_
_
_
_

Las negociaciones para una candidatura amplia de Sumar se enredan en Galicia

Podemos reclama una coalición con la organización de Díaz y Esquerda Unida al 33% cada una. El partido de la vicepresidenta lo rechaza

Paula Chouza
La vicepresidenta Yolanda Díaz, junto a la portavoz parlamentaria de Sumar, Marta Lois, en el inicio de la campaña de las generales en A Coruña el pasado julio.
La vicepresidenta Yolanda Díaz, junto a la portavoz parlamentaria de Sumar, Marta Lois, en el inicio de la campaña de las generales en A Coruña el pasado julio.VANESSA CASTELEIRO

Todavía no están convocadas, pero las elecciones en Galicia, que deben celebrarse antes de julio, son ya un nuevo escenario de batalla entre las fuerzas a la izquierda del PSOE. Movemento Sumar, el partido de Yolanda Díaz, acaba de constituirse en la comunidad, al igual que en Euskadi, que también celebrará sus comicios autonómicos en la primera mitad de 2024. Mientras la formación de la vicepresidenta segunda continúa con la búsqueda de cuadros propios, las conversaciones se tensan con Podemos para conformar una coalición. Después de más de un mes de negociaciones discretas a tres bandas, también con Esquerda Unida, este sábado Podemos Galicia emitió un comunicado en el que desvelaba la propuesta hecha a Sumar para que cada formación tuviera un 33% de representación en la candidatura conjunta y criticaba la falta de respuesta de los de Díaz. Fuentes de Movemento Sumar consultadas rechazan esa fórmula.

“Sumar Galicia no va de porcentajes, no es un reparto de puestos entre partidos”, advierten. La elaboración de las listas electorales se produce en un contexto muy complejo como es el gallego, y en el que Díaz, que juega en casa, estrena su proyecto en una cita autonómica. Pese a los buenos resultados obtenidos en las generales del 23-J, en los que Sumar quedó como tercera fuerza por delante del Bloque Nacionalista Galego (BNG), la fragilidad de la izquierda en el territorio es palpable. Ni Podemos ni Esquerda Unida (tampoco Anova o En Marea) lograron representación en los comicios regionales de 2020. Después de que el espacio concurriera unido en 2016 y lograra convertirse en primera fuerza de la oposición, las peleas internas acabaron devorando una coalición que para las últimas autonómicas se dividió y salió del Parlamento y que en las municipales del pasado mayo (con otras siglas) volvió a sufrir un retroceso. Marea Atlántica, por ejemplo, desapareció de la corporación coruñesa, que había gobernado entre 2015 y 2019, y tampoco logró entrar en el Ayuntamiento la candidatura de Podemos, EU y Alianza Verde.

La dirección autonómica de Podemos Galicia siempre ha sido cercana a Díaz y su intención inicial era blindar las conversaciones para protegerlas del clima de hostilidad que rodea en Madrid las relaciones entre Sumar y Podemos —Ione Belarra ha buscado escenificar su autonomía y el alejamiento del proyecto de la vicepresidenta—. Sin embargo, la nota enviada a los medios el sábado por la noche después de una reunión del Consejo Ciudadano autonómico, el máximo órgano entre Congresos de Podemos Galicia, da cuenta de las desavenencias entre las organizaciones. El texto explicaba que en esa reunión el coordinador, Borja San Ramón, hizo un llamamiento a “articular una candidatura común con la mayor celeridad posible” ante un posible adelanto electoral. El escrito desvelaba que habían propuesto conformar una coalición firmada al 33% entre las tres fuerzas, “donde todas se reconocen como iguales”. En palabras de San Ramón, este planteamiento está pendiente de una respuesta por parte de Movemento Sumar y de su coordinador, Paulo Carlos López, “desde hace semanas”, sin que haya habido contraoferta.

“Es urgente cerrar un acuerdo que pueda ser validado por los respectivos procesos de las organizaciones, que en el caso de Podemos es una consulta a los inscritos”, advertía el líder de Podemos en Galicia. Según ha podido saber EL PAÍS, el documento planteado por su organización incluye crear una comisión promotora que, entre otras funciones, elaboraría un reglamento para elegir a los candidatos mediante primarias abiertas, uno de los requisitos de la formación de Belarra en su nueva hoja de ruta, y otorga una predominancia a la formación de Díaz, tanto en el nombre de la coalición (Sumar Galicia) como en la portavocía del grupo. Fuentes de Esquerda Unida también saludan el planteamiento hecho por el partido de San Ramón, que ven “en sintonía con la suya” y abogan por la existencia de un espacio de “trabajo democrático” que garantice la “tan necesaria acumulación de fuerzas” de cara a los comicios.

Sumar ha respondido este domingo que esa propuesta “quedó ya atrás en la primera reunión”, algo que desmienten parcialmente en Podemos. Desde el partido de la ministra de Trabajo argumentan que acaban de elaborar un documento político que, aunque no es público, servirá como “base del futuro Gobierno gallego” y para el cual han recibido más de un centenar de aportaciones de sectores profesionales, académicos y de la cultura que presentarán en los encuentros que tienen previsto celebrar por toda Galicia. “Podemos no quiso entrar a opinar sobre el documento. No propuso nada”, cuestionan fuentes de la organización, que, sin embargo, subrayan que su mano “sigue tendida”. “Las personas de Podemos son muy valiosas y las queremos en Sumar Galicia”. Pese a desconocerse aún los plazos oficiales, el camino hacia las autonómicas se adivina largo en la izquierda y las disputas amagan con salpicar los procesos paralelos, como es el caso de Euskadi, donde las negociaciones están en marcha entre cuatro formaciones, o las europeas del próximo 9 de junio. En este último caso, el partido de Belarra ya ha sugerido que se plantea presentarse por separado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Paula Chouza
Periodista de Política en EL PAÍS. Participó en el lanzamiento de EL PAÍS América en México. Trabajó en el Ayuntamiento de A Coruña y fue becaria del Congreso de los Diputados, CRTVG o Cadena SER. Es licenciada en Periodismo por la Universidad de Santiago de Compostela, Máster en Marketing Político y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_