la crisis del coronavirus

Cierra el 7,5% de locales de los ejes comerciales de Barcelona

Las restricciones horarias provocan una caída generalizada de la venta de las rebajas

Zona comercial del eje de Gran de Sant Andreu.
Zona comercial del eje de Gran de Sant Andreu.Massimiliano Minocri

En medio de un panorama desolador de la crisis económica que ha generado la pandemia, el vaso se puede ver más bien vacío o más bien lleno. La Fundació Barcelona Comerç, que agrupa a 5.000 comerciantes de 22 ejes de la ciudad, la mayoría de zonas residenciales, se inclina por ser moderadamente optimista porque después de 10 meses de restricciones, resisten más del 90% de los negocios asociados. Según la última encuesta, los establecimientos que han bajado la persiana de forma definitiva son el 7,52%. En números redondos: 415 comercios que han dejado en el paro a unos mil trabajadores. Entre los sectores más perjudicados, la restauración, la moda y la estética. La encuesta que la misma entidad hizo a sus asociados en octubre apuntaba una media de 5,5% de cierres por la crisis.

Más información

Por territorios, los ejes comerciales de Fabra Centre, La Marina, Nou Barris, Clot, Sant Andreu o el Eix Maragall, los más alejados del centro, son los que registran menos cierres. Y, de forma general, la salud comercial de los ejes es bastante mejor que la del centro de la capital y la de las áreas turísticas, las más castigadas por la ausencia de visitantes.

De lo que no se ha librado ninguno es de una caída de ventas a consecuencia de las sucesivas tandas de restricciones horarias introducidas desde el pasado 7 de enero para frenar el crecimiento de la pandemia. En el caso del comercio de los ejes, el cierre obligado de los fines de semana se ha notado en plena campaña de rebajas. El 86% ha sufrido una caída de ventas de un 21% de media. Aunque entre semana, los próximos a centros comerciales cerrados han notado un aumento de compradores de un 10%. Es el caso de Sarrià (L’Illa), Sant Andreu, Fabra Centre (La Maquinista) y el de Poble Sec Paral·lel, en el radio de acción del centro comercial de Las Arenas. Las cifras de la actividad de los ejes comerciales de los barrios de Barcelona muestran más fortaleza que la de una encuesta realizada por la Pequeña y Mediana Empresa (Pimec) que reflejaba caídas de ventas mayores en el conjunto de Cataluña.

En todo caso, Barcelona Comerç destaca que los cierres de fin de semana han impedido a cientos de comerciantes liberarse del stock acumulado tras una campaña de Navidad que tampoco fue buena. Según la encuesta, la mayoría de los locales (62%) que han cerrado vuelven a ser comercializados en contra de lo que ocurrió en el tercer trimestre de 2020, cuando algunos espacios que se habían quedado sin actividad se reconvertían en viviendas. En cuanto al precio de salida de los alquileres nuevos, la mayoría mantiene los que tenía, solo un 15,4% ha bajado y un 23% ha subido el alquiler ligeramente.


Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50