_
_
_
_
_

Aragonès aprovecha su discurso navideño para reclamar una “financiación singular” para Cataluña

El ‘president’ pide “responsabilidad y compromiso” a la oposición para aprobar los Presupuestos de 2024

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, durante la grabación del discurso de fin de año de 2023, en el Depòsit del Rei Martí en Barcelona.Vídeo: EUROPA PRESS
Camilo S. Baquero

La exigencia al Gobierno central de una “financiación singular” para Cataluña será la reivindicación sobre la que el president Pere Aragonès se apoyará en los próximos 12 meses, que tienen todos los números para ser los más complejos de su mandato con un Gobierno monocolor de ERC en minoría. Aragonès ha aprovechado este martes un adelantado discurso de fin de año para explicitar que insistirá en ese trato diferencial respecto al resto de autonomías, excepto País Vasco y Navarro que sí gozan de régimen propio previsto en la Constitución. El Gobierno central se resiste de momento, si bien el presidente Pedro Sánchez se mostró dispuesto el pasado jueves a “reforzar” la financiación de la Generalitat de una manera que no precisó. El republicano, que ha sacado pecho en su discurso de los logros de su gestión y del inicio del trámite parlamentario de la proposición de ley de amnistía, ha solicitado a la oposición que demuestre su responsabilidad en el Parlament y le permita sacar adelante los Presupuestos de 2024. Un año que, como ya había prometido respecto al actual, tiene que ser el que permita avanzar en un referéndum de autodeterminación, aunque ahí el no del Ejecutivo central es taxativo.

“2024 tiene que ser el año en que acordemos una financiación singular con el Estado, que ponga fin a un déficit fiscal insoportable que nos priva de destinar unos recursos, que ya pagamos pero que administran otros, a mejorar la sanidad y fortalecer la educación”, ha dicho el president en un mensaje pregrabado, lleno de alusiones a los logros obtenidos. En la lista estaban, por ejemplo, el mejor dato del paro en 15 años, el anuncio de varias inversiones de calado en industria e investigación o que haya ahora en Cataluña “más docentes, más personal sanitario y más mossos que nunca”.

A Aragonès se le solapa su último año de mandato, aún más complejo si se aspira a la reelección, con la gestión de la peor sequía que ha sufrido Cataluña desde que hay registros y donde no hay muestras de que vuelva el ciclo regular de lluvias, ausente desde hace 37 meses. Mostrarse como un gran gestor es la carta para los comicios autonómicos de 2025, pero también para dar confianza en el escenario de emergencia que afectará en breve a Barcelona y el área metropolitana, con posibles restricciones en el suministro de agua potable en hogares y empresas. De ahí que el equipo del president optara por una estructura medieval de explotación de agua, el Depòsit del Rei Martí en la parte alta de Barcelona, como telón de fondo de este discurso de Sant Esteve.

Dentro de ese relato de gestión responsable, la consecución de resultados en la relación con el Gobierno central es indispensable para el también coordinador nacional de los republicanos. De ahí que en el discurso se remarque la petición de un mejor trato financiero para la Generalitat o el traspaso del servicio ferroviario de Cercanías. ERC y el PSOE pactaron dentro de los acuerdos de investidura de Pedro Sánchez crear una comisión que estudie, entre otras cosas, cómo conseguir una “financiación adecuada” de la Generalitat que asegure “la suficiencia financiera de los servicios públicos” y Aragonès encargó hace un par de semanas al Departamento de Economía que prepare una propuesta.

La visita de Sánchez al presidente de la Generalitat el pasado jueves dejó claro que, pese a que hay cierta coincidencia sobre la necesidad de mejorar la financiación catalana, en términos de lo que se habría de hacer no se habla el mismo idioma. El jefe del Gobierno abogó por “reforzar” la financiación de Cataluña, pero al igual que pretende hacer con el resto de comunidades a través de un nuevo sistema de reparto que quiere negociar con todos los gobiernos autonómicos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Aragonès no solo tendrá que capitanear la respuesta a la sequía, que ha sido uno de los puntos por los que la oposición, especialmente el PSC y los comunes, le critican frontalmente. También ha de tender la mano a los otros partidos para poder sacar unos Presupuestos de la Generalitat que tiene que pactar con otros grupos al tener sólo 33 de 135 diputados en la Cámara, muy lejos de la mayoría absoluta necesaria. Tras los malos resultados de los estudiantes catalanes en más de 20 años de participación en las pruebas Pisa y la necesidad de tener más recursos para atender las reclamaciones del sector sanitario, el president ha pedido a la oposición que esté “a la altura” para dar luz verde a las cuentas en un ejercicio de “responsabilidad y compromiso”.

La reivindicación independentista del referéndum ha quedado en un segundo plano, si bien Aragonès no se aparta del guion adoptado tras la investidura de Sánchez. Un nuevo tiempo político se ha abierto, ha defendido, tras la decisión de sus exsocios de Junts per Catalunya de aparcar el choque frontal con el Gobierno, dar luz verde a la legislatura y al Ejecutivo y sumarse a la vía del diálogo tras la aceptación de la amnistía por parte del PSOE. El republicano ha recordado que hasta hace poco se decía que proponer esa ley era imposible y ahora la aritmética parlamentaria lo fuerza, un camino que cree también recorrerá el pacto para que Cataluña decida “votando sobre la independencia”.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Sobre la firma

Camilo S. Baquero
Reportero de la sección de Nacional, con la política catalana en el punto de mira. Antes de aterrizar en Barcelona había trabajado en diario El Tiempo (Bogotá). Estudió Comunicación Social - Periodismo en la Universidad de Antioquia y es exalumno de la Escuela UAM-EL PAÍS.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_