LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

Cataluña prevé empezar a vacunar contra la covid a las personas de 40 años en junio

La presión en las UCI catalanas sigue descendiendo aunque se mantiene alta

Dos trabajadoras sanitarias en la UCI del Hospital Vall d´Hebron en Barcelona.
Dos trabajadoras sanitarias en la UCI del Hospital Vall d´Hebron en Barcelona. PAU BARRENA / AFP

Los hospitales catalanes empiezan a tomar aire. A pesar de que la presión asistencial sigue siendo muy alta, los centros sanitarios encadenan una semana de descenso de pacientes críticos por coronavirus. El Departamento de Salud de la Generalitat notificó este miércoles 473 enfermos muy graves, una cifra que no era tan baja desde hace un mes. Los pacientes críticos han disminuido un 7% desde el martes 27 de abril, cuando la cifra era de 508. La bajada en los hospitales coincide con el control epidemiológico en Cataluña y los expertos esperan que la cifra siga bajando, pero los ojos están puestos en el impacto que pueda tener el aumento de la movilidad a partir del domingo 9 de mayo, cuando decaiga el estado de alarma y se ponga fin al toque de queda. La consejera de Salud, Alba Vergés, que afirmó que le gustaría seguir al cargo de la consejería en el nuevo Govern, aseguró que prevé empezar a vacunar a las personas de entre 40 y 49 años “a partir de junio”.

“Las proyecciones son buenas. Estamos empezando a bajar pacientes en la UCI”, admite Ricard Ferrer, jefe de Medicina Intensiva del hospital Vall d’Hebron. Ferrer duda de qué puede ocurrir en el futuro. “Hemos intervenido continuamente con los cierres perimetrales y las restricciones según la evolución de los indicadores”, admite, “y ahora otras variables [la movilidad] pueden condicionar la tendencia positiva actual”. A pesar de que la evolución de los últimos días es positiva, las cifras absolutas en los hospitales mantienen un estrés considerable en la actividad hospitalaria.

Más información

Los indicadores epidemiológicos confirman el impacto de la vacunación (Rt), con un descenso de la positividad y de la velocidad de propagación a niveles de hace un mes aproximadamente. La Rt se ha situado en 0,94, tres centésimas menos que la víspera; y se mantiene por debajo del umbral de 1, como reclaman las autoridades sanitarias. También bajan el riesgo de rebrote (253 puntos, 12 menos que la víspera), y la positividad (5,93%), que sigue acercándose a la barrera del 5% establecido de control de la pandemia. “Son datos esperanzadores”, admitió este miércoles a consejera de Salud, Alba Vergés, en Rac-1. “La perspectiva es esperanzadora por la vacunación”. La consejera vaticinó que la población de entre 40 y 49 años empezará a protegerse en junio. “Vacunarles en mayo es un poco justo; tiene que ser el mes de junio, que es cuando recibiremos más dosis de vacunas”, pronosticó Vergés, que indicó que si llegan las dosis pactadas ve “probable llegar al 70 % de la población vacunada en agosto”.

Para Ferrer, la prudencia y la inmunización serán claves para la evolución de la pandemia en las próximas semanas. “Si confirmamos el ritmo actual de vacunación y el desconfinamiento es prudente y se mantiene la distancia, iremos bien”, asegura. Vergés justificó el fin del toque de queda a partir del 9 de mayo por “el equilibrio entre la emergencia sanitaria y la emergencia social y económica” y por el aumento de la vacunación. “La idea es ir recuperando la vida”. Cuestionada sobre si hubiera preferido una desescalada más escalonada, Vergés respondió que rechaza “gestionar la pandemia con paternalismo”. “La respuesta depende de todos, no de un estado de alarma”, justificó.

Cataluña ha administrado la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus a un total de 1.990.239 personas desde que empezó la campaña de vacunación. En las últimas 24 horas se administraron más de 42.000 vacunas, y un 25% de la población catalana ya ha recibido la primera dosis.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50