esta se convirtió un compromiso ante el que los socialistas valencianos trataron de darla largas tras la crisis del coronavirus. El año pasado, tras la presión de Compromís y Podem, el entonces portavoz socialista, Manolo Mata, logró que la tasa se debatiera como una proposición de ley (que es la que se aprueba hoy) y que tuviera un año de moratoria ante la situación del sector tras la pandemia.

Uno de los mayores opositores a la tasa ha sido el secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, que llegó a decir que dimitiría si esta salía adelante. El tributo también ha encontrado la oposición de los empresarios turísticos. Según los empresarios hoteleros y turísticos de la Comunidad Valenciana, se trata de un impuesto “que agrava todavía más la presión fiscal de los valencianos, una de las más altas de España, y que van a pagar un 30% de los turistas que proceden de la propia Comunidad”. La patronal ha calificado además la tasa de “inoportuna” porque, según consideran, “viene a castigar todavía más a empresas que no han superado aún los efectos de la crisis de la covid y que está inmersa en una compleja situación económica derivada de la inflación y de los incrementos de costes energéticos y de alimentación que forman parte básica de su prestación de servicios”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

También es contraria la oposición (PP, Ciudadanos y Vox), mientras que la síndica de Compromís, Papi Robles, ha puesto como ejemplo de diálogo en el Botànic y el de Unides Podem, Ferran Martínez, ha celebrado la aprobación del nuevo impuesto, que está convencido que será “provechoso”.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_