_
_
_
_
_

Las sospechas de blanqueo se ciernen sobre las casas compradas por Koldo García y su entorno

La Fiscalía apunta a que el exasesor de Ábalos adquirió un piso en Benidorm por 150.000 euros, que solo 12 meses después tenía un valor de referencia catastral un 77% superior

Caso Koldo
Koldo García, exasesor del exministro socialista José Luis Ábalos, el jueves a la salida de la Audiencia Nacional.SERGIO PEREZ (EFE)
J. J. Gálvez

La Fiscalía Anticorrupción sostiene que el antiguo asesor del exministro socialista José Luis Ábalos, Koldo García, “desvió” dinero a cuentas de personas de su entorno e “invirtió” en la compra de inmuebles que puso a nombre de su círculo más próximo. Su objetivo, tratar de “ocultar” y “blanquear” las supuestas mordidas que cobró por “facilitar” la concesión de contratos de suministro de mascarillas en lo peor de la pandemia de coronavirus. Los recelos de los investigadores se multiplicaron a medida que observaron las grandes cantidades de efectivo que manejaban y el enorme “incremento patrimonial” que, tras las adjudicaciones bajo sospecha, experimentaron él y su esposa, Patricia Uriz (también detenida por la Guardia Civil). Entre otros bienes, el ministerio público ha puesto el punto de mira en tres pisos que la pareja adquirió en primera línea de costa en Benidorm (Alicante). Abonó por los tres un total de 444.000 euros, según la querella presentada en la Audiencia Nacional.

Entre las propiedades enumeradas por Anticorrupción, destaca un piso ubicado en la cuarta planta del edificio Copacabana, construido en 1969 en el paseo marítimo del municipio levantino. Según explica la Fiscalía, la esposa de Koldo García formalizó su compra el 3 de diciembre de 2020 por un importe de 150.000 euros. Los datos de la Dirección General del Catastro, a los que tuvo acceso EL PAÍS, revelan que se trata de un inmueble de 104 metros cuadrados. Y, según este organismo, apenas 12 meses después de su compra (el dato más antiguo disponible), su valor de referencia catastral era de 265.984,99 euros: es decir, un importe un 77% superior al precio que, según el ministerio público, supuestamente pagó la pareja.

La Dirección General del Catastro explica que el “valor de referencia” se calcula tras analizar “los precios de todas las compraventas de inmuebles que se realizan ante fedatario público” en una zona, “en función de los datos de cada inmueble”. En los casos de viviendas en suelo urbano, se tienen en cuenta, entre otros factores, la antigüedad y el estado de conservación. El organismo apostilla, además, que este “valor de referencia” se encuentra por debajo del valor de mercado y, para ello, al fijarlo se “aplica un factor de minoración”.

Otra de las viviendas bajo sospecha se sitúa junto al paseo marítimo de Benidorm, a escasos metros del Copacabana. Se trata de un sexto piso de 81 metros cuadrados, también edificado en 1969, según el catastro. El ministerio público señala que, en este caso, el propio Koldo García “formalizó” su compra el 4 de septiembre de 2020 por 170.000 euros. Su valor de referencia catastral a 1 de enero de 2022 era de 202.303,33 euros (un 19% más que el importe indicado por la Fiscalía).

Los investigadores colocan igualmente el foco sobre una tercera vivienda adquirida en el municipio alicantino, por la que la pareja pagó el 10 de marzo de 2022 un total de 115.000 euros y que pusieron a nombre de su hija (que entonces tenía dos años). La Fiscalía subraya que esta casa se pagó sin necesidad de constituir una hipoteca y tras entregar en metálico un 10% de la misma (11.500 euros). El resto (103.500 euros) se cubrió con cuatro cheques que se cargaron en una cuenta abierta a nombre de la menor, que había recibido solo dos días antes de la compra nueve traspasos que elevaron el saldo por encima de los 110.000 euros, suficiente para afrontar el gasto.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El juez Ismael Moreno, instructor de la Audiencia Nacional, apunta que existen otros indicios de que Koldo García utilizó a su hermano como testaferro para que constase como “titular” de la vivienda familiar que el exasesor de Ábalos tenían en Polop de la Marina, otra localidad de Alicante. EL PAÍS ha intentado sin éxito contactar con Koldo García y su entorno para conocer su versión sobre los hechos.

Más acusaciones en la Audiencia Nacional

La oposición ha dejado muy claro que va a explotar el caso Koldo para arremeter contra el Ejecutivo socialista. El sábado, el vicesecretario de Política Autonómica y Municipal del PP, Elías Bendodo, calificó al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como el “líder de la organización criminal de la trama Ábalos”. Y el PP anunció el lunes que la Audiencia Nacional ya ha admitido su personación como acusación popular en el sumario que dirige el magistrado Ismael Moreno, que investiga presuntos delitos de organización criminal, tráfico de influencias, blanqueo de capitales y cohecho. “Esto afecta directamente al círculo más cercano de Sánchez”, insistió Cuca Gamarra, secretaria general del partido conservador, quien criticó que los socialistas quieran usar a Ábalos como “cortafuegos”.

En la misma línea, la formación ultraderechista Vox avanzó el lunes que se presentará como acusación en la Audiencia Nacional. Su secretario general, Ignacio Garriga, apuntó: “Vamos a llegar hasta el final y por todos los medios: judiciales y parlamentarios”.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

J. J. Gálvez
Redactor de Tribunales de la sección de Nacional de EL PAÍS, donde trabaja desde 2014 y donde también ha cubierto información sobre Inmigración y Política. Antes ha escrito en medios como Diario de Sevilla, Europa Sur, Diario de Cádiz o ADN.es.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_