Aitana Mas, vicepresidenta de la Generalitat Valenciana: “Hay un planteamiento erróneo de invocar al miedo frente a la extrema derecha”

La recién nombrada sustituta de Mónica Oltra pide tiempo para empezar a tomar decisiones y cree que hay margen para tejer alianzas a la izquierda del PSOE antes de las próximas elecciones

La vicepresidenta del Gobierno valenciano y consejera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Aitana Mas, en el palacio de Valeriola en Valencia, sede de la vicepresidencia.
La vicepresidenta del Gobierno valenciano y consejera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Aitana Mas, en el palacio de Valeriola en Valencia, sede de la vicepresidencia.Ana Escobar

Aitana Mas (Crevillente, Alicante, 32 años) es la nueva vicepresidenta del Gobierno valenciano, tras la dimisión de Mónica Oltra. Dialogante pero firme en sus convicciones, Mas fue, en 2011, la cabeza de lista más joven en las listas al Congreso. No logró el escaño y siguió centrada en la política local, en un pueblo de apenas 30.000 habitantes con raíces progresistas. Aficionada a practicar el campo a través, es ingeniera de Obras Públicas y, en el primer Gobierno del Botánico, ocupó la Dirección General de Transparencia. En una semana su vida ha cambiado drásticamente y pide tiempo. No quiere precipitarse y guarda el fervor para defender las políticas de Compromís.

Pregunta. Vicepresidenta del Gobierno valenciano, portavoz y secretaria del Consell, consejera de Igualdad. ¿No le da vértigo?

Respuesta. Sí, claro que sí. Es una responsabilidad enorme, la asumo con cierto nerviosismo y no me da pudor decirlo. Pero tengo un buen equipo, tanto en casa como en la consejería, y va a ser una experiencia intensa pero que podemos sacar adelante.

P. ¿Cuál de los cargos le preocupa más?

R. El de consejera porque hablamos de muchas personas en una situación vulnerable que necesitan de la Administración para poder salir o mitigar de los efectos de esa situación. Me preocupa pero sabiendo que ya se ha implantado la hoja de ruta que marca las políticas de forma muy clara y muy valiente. También hay una parte de responsabilidad como vicepresidenta que quiero ejercer desde la perspectiva alicantina porque me creo la descentralización y la vertebración del territorio.

P. ¿Se planteó aceptar?

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

R. Muchísimo, por mi situación personal. Tengo un bebé de 11 meses y vivo a 200 kilómetros de Valencia. Me decidí, precisamente, por la unanimidad que hubo en las tres fuerzas que forman Compromís. Fui cabeza de lista, gané las primarias y se entendía que quien podría generar consenso era una persona que estaba refrendada por las primarias y las decisiones en Compromís no suelen ser fáciles, en este caso, viendo que querían contar conmigo, tomé la decisión.

P. ¿Hasta cuándo va a ser el relevo de Mónica Oltra?

R. Hasta que los medios de comunicación quieran. La continuidad de las políticas de Mónica Oltra en la consejería va a existir. A partir de ahí me tendré que ganar mi espacio mediático y espero que sea más pronto que tarde.

P. ¿Teme que le pregunten por Mónica Oltra todos los viernes?

R. Las ruedas de prensa de los viernes son para hablar de los temas que se tratan en el Consell. Creo que deberíamos centrarnos en esa acción del Botànic.

P. Pero sabe que últimamente no ha sido así.

R. Sí pero me imagino que también tenía que ver con que era la propia Oltra la que comparecía con un ejercicio de transparencia evidente.

P. ¿Quién le llamó para decirle que Mónica Oltra había dimitido?

R. Mi compañero, el coportavoz de Iniciativa, Alberto Ibáñez.

P. Y ¿quién le llamó para ofrecerle la vicepresidencia?

R. Mónica Oltra.

P. ¿Cree que es la persona idónea para esos cargos?

R. No creo que sea yo quien tenga que responder, pero creo que puedo aportar muchas cosas positivas. Intentaré hacerlo lo mejor posible. En Compromís hay muchos liderazgos que podrían haber optado a ese cargo.

P. ¿Mireia Mollà, por ejemplo?

R. Podría ser.

P. ¿Se siente cómoda aunque haya sido una designación, sin haber pasado por una elección directa?

R. En Compromís siempre nos hemos identificado por la diversidad y porque las decisiones cuesten mucho. Para mí es un honor que haya habido unanimidad entre las tres fuerzas de la coalición.

P. ¿Va a ser una vicepresidenta teledirigida?

R. No, por favor, no.

P. ¿Qué le diferencia de Mónica Oltra?

R. No creo que tengamos que comparar a las vicepresidentas. Esto va de un proyecto político, de un proyecto de coalición de gobierno y de las políticas que debemos hacer. Las políticas van a ir en la misma sintonía aunque, evidentemente, cada una tiene su manera de hacer y relacionarse.

P. ¿Va a tomar alguna decisión sobre los funcionarios imputados por la gestión del caso de abusos del exmarido de Mónica Oltra a una menor que ha llevado a su antecesora a la dimisión?

R. Acabo de llegar a la consejería y necesito disponer de tiempo para tener toda la información, estudiarla y reflexionar. A partir de ahí, habrá que tomar decisiones pero quiero hacerlo con toda la información posible. No entiendo otra manera de todas decisiones. Con calama e información. Otra cosa sería aventurarse.

P. ¿Le llamó alguien del PSPV para darle la enhorabuena?

R. Sí, incluso para desearme que fuera yo la persona que ocupara ese cargo.

P. ¿Y de Podem?

R. No

P. ¿Ha sacado alguna lección de las elecciones en Andalucía?

R. Creo que se hubiesen podido mejorar los pactos a la izquierda del PSOE. Pero creo que hay margen para hacerlo en otras comunidades de cara a las próximas elecciones. Estamos esperando a que Yolanda Díaz inicie esa ruta de diálogo entre las distintas fuerzas y deseando conocer el proyecto para valorarlo.

P. Y, de lo que conoce hasta ahora, ¿cómo lo valora?

R. Hay un planteamiento erróneo por parte de algunas fuerzas políticas de invocar al miedo para luchar contra la extrema derecha. Nosotros somos más partidarios de la ilusión, de motivar con un proyecto alternativo. Si esa plataforma está enfocada desde esa perspectiva y no algo simplemente para que no venga el lobo, pues nos ayudará a tomar la decisión y a ir hacia esa confluencia desde la perspectiva de intentar ilusionar a la ciudadanía que está esperando un proyecto que renueve y que recargue pilas.

P. Ha hablado de pactos a la izquierda del PSOE. ¿Está pensando en algo para la Comunidad Valenciana?

R. Nosotros estamos abiertos a alianzas y, cuando llegue el momento, tendremos que debatir en el seno de Compromís.

P. ¿Cómo es la relación de Compromís con el PSOE?

R. Las relaciones son mejores de lo que pueda parecer en el mundo mediático. Somos dos fuerzas que han aprendido a gobernar de manera conjunta. Hay discrepancias y distintas maneras, a veces, de enfocar los temas. Ahora mismo no estamos en un momento como 2016 pero toca calmar las aguas y establecer espacios de codecisión que nos ayuden a mejorar las relaciones. Es un Gobierno plural que ha funcionado en los últimos siete años. Somos ejemplo incluso para gobiernos monocolores.

P. ¿Cree que las relaciones mejorarán con Mónica Oltra fuera del Gobierno?

R. No, porque eso sería depositar toda la responsabilidad de cómo están en Mónica Oltra y no es así. No responde a personas en particular sino a una dinámica que hay que cambiar.

P. ¿Compromís está condenado a entenderse con el PSOE?

R. Si fuera una condena, sería una imposición. Somos un matrimonio bien avenido que se tiene que comunicar mejor.

P. ¿Le ha perdonado ya Compromís al PSOE el adelanto electoral de 2019?

R. A estas alturas, el pasado es pasado. Miramos al futuro.

P. ¿Cuál es el mejor consejo que le han dado estos días?

R. Que me tome en serio la conciliación.


Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS