_
_
_
_
_

Sumar acelera su despliegue para llegar a acuerdos en Galicia y Euskadi

La formación de Yolanda Díaz planea culminar su asamblea en la primavera de 2024 y abre conversaciones para concurrir con Podemos y otras fuerzas en las autonómicas

El portavoz de Sumar, Ernest Urtasun, este lunes durante una rueda de prensa en el Espacio Rastro (Madrid).
El portavoz de Sumar, Ernest Urtasun, este lunes durante una rueda de prensa en el Espacio Rastro (Madrid).BORJA SÁNCHEZ-TRILLO (EFE)

Pasada la investidura de Pedro Sánchez y constituido ya el Gobierno de coalición, Sumar acelera su despliegue para afrontar el próximo ciclo electoral. Los comicios en Galicia y Euskadi, aún sin convocar, y las europeas del 9 de junio, resultan vitales para afianzar tanto la implantación territorial en España como la proyección internacional de la formación de Yolanda Díaz, que en pleno proceso de configuración, tiene previsto culminar su primera asamblea en la primavera de 2024. Los interrogantes a estas alturas son muchos, pero el objetivo claro: presentarse a estos comicios intentando repetir el esquema de acuerdo amplio de las generales del 23-J. Las conversaciones, discretas, están ya en marcha para lograr cerrar cuanto antes pactos de coalición para las autonómicas.

El mismo día que se celebraba la primera reunión del nuevo Consejo de Ministros, donde Sumar ocupa cinco asientos, la organización de la vicepresidenta segunda anunciaba la inscripción de su marca como partido político tanto en Galicia como en Euskadi (Movemento Sumar Galicia y Sumar Mugimendua). En el primer caso, las negociaciones a tres bandas empezaron ya hace más de un mes entre los representantes de Sumar (entre los que se encuentra el portavoz del Movemento, Paulo Carlos López), la dirección de Podemos y la de Esquerda Unida. En esta comunidad todo está por hacer, porque el espacio se quedó fuera del Parlamento en los comicios de 2020 y aunque tras la marcha de Alberto Núñez Feijóo a la política nacional el PP continúa fuerte, algunos sondeos muestran opciones para una posible victoria de una coalición que incluya al PSOE y el BNG. Los comicios gallegos representan, además, una cita compleja para Sumar, donde Díaz juega en casa. Podrían ser los primeros tras las generales y un traspié en su tierra sería una muy mala noticia para el proyecto.

En Euskadi, mientras los partidos nacionalistas PNV y EH Bildu han movido ficha ya en los últimos días, en el espacio a la izquierda del PSOE se suceden las conversaciones a varias bandas entre cuatro formaciones (las mismas que en Galicia y también Equo). Aunque los actores implicados en ambos casos entienden que la lógica política lleva a que la única forma de presentarse exitosa sea en coalición, distintas voces expresan su temor a que la dinámica de enfrentamiento entre Podemos y Sumar en Madrid pueda complicar cualquier alianza.

El contexto, en todo caso, es ahora muy distinto al del pasado 23 de julio, cuando el adelanto electoral motivado por el batacazo la las izquierdas en las autonómicas y municipales de mayo propició un acuerdo apresurado —cerrado en diez días— que se llevó por delante la posibilidad de celebrar cualquier proceso de primarias. El portavoz de Sumar, Ernest Urtasun, ha asegurado este lunes en rueda de prensa que los candidatos serán “ratificados de forma democrática”, pero no ha querido ir más allá a la hora de concretar la fórmula que se elegirá para hacerlo. “Trabajamos en la lógica de lo que fue el éxito del 23-J. La experiencia de Sumar es lo que permitió sacar los resultados que tuvimos, que hoy haya una investidura progresista en España”, ha querido poner en valor el nuevo ministro de Cultura. “Los progresistas de este país, en un contexto de avance de la extrema derecha en toda Europa, lo que nos quieren ver es trabajar codo con codo”, ha expresado Urtasun, dando a entender que buscarán ese acuerdo amplio con todas las fuerzas políticas en los territorios, también con Podemos.

La cúpula del partido de Ione Belarra ha respondido recordando las líneas rojas establecidas en el nuevo documento de la organización: que cualquier candidatura se configure mediante primarias abiertas y que no haya vetos (una alusión a la exclusión de Irene Montero de las listas del 23-J).

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Lanzamiento de la asamblea

La formación de Yolanda Díaz también tiene previsto lanzar “de manera inmediata” el proceso para celebrar su primera asamblea. Según ha anunciado este lunes Sumar, esta “culminará” en la primavera de 2024 después de varios meses de debate de documentos. En los próximos días se dará a conocer al llamado “grupo promotor”, un órgano “amplio y plural” de personas que ejercerá de espacio de dirección transitorio, llevando las riendas hasta esa reunión, y en el que se incluirán representantes de los partidos políticos llamados a participar en el proceso. “La constitución de Sumar tiene su complejidad. Están los inscritos de Sumar y las organizaciones previas que ya existen. Tenemos que encontrar un encaje organizativo para todos”, ha reconocido Urtasun. El movimiento de Díaz cifra en 70.000 el número de sus inscritos a día de hoy, aunque no descarta que muchos de ellos sean afiliados de otros partidos, lo que en su momento puede representar un problema de incompatibilidad.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Paula Chouza
Periodista de Política en EL PAÍS. Participó en el lanzamiento de EL PAÍS América en México. Trabajó en el Ayuntamiento de A Coruña y fue becaria del Congreso de los Diputados, CRTVG o Cadena SER. Es licenciada en Periodismo por la Universidad de Santiago de Compostela, Máster en Marketing Político y Máster de Periodismo de EL PAÍS.
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_