_
_
_
_
_

Barcelona multará por llevar al perro sin atar a partir del 18 de diciembre en las zonas no autorizadas

El Ayuntamiento habilita 109 “zonas de uso compartido” donde los animales podrán estar sin correa durante franjas horarias determinadas

Ley Bienestar Animal
27-09 -23. (DVD 1180). Parques caninos en Madrid diseñados para que los perros jueguen sueltos en la ciudad. En la imagen, el parque de la plaza de Barceló. Jaime VillanuevaJaime Villanueva

A partir del 18 de diciembre llevar al perro sin atar por la calle en Barcelona podrá comportar una multa de hasta 300 euros. Este miércoles el Ayuntamiento ha presentado el decreto que habilita 109 “espacios de uso compartido” con el resto de usuarios del espacio público, en los que los animales podrán ir sueltos en determinadas franjas horarias. Las nuevas zonas compartidas y los espacios de ocio ofrecen a los dueños la posibilidad de dejar sueltas a sus mascotas, mientras que en el resto de la ciudad estará prohibido llevarlos sin correa.

Barcelona cuenta con 225 espacios para el ocio de perros -de los cuales 116 son exclusivos para los animales, los conocidos como pipican- y otros 109 espacios de uso compartido en parques, plazas o zonas verdes, donde los perros podrán ir desatados. En en estos últimos solo en determinados horarios. Los nuevos espacios habilitados, que el Ayuntamiento empezó a señalizar hace unas semanas, ordenarán la convivencia entre las mascota y los usuarios en calles, jardines, parques y plazas. “El objetivo prioritario del Pla Endreça es garantizar el buen uso del espacio público”, ha explicado la teniente de alcalde de Urbanismo, Laia Bonet.

Fuera de estos ámbitos, quien lleve a su mascota sin correa se expondrá a una multa de 100 euros, que podrá llegar a los 300 e incluso 600 euros, si la situación genera peligro o si se produce en una zona infantil. La máxima penalización (2.400 euros) está prevista quienes lleven sin atar o sin bozal a las razas caninas consideradas potencialmente peligrosas.

El Ayuntamiento empezó hace años los trámites para la regulación del paseo de los perros, pero los dueños de las mascotas se oponían a la prohibición alegando que no existían suficientes espacios destinados al ocio de perros, en los que estos pudieran ir sin correa. Ahora el Ayuntamiento inaugura estos nuevos espacios, complementando a la nueva Ordenanza de protección, tenencia y venta de animales.

900.000 metros cuadrados repartidos en toda la ciudad

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

“El objetivo es que todo el que tiene perro disponga de una zona de recreo donde llevarlo sin correa a menos de diez minutos de su casa”, ha puntualizado esta mañana Bonet. A partir de ahora, todos los barrios disponen de una zona de recreo para los perros, 900.000 metros cuadrados para las 180.000 mascotas registradas en la ciudad.

La teniente de alcalde ha explicado, además, que no se trata de habilitar más zonas, sino de ampliar el área disponible en cada zona. Más del 60% de zonas de uso compartido están situadas en espacios verdes. Entre las áreas destacadas donde los perros ahora podrán pasear sin correa figuran el Moll de la Fusta o el Park Güell, el parque del Clot o la plaza de la Gal·la Placídia.

Cada distrito podrá organizar los horarios habilitados para las mascotas según sus necesidades, y se distribuirán en franjas de mediodía y tarde. Algunos estarán habilitados desde las 6 horas, otros se mantendrán abiertos hasta las 23 horas y algunos permitirán pasear libremente a los animales todo el día. El objetivo es que, al menos, el 40% de estas áreas estarán abiertas durante más de ocho horas al día.

Antes de la entrada en vigor de esta normativa, el Ayuntamiento ha desplegado un equipo de informadores en los distintos espacios que, desde junio, explican a los vecinos las normativas de uso y se encargan de la señalización de las zonas, que se prevé que estén preparadas entre los meses de diciembre y enero.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Sobre la firma

Amparo Pérez
Es redactora en la delegación de Barcelona, donde suele escribir sobre cultura y tendencias. Trabajó en la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC). Graduada en Derecho y Derecho de la Unión Europea por el CEU San Pablo de Madrid, Máster en Derecho de la UE en la Carlos III, en Periodismo en EL PAÍS y titulada en doblaje y locución.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_