El campus universitario de Can Ricart, a la espera de los fondos Next Generation

La UB firma una acuerdo entre instituciones y centros de estudios de artes para licitar el proyecto en 2022

Las naves industriales de Can Ricart, al fondo, deben ser la sede del nuevo peoyecto de la Universitat de Barcelona.
Las naves industriales de Can Ricart, al fondo, deben ser la sede del nuevo peoyecto de la Universitat de Barcelona.MAR SIFRE

La viabilidad del proyectado campus universitario de Les Arts de Can Ricart, liderado por la Universidad de Barcelona, dependerá de si obtienen la financiación del los fondos Next Generation. Mientras tanto, las antiguas naves textiles a un paso del parque del Poblenou y casi engullidas por edificios en construcción y grúas, se deterioran día tras día pese a ser desde 2007 Bien Cultural de Interés Nacional (BCIN). Sobre el papel, Can Ricart iba a convertirse en la Casa de las Llengües (2009), proyecto que decayó. En 2013, la UB parecía que rescataba las viejas naves para transformarlas en una plataforma cultural que no se llegó a definir.

Dos años más tarde la misma universidad proyectó convertir el espacio en el Parque de las Humanidades y Ciencias Sociales, una idea que no prosperó por falta de financiación. En la primavera de 2019, la misma universidad comunicó que Can Ricart se convertiría en un campus de les Arts aunque no consiguió la financiación que esperaba. Ahora, nueve años y tres rectores de la UB después —Didac Ramírez, Joan Elias y el actual, Joan Guàrdia— el futuro del proyecto universitario, que supone una inversión de unos 14 millones de euros, depende de que obtenga la financiación europea.

”Tenemos la voluntad y el talento de sobra para que Can Ricart se convierta en un campus de les Arts potente y propiciar que Barcelona sea un referente en las artes como ya lo es en el campo científico”, aseguraba ayer el rector Guàrdia en la firma del acuerdo marco entre las instituciones —Generalitat y Ayuntamiento —las universidades —además de la UB, la Pompeu Fabra y la Politécnica también comparten la iniciativa— y centros de enseñanzas artísticas tan diversos como la ESCAC, la Escola Massana o el Taller de Músics. El campus se propone fortalecer la educación artística a nivel superior —másters y postgrados— promover la investigación y ser un centro de formación del profesorado. El germen del proyecto del campus de Les Arts partió de Consell Nacional de les Cultures i les Arts (CoNCA) que instó a remediar el déficit y fragmentación que entendían que existía en los estudios artísticos de Cataluña y solucionar otras carencias, en la investigación y en la formación del profesorado.

Físicamente ocupará 6.800 metros cuadrados de varias naves del recinto fabril, al lado de la Fábrica de Creación Hangar. La UB ha convocado un concurso de arquitectos que se licita la semana que viene y cuya adjudicación no se realizará hasta no tener la certeza sobre la financiación. La previsión de sus impulsores es que a lo largo del año que viene se puedan licitar las obras y que en 2026 un Can Ricart universitario sea realidad. El proyecto se enfrenta en este momento a una carrera contra el reloj ya que el año que viene expira la concesión de los terrenos que hizo en su día el consistorio.


Sobre la firma

Blanca Cia

Redactora de la edición de EL PAÍS de Cataluña, en la que ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional en diferentes secciones, entre ellas información judicial, local, cultural y política. Licenciada en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS