_
_
_
_

La Generalitat emplaza a los sindicatos a aceptar una propuesta para evitar la huelga de médicos en Cataluña

Metges de Catalunya celebra “las intenciones de la consejería”, pero mantiene de momento la convocatoria para los días 25 y 26 de enero. El próximo lunes se celebra otra reunión

Protestas de médicos en Madrid, frente a la Consejería de Sanidad, el 18 de enero de 2023.
Protestas de médicos en Madrid, frente a la Consejería de Sanidad, el 18 de enero de 2023.Carlos Luján (Europa Press)
Bernat Coll

La huelga de médicos sigue adelante en Cataluña, de momento. “La pelota está en el tejado del sindicato”, aseguró el subdirector del CatSalud, Alfredo García, a la salida de una reunión celebrada este miércoles entre el Departamento de Salud y el sindicato Metges de Catalunya (MC), la entidad convocante. Las posturas se han acercado, admiten ambos organismos, pero hasta el próximo lunes, tras otra reunión, no se concretará si finalmente la huelga sigue o no adelante. “Dependerá de lo que ocurra los próximos días”, asegura el secretario general de Metges de Catalunya, Xavier Lleonart. Salud y el sindicato confirman que “el diagnóstico de la situación del sistema sanitario coincide”, pero han diferido a la hora de evaluar quién debe dar el siguiente paso. Mientras Lleonart reclama “más concreción”, García asegura haber entregado un documento “por escrito” para que MC lo evalúe los próximos días.

“Hasta el lunes no sabremos qué pasará, pero valoramos las intenciones de la consejería”, ha respondido Lleonart con un tono conciliador al ser cuestionado por el futuro de la huelga. “Estamos mejor que ayer”, insistió. El paro está previsto para los próximos 25 y 26 de enero y están convocados unos 25.000 trabajadores del sistema sanitario catalán. Las protestas de Cataluña se suman a las reivindicaciones ya en marcha en Madrid y a las previstas en diversas comunidades autónomas las dos próximas semanas.

Las quejas de los médicos catalanes vienen de lejos. Reclaman mejoras salariales y laborales y un plan de choque para afrontar las jubilaciones masivas previstas entre el colectivo los próximos 10 años. “Hay que planificar el relevo de las jubilaciones e incrementar las plazas MIR [Médicos internos residentes] de las especialidades deficitarias”, reivindica la organización. El sindicato también pide un aumento de 10.000 euros anuales para los médicos adjuntos y de 7.000 euros para los MIR; y una mejora en las horas extras, entre otras peticiones. En la reunión celebrada, aseguró García, no se han negociado cuestiones salariales, sino “profesionales”. Ni García ni Lleonart ofrecieron detalles concretos de las conversaciones, aunque desde el sindicato insistieron que “queda mucho camino por recorrer”.

El consejero de Salud, Manel Balcells, ya anunció en una entrevista en EL PAÍS un aumento del presupuesto de su cartera de más de mil millones para ofrecer mejoras a los profesionales, siempre que el Govern consiga el ansiado acuerdo con el PSC para las cuentas de 2023. Gran parte de este crecimiento de la partida de salud se destinará al nuevo convenio laboral de los profesionales del Siscat, la red de salud de proveedores concertados, que beneficia a unos 70.000 trabajadores y representa casi el 50% de todo el sistema catalán, firmado esta semana. El acuerdo tiene el apoyo de los sindicatos mayoritarios (CC OO, UGT y Satse, específico de enfermeras) y las tres grandes patronales (La Unió, Consorci Sanitari y Aces) y reduce las expectativas de seguimiento de la huelga: CCOO y UGT se desmarcaron de la convocatoria y Satse sigue sin adherirse, aunque no descarta del todo su participación. El único gran sindicato que no aprobó el nuevo convenio de la concertada fue Metges de Catalunya.

Precisamente el secretario general de MC, Xavier Lleonart, considera en EL PAÍS que con este nuevo convenio “los pacientes no apreciarán mejora alguna en la atención que reciben”. “No se reducirán las listas de espera, no mejorará la accesibilidad de la atención primaria y las urgencias no dejarán de estar colapsadas”, insiste en su escrito.

En esta línea de gestos y acercamientos, el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha anunciado este mismo miércoles un incremento de 30 millones de euros destinados a la atención a la salud mental en el proyecto de presupuestos de 2023. El líder del Ejecutivo catalán lo ha anunciado en la reunión de la Mesa del pacto Nacional de Salud Mental, un espacio creado para agrupar en un único organismo a todos los agentes implicados en salud mental. Estos fondos se destinarán en gran parte a la prevención del suicidio y a desplegar programas para atender trastornos mentales en menores.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Bernat Coll
Periodista centrado actualmente en la información sanitaria. Trabaja en la delegación de Catalunya, donde inició su carrera en la sección de Deportes. Colabora en las transmisiones deportivas de Catalunya Ràdio y es profesor del Máster de Periodismo Deportivo de la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_