El Paradise, uno de los prostíbulos más grandes de Europa, presenta un ERTE

El burdel solicita un expediente de regulación temporal de empleo para 69 trabajadores, ninguno de ellos trabajadoras sexuales

El prostíbulo Paradise, el día de su inauguración en 2010.
El prostíbulo Paradise, el día de su inauguración en 2010.Pere Duran

Uno de los prostíbulos más grande de Europa, el Paradise, ubicado en La Jonquera (Girona), ha presentado un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) para sus 69 trabajadores después de verse obligado a cerrar por la pandemia del coronavirus. “Estamos desesperados, como todo el mundo”, explica por teléfono su dueño, José Moreno. El ERTE afecta a empleados directos del local, pero ninguno de ellos son trabajadoras sexuales, que alquilan las habitaciones y no tienen vínculos laborales legales con el negocio. A pesar de lo que supone económicamente, Moreno entiende que no hay otra solución: “Cerrar es lo mejor. Por las mujeres, por los clientes, por el personal… por todo el mundo”.

El Paradise abrió sus puertas hace una década con gran polémica por el tamaño (2.700 metros cuadrados, 80 habitaciones y capacidad para más de un centenar de mujeres), por las reticencias del Ayuntamiento de La Jonquera, y por una oleada de atentados que acabó con un coche bomba en la puerta del burdel, el 23 de diciembre de 2012, que no llegó a explotar. El Gordo, supuesto autor del atentado, acabó asesinado en 2017 en Viladecans con una bomba lapa en su coche. “Hemos sobrevivido hasta ahora, veremos qué pasa de ahora en adelante”, dice resignado el dueño, que asegura que sus abogados están ya “con el papeleo”.

Más información
Salvar al ‘soldado librero’ del coronavirus
La Fundación Miró presenta un ERTE para sus 57 trabajadores y el Salón del Cómic se suspende
Cárcel para un vecino de Reus por saltarse el confinamiento

Moreno asegura que todas las mujeres que dormían en la pensión del establecimiento se tuvieron que ir por la orden de cierre, que aplicaron el pasado 13 de marzo. “Solo quedan tres vigilantes para garantizar que nadie entra” en la macronave. El prostíbulo está en las afueras de La Jonquera, rodeado de macrorrestaurantes, gasolineras, supermercados, hoteles con casino y locales donde venden objetos sexuales.

Los gastos estructurales para mantener el local son muy elevados, asegura su dueño, que solo de alquiler paga 42.000 euros al mes. “Dos meses cerrado es una ruina”, afirma. Si hubiese sido cosa de solo una semana, añade, probablemente no tendrían que haber tomado ninguna medida. “Pero así, es insostenible", lamenta. En La Jonquera proliferan los prostíbulos por su ubicación, justo al lado de la frontera con Francia, y un lugar de paso para muchas personas.

Moreno es propietario desde hace años de prostíbulos. Ha sido investigado en diversas ocasiones y condenado por favorecer la inmigración irregular. Hasta ahora, el único caso en el que ha entrado en prisión preventiva fue por una trama que investiga la Audiencia Nacional por supuesto fraude fiscal. Cinco años después, Moreno sigue esperando que la investigación llegue a juicio y se declara inocente.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Rebeca Carranco

Reportera especializada en temas de seguridad y sucesos. Ha trabajado en las redacciones de Madrid, Málaga y Girona, y actualmente desempeña su trabajo en Barcelona. Como colaboradora, ha contado con secciones en la SER, TV3 y en Catalunya Ràdio. Ha sido premiada por la Asociación de Dones Periodistes por su tratamiento de la violencia machista.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS