Barcelona ganará 33 kilómetros de carriles bici hasta 2023

Las bicicletas tendrán espacio propio en la plaza de Catalunya o la calle Mallorca

El carril bici de la calle de Provença de Barcelona a su paso por el paseo de Gràcia, el pasado mes de septiembre.
El carril bici de la calle de Provença de Barcelona a su paso por el paseo de Gràcia, el pasado mes de septiembre.MASSIMILIANO MINOCRI

La red de carriles bici de Barcelona, que tiene 240 kilómetros, sumará otros 33 durante los próximos dos años. Además, se mejorarán otros 12. Después de los carriles habilitados durante la desescalada de la pandemia (Aragó, València, Pau Claris o Llúria, por citar los más céntricos), el Ayuntamiento anunció este sábado un nuevo paquete en el que figuran demandas históricas, al tiempo que quedan otras por resolver. La inversión prevista roza los 31 millones. En función de su complejidad, habilitar un kilómetro de carril bici tiene un coste que oscila entre 200.000 y 500.000 euros.

Entre las obras más destacables figuran los carriles en grandes vías de la ciudad como el paseo de Maragall, la Via Augusta, Fabra i Puig, Independència (todos ellos recorridos verticales, para unir mar y montaña), o la calle de Mallorca, que ahora tiene solo unos centenares de metros de carril. También tendrá carril la avenida de Roma, entre la estación de Sants y la calle de Mallorca. El de la calle de Urgell se convertirá en unidireccional y se complementará con un carril bici nuevo en la calle de Villarroel.

Otra novedad, aplaudida por los colectivos ciclistas, que surge del proceso participativo Decidim es habilitar un carril bici en la concurrida y compleja plaza de Cataluña: porque el espacio que enlaza Ciutat Vella con el Eixample no tiene carril para cruzarlo en vertical. El consistorio, con todo, no ha informado de su ubicación exacta. En el paquete de actuaciones figura también bajar a la calzada los tramos donde las bicicletas todavía van por la acera en la Diagonal, Gran Via o la Meridiana.

La nueva concejal de Movilidad, Laia Bonet, aseguró que los nuevos carriles “mejorarán la convivencia entre las bicicletas y los peatones; y entre las bicicletas y el resto de modos de transporte, y harán la red más segura para todos”.

Desde el Bicicleta Club de Catalunya (BACC), Carles Benito valoró “que se despliegue la red” al tiempo que advirtió de que vigilarán la ejecución de las actuaciones, “porque la calidad ha retrocedido en algunas de las últimas actuaciones, sobre todo en tramos con línea de aparcamiento donde no se ha dejado espacio de seguridad y ha habido atropellos”. El caso más claro es el de la calle de Aragó. Por este carril pasan a diario 2.200 bicis, informó la teniente de alcalde de Ecología, Urbanismo y Movilidad, Janet Sanz. Entre las actuaciones pendientes queda Via Laietana o resolver el paso por la plaza de Espanya.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Clara Blanchar

Centrada en la información sobre Barcelona, la política municipal, la ciudad y sus conflictos son su materia prima. Especializada en temas de urbanismo, movilidad, movimientos sociales y vivienda, ha trabajado en las secciones de economía, política y deportes. Es licenciada por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS