El nuevo consejero de Economía califica de “casi vasallaje” la dependencia financiera de la Generalitat

El Govern reclama mantener el próximo año un déficit del 1,1% y mayores inversiones

El conseller de Economía y Hacienda, Jaume Giró participa en la XXXVI Reunión del Cercle d'Economia este viernes.
El conseller de Economía y Hacienda, Jaume Giró participa en la XXXVI Reunión del Cercle d'Economia este viernes.Quique García / EFE

Jaume Giró, exdirector general de la Fundación La Caixa y actual consejero de Economía de la Generalitat, ha estrenado su figura política ante los socios del Círculo de Economía y lo ha hecho con una reivindicación de mantenimiento del déficit y denunciando la situación de “casi vasallaje” financiero de la Administración catalana y la situación de los “represaliados políticos”. Un discurso que ha contrastado con el que el presidente catalán, Pere Aragonès, defendió el pasado miércoles, cuando se mostró esperanzado por los pasos hacia el diálogo dados por Moncloa.

Giró, que no está asociado a Junts, la formación que lo ha designado conseller, ha lamentado que Cataluña reciba menos inversiones per cápita que otras comunidades autónomas y ha reclamado al Gobierno central que aumente el objetivo de déficit que las comunidades autónomas deberán asumir el próximo año, del 0,6%, según los planes remitidos a Bruselas. En ese caso, que supone dejar atrás el límite del 1,1% para este año, Giró ha asegurado que Cataluña perderá en torno a 1.000 millones de euros para afrontar la “situación de emergencia social y económica” el próximo año.

Giró ha reiterado que uno de los objetivos más urgentes que se ha fijado para este año ha sido el de la elaboración presupuestaria para el próximo ejercicio, después de descartar actualizar los de este año. El consejero se ha quejado de que el 81,5% de los recursos gestionados por la Administración catalana proceden de transferencias estatales, lo que ha tildado de “mecanismo perverso, prácticamente de vasallaje”, equiparando la situación con la mentoría de un menor de edad que cada fin de semana pide una paga. Y ha subrayado esa posición de injusticia con el hecho de que el 85% del gasto está comprometido de partida, lo que complicaría la libre disposición de recursos para realizar políticas al Govern.

Más información

“Soy de los muchos que piensan que para ser económicamente eficientes algún día Cataluña pueda ser democráticamente un nuevo Estado de la UE”, ha afirmado Giró en el XXXVI Encuentro del Círculo de Economía. Según sus datos, elaborados por el Departamento de Economía que ahora dirige, Cataluña sufría un déficit de casi 17.000 millones de euros en 2016, lo que suponían 2.200 euros por habitante, una cifra que ha cruzado con los 42.000 hogares con menos de 7.670 euros de ingresos. “Si al déficit de inversiones y al fiscal se suman la emergencia social que sufrimos, podríamos decir que quien no está siendo solidario no es precisamente Cataluña”, ha afirmado Giró.

Durante su intervención, Giró ha pedido el apoyo del empresariado para reclamar una cogestión de los fondos europeos en Cataluña y de las principales infraestructuras en Cataluña, tal y como reclamó el miércoles Pere Aragonès en el mismo atrio. Ha anunciado que su departamento contará con una Secretaría de Asuntos Económicos y Fondos Europeos, si bien el Govern tendrá una comisión interdepartamental para abordar los fondos para la reactivación económica.

Giró ha denunciado la “profunda injusticia” que, en su opinión, se está cometiendo con los “ciudadanos represaliados y perseguidos a causa del procés”. Se ha referido al “durísimo exilio, a menudo silenciado” de Puigdemont, pero también a Junqueras y al exconsejero de Economía Andreu Mas-Colell, y parafraseando al economista Daron Acemoglu, uno de los participantes de las jornadas, ha advertido del riesgo de que los Estados vayan hacia “formas de hacer despóticas y opresivas” .

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50