Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marta Pascal deja el acta de senadora del PDeCAT

La excoordinadora del partido defiende un referéndum acordado y una amnistía

Marta Pascal PDeCAT
Marta Pascal en la Asamblea Nacional del partido. EFE

La excoordinadora del PDeCAT Marta Pascal ha anunciado este lunes que deja su acta de senadora por designación autonómica, después de sus discrepancias públicas y reiteradas el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y otros miembros del espacio de Junts per Catalunya. “Mi discrepancia se ha visto como una disidencia. Creo que hago lo que toca. Para mí, la coherencia y los principios son muy importantes”, ha afirmado esta mañana en una entrevista en TV3. Pascal hace por estos días in tour mediático para presentar su libro 'Perdre la por' (Perder el miedo).

Tras su intervención en TV3, Pascal ha publicado en redes sociales la carta de renuncia a David Bonvehí, el presidente del PDeCAT, donde expresa que “Junts per Catalunya no ha asumido el rol necesario como actor político que aborde formas de solucionar el conflicto entre Cataluña y España”. “Ha quedado prisionero de un simbolismo estéril y de una retórica muy estridente que ha dejado nuestras instituciones en la intemperie”, ha añadido en referencia al partido.

La que dejara la coordinación del PDeCAT por desencuentros con Puigdemont, asegura en el texto que deja el escaño porque quiere seguir expresándose “de forma clara, sin ataduras y con toda la libertada y claridad”. “Me preocupa el clima de intolerancia y agresividad contra todos aquellos que no hemos compartido determinadas decisiones”, mantiene, además de decir que no comparte los actos de desobediencia y unilateralidad como medida de valoración de sus ideales porque son prácticas que no comparte y que “no llevan a nada”.Durante los últimos meses Pascal se ha implicado activamente en la plataforma El País de demà, que aglutina a catalanistas no independentistas.

La decisión de Pascal ha generado diferentes reacciones dentro del espacio neoconvergente. Bajo la marca Junts per Catalunya conviven tanto el PDeCAT, como la Crida -el partido de Puigdemont- y los independientes que llegaron al Parlament en las pasadas elecciones autonómicas. El presidente del grupo de Junts en el Parlament, Albert Batet, ha expresado en Twitter su disconformidad por las formas de la ahora exsenadora. "Pascal es senadora por designación del Parlament a petición de Junts per Catalunya. Habría agradecido no enterarme de su renuncia a través de los medios de comunicación".

La también diputada Aurora Madaula, del sector crítico con el PDeCAT, ha calificado la decisión de Pascal de "la mejor". "[Pascal] anuncia que abandona el escaño de senadora de Junts per Catalunya por contradicciones profundas con nuestra política. Es la mejor decisión", ha escrito en Twitter. Bonvehí, por su parte, ha guardado silencio.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >