PDeCAT

Marta Pascal abandona el PDeCAT

La exlíder y exsenadora está comprometida con la entidad El País de Demà que ha impulsado la creación de un nuevo partido nacionalista

La coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal, en una imagen de archivo en el Parlament.
La coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal, en una imagen de archivo en el Parlament.Massimiliano Minocri / EL PAÍS

Marta Pascal, ex secretaria general del PDeCAT, formación heredera de Convergència, ha abandonado la militancia del partido que ayudó a fundar y en el que estuvo vinculada toda su carrera. La exsenadora renunció en febrero a su escaño y publicó el libro Perdre la por (Perder el miedo) en el que muestra sus discrepancias profundas con Carles Puigdemont. Pascal se ha volcado con la plataforma El País de Demà que impulsa la creación del Partit Nacionalista de Catalunya para concurrir a las próximas elecciones autonómicas.

Tras permanecer meses alejada del PDeCAT, Pascal remitió el pasado 27 de abril una carta al expresidente de la Generalitat Artur Mas y al presidente del partido, David Bonvehí, en la que les trasladó los motivos de su renuncia, según avanzó este domingo El Periódico de Catalunya. La política rechaza radicalmente la vía unilateral y no ocultaba ya su incomodidad con los planteamientos ideológicos de Puigdemont.

La marcha de Pascal coincide en el tiempo con la reorganización del espacio neoconvergente que ha quedado aplazada por la pandemia. Por un lado, el grupo más moderado pivota alrededor del PDeCAT y mantiene la vieja estructura de la extinta Convergència y, por otro, conviven las nuevas marcas nacidas tras el 1 de Octubre: Junts per Catalunya y La Crida de Jordi Sànchez que aspira a agrupar a todas las familias. Pero una de ellas se mantiene al margen de esa dinámica y se ha articulado en torno al colectivo El Pais de Demà, nacido en Poblet el pasado mes de septiembre con la presencia de varios diputados, entre ellos Pascal, poco estimados por Puigdemont.

La asamblea de esta plataforma acordó el 7 de marzo impulsar una candidatura catalanista para los próximos comicios y ocupar el espacio del nacionalismo moderado que a su juicio ha quedado huérfano con el procés. El colectivo ya trasladó a sus afiliados que el nombre elegido es el de PNC que ya está registrado y que aspira a ejercer en la política catalana un papel similar al del PNV en el País Vasco. La intención es que esta formación, independiente ya de la plataforma, promueva la marca electoral que se presentará a las elecciones. Su plan es atraer también a militantes democristianos y alcanzar un acuerdo con Units per Avançar, que nació tras la extinción de Unió Democràtica.

Más información

Lo más visto en...

Top 50