Sanidad asegura que habrá cuarta dosis de la vacuna contra la covid para toda la población, pese a que no está aprobada

La ministra Darias anuncia que habrá dosis de refuerzo “en torno a otoño”, pero su departamento matiza que no hay fecha definida. Ningún país del mundo ha decidido administrarla de forma generalizada

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, este miércoles en Valencia.
La ministra de Sanidad, Carolina Darias, este miércoles en Valencia.Manuel Bruque (EFE)

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, se ha adelantado a la evaluación de los expertos y ha anunciado este jueves que “en torno al otoño” habrá cuarta dosis de la vacuna contra la covid para toda la población, algo que todavía no ha decidido ningún país del mundo. La ministra ha hecho la declaración durante una entrevista en La Sexta, en la que ha añadido que así lo ha “decidido ya la Comisión de Salud Pública”. Las palabras de Darias han generado cierta confusión porque lo que acordó la semana pasada este órgano fue administrar la cuarta dosis únicamente a las personas más vulnerables, especialmente a la que vive en residencias y a mayores de 80 años, y no a la población general. Sin embargo, su departamento ha confirmado a EL PAÍS que habrá una nueva inyección de refuerzo para todos los ciudadanos, aunque ha matizado que no será necesariamente en otoño, sino que su administración avanzará “de forma gradual, tal y como vienen sucediendo hasta ahora”.

“Coronavirus, ministra, ¿Habrá dosis para toda la población?”, le han preguntado a Darias en el programa Al rojo vivo. Y la ministra ha respondido: “Habrá cuarta dosis para toda la población. Así lo ha decidido ya la Comisión de Salud Pública [sic]. Ahora lo que falta decidir es cuándo. Probablemente, una fecha que se pueda barajar como posible sea en torno al otoño, y también porque estamos esperando para esas fechas la llegada de nuevas vacunas adaptadas a variantes, como así está en los contratos que hemos firmado el Gobierno de España a través de la Unión Europea con las compañías farmacéuticas”.

Este anuncio se salta el protocolo que el Ministerio de Sanidad ha defendido durante toda la pandemia a la hora de administrar las vacunas. Primero es la Ponencia de vacunas, un órgano de expertos independientes, la que hace evaluaciones y recomendaciones de cada dosis, para quién va destinada y en qué momento debería pincharse. Esta recomendación pasa a la Comisión de Salud Pública, formada por los directores generales, tanto del ministerio como de las comunidades, que deciden cómo proceder. Como recuerda Sanidad en una aclaración este jueves por la tarde, posterior al anuncio de la ministra, este proceso está en revisión constante.

La Comisión todavía no ha llegado a analizar una segunda inyección de refuerzo para toda la población. Sería la cuarta para la mayoría de la población y la tercera para quienes al principio recibieron una sola dosis de Janssen. Por el momento, se ha limitado a recomendarlo a los inmunodeprimidos, en quienes ni siquiera está considerada un refuerzo, porque necesitan esas dosis para llegar a un nivel de defensas óptimo. A ellos se les está inoculando desde enero. Y la última decisión fue dar el visto bueno a personas vulnerables, sobre todo quienes viven en residencias y mayores de 80 años. Pero no de forma inmediata, sino con la nueva generación de vacunas adaptadas a las nuevas variantes, que previsiblemente estarán listas después del verano.

La vacuna que se está inyectando hasta ahora se produce a partir del linaje original descubierto en Wuhan. Desde entonces se han sucedido mutaciones que han ido escapando a esta profilaxis: aunque ha mantenido buenos niveles de protección frente a la enfermedad grave, cada vez ha sido más bajo de cara a la infección, algo que no solo sucede por las nuevas variantes, sino por la paulatina bajada de los anticuerpos en el organismo con el paso de los meses.

Primer país en anunciarlo

Ningún país del mundo ha decidido administrar una cuarta dosis de la vacuna frente al coronavirus a toda la población general. Israel sí lo hizo a partir de enero con los mayores de 60 años y pacientes inmunodeprimidos. Los resultados de la medida, publicados recientemente en la prestigiosa revista científica The New England Journal of Medicine, revelaron que este pinchazo protegía a los más vulnerables frente a la infección y, sobre todo, frente a la enfermedad grave. Aunque la protección obtenida era de corta duración y desaparecía en gran medida en unos dos meses.

Estados Unidos también recomienda la cuarta dosis a los mayores de 50 años e inmunodeprimidos, aunque también en este caso no considera que la vacunación de población más joven y sana tenga un balance riesgo-beneficio favorable. Todos los expertos consultados mantienen esta misma posición.

El balance riesgo beneficio es precisamente lo que analizan en cada momento los expertos de la Ponencia de vacunas que, una vez que la Agencia Europea del Medicamento aprueba los medicamentos, analizan para quién pueden ser beneficiosas. Es algo que todavía no han hecho para la población general con esta cuarta dosis: no han estudiado si será necesaria para todo el mundo, ya que todavía ni siquiera conocen cómo reaccionará el sistema inmunitario de estas personas ya vacunadas a lo largo del tiempo.

Muchos expertos, sin embargo, asumen que la vacuna del coronavirus tendrá un uso similar al de la gripe: cada año se irá reformulando, adaptándose a las nuevas variantes que surjan, y se administrará a las personas más vulnerables a la enfermedad. Pero la de la gripe no es una vacuna que se recomiende a toda la población; solo a aquella que se considera que corre más peligro de enfermar gravemente: mayores de 60, niños de entre seis meses y cinco años, embarazadas, algunos enfermos crónicos y personal sanitario, por su contacto directo con personas enfermas.

No es la primera vez que Darias se adelanta al criterio de los expertos para anunciar nuevas dosis. El verano pasado ya predijo en una entrevista radiofónica que toda la población recibiría la tercera inyección contra la covid, pese a que todavía no estaba aprobada. Entonces fue menos tajante que ahora: “Todo apunta a que será necesaria una tercera dosis de refuerzo”.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS