La Generalitat valenciana califica de “victoria” las bases marcadas por Hacienda para la nueva financiación autonómica

Soler pide prudencia para estudiar con detalle la propuesta remitida por Hacienda que señala la población ajustada como criterio principal de reparto

"Un pueblo unido por una financiación justa" era el lema que encabezaba la manifestación celebrada el pasado mes de noviembre en Valencia.
"Un pueblo unido por una financiación justa" era el lema que encabezaba la manifestación celebrada el pasado mes de noviembre en Valencia.Jorge Gil - Europa Press (Europa Press)

El consejero de Hacienda, Vicent Soler, ha calificado de “victoria colectiva” que el Gobierno haya marcado la población ajustada como criterio principal para el reparto de los fondos destinados a la financiación autonómica. Aun así, Soler ha pedido prudencia porque todavía han de estudiar “con profundidad” el esqueleto de la reforma remitido por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. De hecho, el informe no indica si desaparecen los fondos arbitrarios, que crean las injusticias del sistema y que actualmente concentran el 25%, o si el Fondo de Garantía, en el que se incluyen los recursos para Sanidad, Educación y Servicios Sociales, se mantiene en el 75% o supondrá un mayor pedazo de la tarta. Todo pese a que el mismo documento señala que la población ajustada servirá como indicador “único” de las necesidades totales de gasto y “como factor fundamental de reparto de la financiación”. Pese a ello, el responsable de Hacienda ha insistido en que “aunque el criterio de reparto es una de las claves del sistema, no es la totalidad del modelo” y ha señalado que “pese a que es un avance muy significativo, podremos valorar de forma conjunta el impacto real para la Comunidad Valenciana cuando conozcamos el diseño final del sistema”.

Soler ha apuntado que “el criterio de reparto planteado hace una aproximación más real, evita que se desvirtúen las necesidades de gasto” que tienen todas las comunidades e “incrementa el peso de variables como la sanitaria, las educativas o las de servicios sociales”. Además, ha calificado de “avance importantísimo respecto al modelo actual y, sobre todo, respecto al modelo de Aznar de 2002” que el Gobierno haya sentado estas bases de reparto. Así ha recordado que “hasta el día de hoy, el criterio de reparto actual de la población ajustada está totalmente desvirtuado por el resto de fondos, lo que provoca que existan diferencias difícilmente justificables entre autonomías y que se consolide el statu quo”.

Soler ha reiterado que el documento avanzado por Hacienda “requiere de un profundo análisis y estudio técnico para poder hacer las aportaciones necesarias al ministerio antes de finales del mes de enero” y ha anunciado que en los próximos días convocará oficialmente a la comisión mixta Consell-Corts “para trasladarles la propuesta, analizarla conjuntamente y plantear propuestas y alternativas desde la unidad política y contando con la Comisión de Expertos”.

La financiación no puede ser un debate partidista, sino que debemos estar unidos en una reivindicación que es de justicia para los cinco millones de valencianos y valencianas, por ello queremos trabajar el documento técnicamente conociendo la opinión de todas las fuerzas políticas”, ha apuntado Soler.

Llegar a acuerdos

El consejero de Hacienda ha valorado como “muy positivo” que el documento aportado por el Ministerio “no sea un documento cerrado, sino vivo y abierto al diálogo, al debate y a las aportaciones de las distintas autonomías” y ha asegurado que este hecho refleja “la voluntad del ministerio de llegar a un acuerdo y de que, por fin, casi ocho años después, la reforma del modelo de financiación sea por fin una realidad”. “Con esta propuesta el ministerio nos ha dado la oportunidad de tener un documento técnico de trabajo sobre el que seguir hablando con todas las autonomías, debatir de forma conjunta la mejor de las propuestas y llegar a un acuerdo que permita que todos los ciudadanos y ciudadanas, con independencia de donde vivan, se vean beneficiados”, ha concluido Soler.

Se olvida de la deuda

Por su parte, el portavoz de Hacienda y Presupuestos del GPP, Rubén Ibáñez, ha criticado el documento porque, según ha afirmado, “sigue incidiendo en las diferencias existentes en el actual modelo de financiación. No sabemos qué pasa con el “statu quo”, no sabemos qué pasa con la deuda histórica, no sabemos tampoco la variable exacta de la población”. “En la actualidad nosotros representamos por población ajustada el 11′06% y vemos que con estas modificaciones presentadas por el Gobierno de España seguimos perdiendo peso”, ha lamentado Ibáñez, quien ha calificado el informe de “excusa por la presión ejercida más que un proyecto de cambio”.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS