_
_
_
_

La política lingüística de PP y Vox en Baleares aviva la defensa del catalán en las calles

Miles de personas salieron a la calle en Palma el domingo durante la Diada per la Llengua para protestar por las políticas contra el catalán del gobierno de Marga Prohens

Manifestación en protesta por la política lingüística del Govern balear PP y de su socio político, Vox, el domingo 5 de mayo en Palma.
Manifestación en protesta por la política lingüística del Govern balear PP y de su socio político, Vox, el domingo 5 de mayo en Palma.CATI CLADERA (EFE)

Las políticas lingüísticas aplicadas por el PP en los escasos diez meses de gobierno de Marga Prohens en Baleares han encendido las manifestaciones en las calles en defensa del catalán. Este domingo, miles de personas abarrotaron la plaza Mayor de Palma para defender la lengua propia de las islas y protestar por las políticas de arrinconamiento del catalán en las islas impulsadas por el ejecutivo de Prohens con el apoyo de sus socios externos de Vox. Las camisetas verdes, símbolo de la marea docente que se enfrentó al gobierno de José Ramón Bauzá en 2013 por sus medidas contra el catalán en la escuela, volvieron a tomar las calles de la capital balear en una Diada per la Llengua multitudinaria organizada por las entidades sociales Obra Cultural Balear y Joves de Mallorca per la Llengua bajo el lema Sí a la Llengua!.

“Han sido muchas las restricciones, imposiciones y prohibiciones que hemos sufrido los catalanoparlantes por hacer una cosa tan natural y sencilla como expresarnos en nuestra lengua”, afirmó la cantautora Miquela Lladó durante la lectura del manifiesto, en el que los organizadores reclamaron un compromiso de las instituciones para la recuperación de la lengua y el fin de las políticas en contra del catalán. El presidente de la Obra Cultural Balear, Antoni Llabrés, instó a la presidenta del gobierno Marga Prohens a elegir entre estar “con la mayoría social del pueblo de Mallorca” o seguir “ignominiosamente arrodillada ante el fascismo”. “Pedimos una rectificación al gobierno de Prohens, que no siga en esta deriva lengüicida, que rompa con esta extrema derecha antimallorquina que tiene como obsesión la persecución de la lengua catalana. Creo que lo agradecerán también los votantes del PP, que no votaron un programa que recogiera medidas como las que se están aplicando”.

En los últimos meses, la tensión entre el gobierno de Prohens y determinados sectores sociales en defensa de la lengua han ido en aumento como consecuencia de la aplicación de políticas lingüísticas propuestas por Vox y asumidas por los populares para garantizarse el apoyo de la ultraderecha. El primer encontronazo llegó con la rebaja del catalán de requisito a mérito para optar a una plaza en la sanidad pública. A continuación, el Ejecutivo de Prohens se enfrentó con el sector docente al aceptar la propuesta de Vox que contemplará la elección del castellano como lengua de enseñanza. Una medida que ha sido ampliamente rechazada por sindicatos educativos y por los propios centros, que hablan de un plan de “segregación lingüística” que separará a los alumnos en función de la lengua en la que estudien.

El último capítulo que ha soliviantado a las entidades en defensa de la lengua es la intención de Vox de que se promocione el dialecto balear en las instituciones de las islas, después de que la Casa Real haya distinguido con un título a una entidad académica contraria a la unidad del catalán que promociona este dialecto. El portavoz del gobierno Antoni Costa aseguró que, en este caso, no se dará “ni un solo paso atrás” de lo recogido por el Estatuto de Autonomía, que establece el catalán como lengua propia de las islas.

La manifestación, la más multitudinaria de los últimos años, contó con la presencia de los principales líderes de la oposición en las islas, incluida la actual secretaria general del PSIB-PSOE y presidenta del Congreso de los Diputados, Francina Armengol. La concentración en la plaza Mayor acogió la última etapa recorrida por la flama per la llengua, la llama por la lengua que en las últimas semanas ha recorrido numerosos pueblos y ciudades de las islas en defensa del catalán. Sobre el número de asistentes, la Policía Local los cifró en 7.000 personas mientras que los organizadores aseguran que se concentraron más de 40.000 asistentes.

Resaca política

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Este lunes, los partidos de la oposición han reclamado al PP que haga “un giro” en sus políticas lingüísticas, aunque los populares niegan cualquier paso atrás. El portavoz parlamentario del PP, Sebastià Sagreras, ha insistido en que su partido votó en su día en favor del Estatuto de Autonomía que recoge el catalán como la lengua propia de las islas y ha negado que se vaya a producir un retroceso. “No hay por qué pasar pena. Siempre hemos dicho que garantizaremos que cualquier ciudadano de las islas pueda interactuar con la Administración en cualquiera de las dos lenguas oficiales, ahora mismo no hay previsto ningún otro cambio en relación sobre legislación lingüística” ha dicho Sagreras.

Mientras tanto, la oposición endurece su discurso y reclama al PP que se desligue de las políticas lingüísticas de Vox. El diputado del PSIB-PSOE, Marc Pons, ha pedido a Prohens que “no se aleje” de la realidad de la calle y le ha instado a “reflexionar y cambiar” el rumbo del Gobierno para evitar “una mayor crispación” de la sociedad al considerar que el PP ha convertido los ataques a la lengua en uno de los elementos clave de la legislatura. “Más de 40 años de consensos en materia lingüística que el PP se está encabezonando en romper” ha señalado. Para el portavoz parlamentario de Més per Mallorca, Lluís Apesteguia, es necesario que los populares miren más allá y escuchen “a alguien más que no sean ellos, al fascismo que han escogido como compañero de viaje”.

Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_