La crisis del coronavirus

Darias afirma que “todo apunta” a que será necesaria una tercera dosis y vacunarse cada año frente al coronavirus

Las declaraciones de la ministra van más allá de la posición oficial de las agencias regulatorias europea y estadounidense

La ministra de Sanidad, Carolina Darias. En vídeo, declaraciones de la ministra en una entrevista en Onda Cero sobre la tercera dosis de la vacuna. EUROPA PRESS. VÍDEO: EPV.

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha afirmado este viernes por la mañana que “todo apunta” a que será necesario administrar una tercera dosis de la vacuna del coronavirus a la población ante la aparición de nuevas variantes que puedan reducir la protección que las existentes ofrecen.

En una entrevista en Onda Cero, la ministra ha manifestado: “Todo parece apuntar a que sí tendremos que poner una tercera dosis. Hemos suscrito de la mano de la UE un contrato con Pfizer y Moderna. Lo que habrá que determinar es cuándo” será el momento de administrar el nuevo pinchazo.

Más información

Darias ha ido incluso más allá cuando ha sido preguntada sobre si los españoles tendrán que vacunarse cada año: “Sí, sin duda alguna”, ha respondido, antes de insistir en que el objetivo ahora es “seguir vacunando a todo el mundo hasta alcanzar si es posible el 100%” de la población española con la pauta completa.

La necesidad de la tercera dosis de la vacuna no está por ahora avalada por la evidencia científica. La posición de las agencias regulatorias —la EMA en Europa y la FDA en Estados Unidos— y los resultados de los estudios publicados hasta la fecha demuestran que la pauta completa de todas las vacunas que han sido utilizadas en España —Pfizer-BioNTech, Moderna, Janssen y AstraZeneca— protege contra todas las variantes conocidas del coronavirus.

Las personas vacunadas pueden en algunos casos contraer la infección, pero desarrollarán cuadros clínicos leves o serán asintomáticos. Según datos ofrecidos por Darias el pasado martes, el 83% de las personas infectadas en esta quinta ola de la pandemia no estaban inmunizadas, el 11,4% había recibido una dosis y solo el 5,5% había completado la pauta.

Una portavoz de Sanidad ha precisado que la ministra se refería a “una posibilidad” frente a la cual “España está preparada”, y que cualquier decisión que se adopte en este sentido irá siempre “de la mano de la evidencia científica”.

Los responsables de Pfizer-BioNTech y Moderna sí han hecho declaraciones públicas afirmando que será necesaria la tercera dosis. Basan su posición en el descenso registrado en los niveles de anticuerpos entre algunas personas, pero no han hecho públicos los datos que avalen la necesidad del tercer pinchazo. Los expertos, además, recuerdan que los anticuerpos son solo una parte del complejo sistema inmunitario y que pese a su descenso en mediciones hechas en laboratorio, esto no significa que el organismo deje de estar protegido frente al virus.

La Comisión Europea cerró el pasado mes de mayo un acuerdo con Pfizer-BioiNTech para la compra de 900 millones de dosis, más otros 900 millones opcionales, para el caso de que sean necesarias dosis de recuerdo frente al virus.

Aunque la posición prácticamente unánime entre la clase científica es que con la situación actual no es necesaria la tercera dosis y que tampoco está claro que el SARS-CoV-2 acabe siendo un virus estacional —lo que podría hacer necesaria la vacunación anual—, también es cierto que la lenta inmunización a nivel mundial —con decenas de países donde ni siquiera los grupos más vulnerables han sido vacunados— aumenta las probabilidades de que el virus siga acumulando mutaciones que hagan menos efectivas las vacunas actuales.

Sería este escenario, más o menos probable según las fuentes, el que haría necesaria una tercera dosis, aunque como ya sería frente a un virus bastante diferente al actual, técnicamente sería una nueva vacuna o una adaptada, como ocurre cada invierno frente a la gripe.

Las afirmaciones de Darias ya han sido contestadas por el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, que ha subrayado que antes de plantear la posibilidad de una tercera dosis, el Ministerio de Sanidad debería trabajar para asegurar la llegada a las comunidades de los “viales para la primera y segunda dosis”. Madrid está entre las tres autonomías que a peor ritmo están administrando las dosis que le remite Sanidad cada semana, pese a lo que es la que más críticas vierte contra la gestión del ministerio.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50