El festival 42 aspira a mostrar que el futuro no es sólo distópico

Richard Morgan, Susanna Clarke, Elia Barceló, Emilio Bueso y Rosa Montero, entre los invitados a la nueva cita del fantástico

Una imagen de la serie de Netflix 'Carbono alterado', basada en la novela.
Una imagen de la serie de Netflix 'Carbono alterado', basada en la novela.

Una larga lista de 74 actividades y 212 invitados, componen el programa del nuevo Festival de Géneros Fantásticos de Barcelona 42, que se desarrollará del miércoles 3 al domingo 7 de noviembre en la fábrica de creación Fabra i Coats y la biblioteca Ignasi Iglesias-Can Fabra y que ayer presentó su programación. En el cartel figuran debates (un sugerente Alien-Dune), mesas redondas, exposiciones, venta y firmas de libros, un recital y conferencias sobre numerosos temas como el feminismo, el posthumanismo, los robots o la mitología.

Impulsada por el Institut de Cultura de Barcelona (Icub), la cita, con una atención especial a la creación en catalán, ha sido bautizada 42 como un simpático guiño a la novela de culto de Douglas Adams La guía del autostopista galáctico, en la que al preguntarle al superordenador Pensamiento profundo cuál es la respuesta a la pregunta definitiva sobre el sentido de la vida, el universo y todo lo demás, contesta, tras siete millones y medio de años de cálculos, “45″, e invita a hacer la “pregunta definitiva”. El festival se apunta a esa idea de que lo importante son las preguntas y no las respuestas (ni siquiera el sentido del universo), según explicó su comisario, el escritor y profesor Ricard Ruiz Garzón. El comisario invita a acudir con una mente abierta y curiosa y a dejarse sorprender y seducir por la multitud de voces y propuestas. El encuentro, que no dejará de hacer “celebración de los clásicos”, otorgará premios en 9 categorías (el sábado).

La cita transpira un optimismo y un entusiasmo dignos de la Alianza Rebelde en la confianza de que “el futuro no es sólo distópico” y se pueden presentar alternativas constructivas desde la ciencia ficción. Incluso habrá una mesa sobre la Barcelona del futuro que intentará ver la ciudad sin la mirada apocalíptica de un Ballard, aunque cueste.

Presentar nuevos imaginarios y abrir ventanas a través de todas las “narrativas no realistas” son dos de los objetivos del festival que tratará sobre los géneros fantásticos y su influencia en campos como las series, el cine y los videojuegos. El fomento de la lectura y la ampliación de la base de lectores del género son otras de las intenciones de la cita, que se dirige a público adulto tanto como a joven.

En esta primera edición, destacan entre los invitados internacionales, Richard Morgan, autor de Carbono alterado (premio Philip K. Dick en 2003), Susanna Clarke, autora de Jonathan Strange y el Señor Norrell (premios Hugo y World Fantasy), Anna Starobinets (la “reina del terror” rusa, reconocida en 2018 mejor autora por la Sociedad Europea de Ciencia Ficción); Nicholas Eames, autor de Reyes de la tierra salvaje (un sword & sorcery con giros y giras), Naomí Gibson (Yo, Henry), Alexandra Bracken, autora de las series juveniles Mentes poderosas (llevada al cine) y Passanger, o el biógrafo de Stanislaw Lem, Wojciech Orlinski. “Tenemos algunas de las mejores autoras internacionales del género”, subrayó Ruiz Garzón.

La lista de los catalanes y del resto de España resulta interminable (aunque no todos son como para tirar cohetes y valga la expresión), entre los más conocidos, Elia Barceló, Emilio Bueso, César Mallorquí, Rosa Montero o Félix J. Palma.

El festival, que se quiere “prescriptivo y prospectivo”, e invita a descubrir libros y autores, aspira a ser un punto de encuentro y un espacio de socialización, y a explorar nuevos caminos en la relación del ciudadano con la literatura.

Incluye una exposición sobre el centenario de Stanislaw Lem y otra, Somnis de Robot: 100 anys imaginant éssers artificials, en homenaje a los grandes robots de la literatura y que presenta 16 robots literarios a tamaño natural.


Sobre la firma

Jacinto Antón

Redactor de Cultura, colabora con la Cadena Ser y es autor de dos libros que reúnen sus crónicas. Licenciado en Periodismo por la Autónoma de Barcelona y en Interpretación por el Institut del Teatre, trabajó en el Teatre Lliure. Primer Premio Nacional de Periodismo Cultural, protagonizó la serie de documentales de TVE 'El reportero de la historia'.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS