_
_
_
_
_

Víctor de Aldama, presidente del Zamora CF, emerge como pieza fundamental del ‘caso Koldo’

Los indicios que se acumulan lo señalan como la persona que se enteró de la existencia de los contratos de mascarillas, que “contactó” con el empresario que podía facilitar la logística y que conocía a Koldo García en Transportes

Víctor de Aldama, en agosto de 2023, en Zamora.
Víctor de Aldama, en agosto de 2023, en Zamora.EMILIO FRAILE

Tras negarse a declarar ante el juez, el empresario Víctor de Aldama salió el pasado jueves 22 de febrero de la Audiencia Nacional a paso ligero, tratando de ocultar su rostro a las cámaras de televisión. Con la cabeza gacha y cubierta por la capucha de una sudadera negra, el presidente del Zamora Club de Fútbol hacía apenas unos minutos que había quedado en libertad, después de ser detenido por su presunta implicación en el caso Koldo, la supuesta red de corrupción urdida para conseguir contratos públicos de suministro de mascarillas en lo peor de la pandemia a cambio del pago de comisiones presuntamente ilegales. Aquel día, casi todos los focos se centraban en Koldo García, el antiguo asesor del exministro José Luis Ábalos, señalado como la persona que “facilitó” el acceso a la Administración para lograr las adjudicaciones. Sin embargo, a medida que han trascendido detalles del sumario, la figura de De Aldama ha emergido como una de las piezas clave.

De hecho, el magistrado Ismael Moreno ha dictado las medidas cautelares más duras contra De Aldama y García. Aunque ambos han quedado libres, se les ordena presentarse en el juzgado cada 15 días, se les prohíbe salir del territorio nacional y se les retira el pasaporte. Según varias resoluciones del juez instructor y la querella de la Fiscalía Anticorrupción, estos son parte de los indicios que se acumulan contra el presidente del Zamora CF, que tiene fijado su domicilio en San Sebastián de los Reyes (Madrid):

La pista del contrato. Según varias fuentes, De Aldama llevaba tiempo moviéndose por el Ministerio de Transportes. Allí “gozaba de cierta prevalencia”, según dice el juez. Y, al estallar la crisis sanitaria por el coronavirus, se entera de que dicho departamento necesitaba material sanitario, como él mismo admitió después a la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF, dependiente del Ministerio de Hacienda), según el sumario. Sin embargo, Anticorrupción destaca que él “no disponía de medios humanos y materiales necesarios, ni de financiación suficiente, para poder acometer” el suministro de mascarillas y otros productos. Por ello, “contacta” con Juan Carlos Cueto, “líder” del conglomerado empresarial Grupo Cueto, al que ya conoce de antes y a quien los investigadores sitúan también en la cúspide de la trama —este último ha negado este miércoles las acusaciones ante el juez—.

Las pesquisas apuntan que ambos emprendieron entonces un “proyecto conjunto”. Supuestamente, acordaron utilizar como tapadera a la compañía Soluciones de Gestión y Apoyo a las Empresas S. L., controlada en la sombra por Cueto, para firmar los contratos de la Administración. “Soluciones de Gestión habría sido empleada como una empresa instrumental”, dice Anticorrupción. Con estas operaciones, el magistrado Moreno calcula que Cueto obtuvo un beneficio de 9,6 millones de euros; y De Aldama, de 5,5 millones. Por su parte, el “incremento patrimonial” de Koldo García se estima en 1,5 millones.

Negocios previos. “La colaboración entre Víctor de Aldama y el Grupo Cueto no es puntual, han tenido proyectos en común en el pasado”, incide el ministerio público, que apunta a la empresa Businesscity. Además, la Fiscalía señala que, tras las adjudicaciones bajo sospecha, continuaron haciendo negocios: “A través de dos inversiones diferentes: Telefarmacia App y un negocio de pizarras, utilizando para ello las sociedades Brama Capital, Pizarras Santa Bárbara y Comercializadora Pizarras Santa Bárbara (objeto social: extracción de piedra ornamental y para la construcción)”. “Brama y Pizarras son adquiridas por Soluciones de Gestión y, posteriormente, De Aldama adquiere parte de su titularidad. Parte de los fondos públicos obtenidos con las adjudicaciones bajo sospecha fueron invertidos en la puesta en marcha del “negocio de las pizarras”, continúa Anticorrupción.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El magistrado añade: “Cueto y Aldama siguen teniendo [actualmente] asuntos en común, algunos de ellos relevantes para los hechos investigados. De este modo, el día 26 de enero de 2024, Aldama habría entregado a Cueto algún objeto al que Aldama se refiere en un lenguaje convenido como “chorizos”.

Víctor de Aldama, a la salida de la Audiencia Nacional, este jueves.
Víctor de Aldama, a la salida de la Audiencia Nacional, este jueves.Sergio Pérez (EFE)

El vínculo con Koldo. “El contacto de Soluciones de Gestión con Koldo García se produce a través de Víctor de Aldama. Ambos se conocen personalmente al haber coincidido en un contexto laboral desde diciembre de 2018”, explica el fiscal. Ambos habían coincidido en México, con motivo de una visita oficial del ministro Ábalos a la región. Aldama se presentaba como cónsul honorario. “[El presidente del Zamora] y Koldo García, asesor del titular del ministerio en ese momento, mantenían una vinculación directa y personal”, recalca también el juez. Los seguimientos de la Guardia Civil permitieron descubrir igualmente que De Aldama, Cueto y García “mantuvieron varios encuentros en establecimientos de hostelería” de Madrid. En concreto, en una marisquería.

La oferta y los contactos. El magistrado Moreno incide en que fue De Aldama quien también “presentó la oferta de Soluciones de Gestión ante el Ministerio de Transportes”, donde el presidente del Zamora CF tenía un “pase especial”. El sumario indica que, además de Koldo, también contactó con otras “autoridades”. “El interlocutor de Aldama con Puertos del Estado, [una de las empresas que les concedió contratos], fue Álvaro Sánchez Manzanares, que participó en la adjudicación del contrato con número de expediente E/019/20 en calidad de Secretario General de Puertos del Estado”, rememora el instructor.

Desvío del dinero a Luxemburgo. El juez Moreno explica que parte del beneficio obtenido “fue transferido a las sociedades de Aldama, MTM 180 Capital S. L. y Deluxe Fortune S. L., directamente desde las cuentas bancarias de Soluciones de Gestión”. “Asimismo, la sociedad MTM 180 Capital, con los fondos transferidos por Soluciones de Gestión unidos a la constitución de un préstamo por importe de un millón de euros, se realiza una transferencia por importe de 1,6 millones que habría sido destinada a la sociedad Stronghold Credit S. L., participada por Stronghold Partners S. L., la cual a su vez tiene como único accionista la sociedad luxemburguesa Stronghold Topco S. A. R. L.“, afirma la Fiscalía, que cree que todos estos movimientos de capital tenían por objetivo “ocultar” y “dificultar el seguimiento” del dinero.

Mencionado como un “comisionista”. “En varias ocasiones se han observado referencias al papel de Aldama como ‘comisionista’ frente a la Administración Pública en el marco de los contratos investigados”, expone también el magistrado de la Audiencia Nacional. El juez basa esa afirmación en varias conversaciones telefónicas intervenidas, como una que mantiene Cueto con una empleada de De Aldama a raíz de una citación que el presidente del Zamora ha recibido de Hacienda: “En la citada llamada, Cueto llega a afirmar que las personas que comparezcan deben de hacerlo con asistencia letrada, ya que ‘como vaya alguien allí y empiece a largar y rajar, tiene un problema’. Este miedo podría estar ligado a que Aldama fuera considerado un ‘comisionista’ a ojos de la Agencia Tributaria, deducción extraída de las conversaciones telefónicas intervenidas de Íñigo Rotaeche, [apoderado de Soluciones de Gestión] y Cueto, quienes en varias ocasiones le han vinculado al ministerio encargado de los contratos investigados”.

Entregas de dinero. “La observación de las intervenciones telefónicas y la actividad operativa [de la Guardia Civil] ha puesto de manifiesto la posible entrega de dinero de Aldama a Koldo García a través de Cueto”, apostilla el magistrado.

El rastro del dinero. Los investigadores, que imputan también operaciones de blanqueo a los implicados, han seguido el rastro del dinero. Entre otras operaciones, el juez afirma que han detectado cómo Soluciones de Gestión transfirió 110.036 euros a Deluxe Fortune, encabezada por De Aldama, quien a su vez transfirió estos fondos a la mercantil Depósito Judicial de Murcia S. L.: “Cuyo titular, Rogelio Pujalte, según la intervención telefónica, tiene una vinculación directa con Koldo García”.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_