Los contagios por covid descienden hasta los mínimos anuales en Cataluña

La incidencia semanal del virus baja de 100 casos por cada 100.000 habitantes por primera vez en este 2022. Los CAP y los hospitales celebran la mejora

Un box de UCI vacío en el hospital Sant Pau de Barcelona
Un box de UCI vacío en el hospital Sant Pau de Barcelona©Consuelo Bautista

El verano es por fin tiempo de vacaciones y no de sufrimiento vírico. La mejora de la situación epidemiológica en Cataluña se ha consolidado en este mes de agosto tras la evolución positiva de julio. Los contagios por covid se han reducido hasta las cotas más bajas de este 2022 y la incidencia semanal (84) ya es inferior a los 100 casos por cada 100.000 habitantes por primera vez desde el pasado noviembre. Desde noviembre del 2021 que la transmisión del virus no estaba tan controlada, según los datos del Departamento de Salut de la Generalitat de Cataluña.

La mejora colectiva ha devuelto la calma a los centros de atención primaria (CAP) y los hospitales. “Ahora estamos más tranquilos”, explica uno de los administrativos del CAP Alhambra de L’Hospitalet de Llobregat. La sala de espera para ser atendidos está este jueves al mediodía prácticamente vacía y no hay nadie frente a la consulta donde se generalmente se realizan test de antígenos. “Hace unas semanas la situación era diferente, pero ahora se observa mucha menos sintomatología covid”, compara el mismo administrativo.

En el hospital Sant Pau los espacios destinados a la covid se reducen, como en la mayoría de centros hospitalarios. Según Salud, Cataluña registra menos de 1.300 enfermos con covid, un millar menos que en el mismo periodo del año pasado. “En los hospitales iremos bien hasta que llegue el frío”, avanza Pere Domingo, coordinador covid del centro. En las UCI, la evolución sigue aún mejor: el recuento general de toda Cataluña supera por poco los 40 enfermos muy graves por coronavirus. La cifra no sobrepasa los 60 desde hace cuatro meses, lo que tranquiliza a las autoridades sanitarias. El Departamento de Salud remarca siempre que el indicador más importante sobre la situación de la pandemia es la presión en las UCI porque determina la capacidad del sistema para adaptarse a un posible rebrote. El recuento actual, en todo caso, es diferente al que se realizaba hace un tiempo: la Generalitat distingue desde enero de este año entre los críticos con covid, ingresados en la UCI por otras patologías; y los asistidos por covid, donde la patología propia del virus es el motivo principal del ingreso.

A pesar del control actual, Domingo insiste en dos elementos que considera importantes: la capacidad de evasión inmunológica de la variante BA.5 de ómicron y el peligro permanente de mutación del virus. “La BA.5 es la peor versión de ómicron”, compara. Asegura que es más transmisiva y dañina, “aunque no alcanza a Delta”. Domingo indica que BA.5 genera más hospitalizaciones y señala otros países donde las cifras aumentaron considerablemente, como Japón, Australia o Nueva Zelanda. Por ello, asegura que la cuarta dosis es necesaria para las personas vulnerables, aunque no urgente. “Cuanto antes se inocule, mejor”, dice. Cataluña prevé iniciar el refuerzo inmunológico el próximo otoño a las personas de más edad, según avanzo en mayo Josep Maria Argimon, aunque no concretó las fechas. “Con la cuarta dosis se refuerza el sistema inmune y la inmunidad celular”, defiende Domingo. Cuestionado sobre la las actuales vacunas son eficaces a las mutaciones del virus, el coordinador insiste: “Es útil. Parte del ahorro de mortalidad está determinado por el nivel de anticuerpos”.

La continua transmisión del virus, en todo caso, tiene el riesgo de llevar a mutaciones. “Y es un mito que las variantes más transmisibles son menos dañinas”, avisa. “La prioridad de un virus es transmitirse; si hace más o menos daño le da igual”, indica Domingo.

A pesar de los hipotéticos riesgos futuros, el sector afronta este agosto con una sensación de descanso casi olvidado. “Este año estamos más liberados que otros años, aunque tendremos que ser prudentes al regreso”, dice. Domingo se refiere a las fiestas mayores previstas por muchos municipios catalanes durante este mes de agosto. “Toda reunión multitudinaria es un riesgo”, repite como un mantra.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Sobre la firma

Bernat Coll

Periodista centrado actualmente en la información sanitaria. Trabaja en la delegación de Catalunya, donde inició su carrera en la sección de Deportes. Colabora en las transmisiones deportivas de Catalunya Ràdio y es profesor del Máster de Periodismo Deportivo de la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS