_
_
_
_
_

Belarra, tras la salida de Podemos del Gobierno: “Aceptemos el golpe y pasemos página”

La secretaria general del partido llama al boicot de empresas como Carrefour por “colaborar” con Israel, celebra las declaraciones de Sánchez sobre la guerra en Oriente Próximo y le reclama más acciones

La secretaria general de Podemos, Ione Belarra, y su número dos en el partido, Irene Montero, este sábado en la reunión del Consejo Ciudadano Estatal en Madrid.
La secretaria general de Podemos, Ione Belarra, y su número dos en el partido, Irene Montero, este sábado en la reunión del Consejo Ciudadano Estatal en Madrid.Fernando Sánchez (Europa Press)

Ione Belarra pide “aceptar el golpe” y “pasar página”. En una de sus semanas más difíciles, después de que este martes el partido consumara su salida del Gobierno con el traspaso de las carteras de Igualdad y Derechos Sociales al PSOE y Sumar, la secretaria general de Podemos se ha dirigido ante el Consejo Ciudadano Estatal y ha calificado de “error político garrafal” su marcha de la coalición. La reunión de este sábado era especial para la exministra. Su primera intervención ante el máximo órgano ejecutivo del partido sin estar ya en el Gobierno y la primera, también, sin Nacho Álvarez en la dirección. El que era hasta el viernes de la semana pasada responsable económico de Podemos dimitió después de que la organización rechazara ponerlo como ministro a propuesta de Yolanda Díaz. En un discurso más breve de lo habitual, Belarra ha llamado también al boicot de empresas como Carrefour por “colaborar” con Israel y, un día después de desatarse un conflicto diplomático con ese Estado, ha celebrado que el presidente Pedro Sánchez se haya “movido”. La dirigente le pide ir más allá, tomando medidas contra el Gobierno de Benjamín Netanyahu.

El discurso de la líder de Podemos este sábado ha supuesto una ratificación de la estrategia de desconexión total de Sumar, la plataforma que lidera la vicepresidenta segunda del Gobierno. “La fuerza actual de Podemos, su voz y sus votos, servirán para seguir impulsando las transformaciones más valientes y ambiciosas”, ha proclamado solemne Belarra, quien ya descartó públicamente esta semana que sus cinco diputados barajen abandonar el grupo parlamentario, aunque deslizó la idea de que podrían acabar echándolos. “Desde este momento, por mucho que haya podido doler el proceso de estos dos años, os pido a la gente de Podemos que aceptemos el golpe y pasemos página. A partir de este momento, Podemos se pone a trabajar con total autonomía política, como nos han dicho los más de 30.000 inscritos que han respaldado nuestra nueva hoja de ruta para seguir transformando con valentía, para volver a gobernar y para reconstruir el bloque democrático que el PSOE ha roto”, ha acusado a los socialistas.

En palabras de Belarra, su exclusión del Gobierno —aunque el partido solo contemplaba participar si Irene Montero seguía al frente de Igualdad, ministerio que finalmente ha pasado a manos del PSOE— es un “veto injusto, pero ante todo, un error político garrafal”. Sin nombrarla en ningún momento, la secretaria general ha cargado indirectamente contra Díaz, a la que hace corresponsable de su salida de las instituciones estatales. “El PSOE solo tolera un socio que asuma sus límites”, ha denunciado después de acusar a los socialistas de haber trabajado desde 2015, cuando alcanzaron los 69 diputados en el Congreso, para que “Podemos no pudiera gobernar”. En su opinión, sin el partido en el Ejecutivo, las “posibilidades reales de transformación” quedan “comprometidas”.

La intervención de la máxima responsable política del partido ha abordado también la crisis diplomática desatada por Israel, que el viernes convocó a las embajadoras española y belga por las declaraciones realizadas por Pedro Sánchez y Alexander De Croo durante una visita a Rafah. “Reitero el derecho de Israel a defenderse, pero dentro de los parámetros y limitaciones que impone el derecho internacional humanitario. Y no está siendo el caso. La matanza indiscriminada de civiles inocentes, incluidos miles de niños y niñas, es completamente inaceptable”, dijo el presidente español. Israel denunció después que esas expresiones daban “apoyo al terrorismo”, unas afirmaciones que el Gobierno español, a través del titular de Exteriores, José Manuel Albares, tildó de “totalmente falsas e inaceptables”.

“La presión social y política y ese movimiento por el fin del genocidio ha logrado que finalmente el presidente Sánchez se haya tenido que mover”, ha celebrado Belarra, que ha pedido más al mandatario, insistiendo en la “ruptura de las relaciones diplomáticas” hasta que haya un alto el fuego, sanciones económicas “ejemplares” contra Netanyahu y su cúpula directiva y el “embargo inmediato” de armas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En este punto, Belarra ha comparado la situación actual con la etapa inmediatamente anterior a la II Guerra Mundial. “Tenemos que frenar la barbarie porque si no la barbarie nos va a arrastrar con ella. Si no, será demasiado tarde, como cuando hace un siglo el fascismo reinó por toda Europa”, ha advertido antes de llamar al sabotaje de aquellas compañías que tengan algún lazo con el Estado israelí. “Os pido a todas que no dejemos nada por hacer. Que vayamos a cada movilización, recojamos firmas y participemos de las acciones de boicot a las empresas que colaboran con Israel, como hace Carrefour”, ha cargado la exministra contra la marca de supermercados francesa, a la que señala por haber firmado en marzo un acuerdo con dos empresas de Israel.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Paula Chouza
Periodista de Política en EL PAÍS. Participó en el lanzamiento de EL PAÍS América en México. Trabajó en el Ayuntamiento de A Coruña y fue becaria del Congreso de los Diputados, CRTVG o Cadena SER. Es licenciada en Periodismo por la Universidad de Santiago de Compostela, Máster en Marketing Político y Máster de Periodismo de EL PAÍS.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_