_
_
_
_
_

Izquierda Unida advierte a Sumar que la construcción del frente amplio no se puede hacer “deprisa y sin debate”

Alberto Garzón dimite este viernes como coordinador y el responsable de Organización, Ismael González, llevará las riendas del partido hasta la asamblea

Sira Rego
La ministra de Juventud e Infancia, Sira Rego, y el líder de IU, Alberto Garzón, durante la noche electoral del 23-J.Kiko Huesca (EFE)

Después de más de siete años de liderazgo de Alberto Garzón, Izquierda Unida abre este viernes una nueva etapa con la renuncia formal del coordinador federal ante el máximo órgano del partido. La salida del exministro de Consumo, anunciada en una carta a la militancia hace dos semanas, se produce con el Gobierno de coalición ya constituido y el proceso para conformar Sumar en marcha. El borrador del informe político que la dirección de IU somete a debate esta tarde advierte a la plataforma de Yolanda Díaz que la construcción de un frente amplio no se puede hacer “deprisa y sin debate” y reclama a la vicepresidenta que no “reproduzca esquemas de partidos clásicos” y “fomente la participación popular”. El documento, al que ha tenido acceso EL PAÍS, también establece que será el responsable de Organización, Ismael González, el encargado de llevar las riendas de la formación durante la etapa transitoria, en la que coordinará una Comisión Preparatoria de la próxima asamblea. Lo hará “de manera conjunta con las federaciones, los partidos y las corrientes que integran Izquierda Unida”, según recoge el texto.

El informe que abordará la Coordinadora Federal esta tarde hace hincapié en el proceso que tiene Sumar por delante y deja algunos recados a Díaz. “Necesitaremos aclarar si se pretende construir un espacio amplio con participación de personas y de organizaciones políticas que permita construir procesos de participación popular o si, por el contrario, se pretende reproducir esquemas de partidos clásicos con mecanismos que no favorecen la participación de personas y de las organizaciones”, reza el escrito, que recuerda su apuesta del pasado septiembre por convertir Sumar en un frente amplio en el cual “todos los partidos y coaliciones se sientan cómodos, representados y por tanto partícipes”, y en el que la organización de la titular de Trabajo (Movimiento Sumar) “sería uno más”.

“Si queremos construir un frente amplio democrático y con participación no se puede hacer deprisa y sin debate, esta es la primera premisa que trasladamos desde nuestra experiencia de 35 años”, subraya IU queriendo hacer valer su trayectoria. La advertencia se produce cuando la formación de la vicepresidenta segunda tiene previsto presentar en los próximos días el llamado grupo promotor, un órgano “amplio y plural” de personas que ejercerá de espacio de dirección provisional de Sumar hasta que culmine su asamblea la próxima primavera y en el que se incluirán representantes de los partidos políticos. Izquierda Unida reclama ahora un papel activo de las organizaciones en la elaboración de este grupo.

El documento de la dirección mira también al contexto político internacional y, a siete meses de las elecciones europeas, ratifica su apuesta por el Grupo de la Izquierda en la Eurocámara y también por el Partido de la Izquierda Europea (PIE), del que forma parte. Por el contrario, no esconde sus críticas a “una socialdemocracia entregada a la derecha y un espacio verde que mantiene posiciones inasumibles, por ejemplo, respecto a la guerra”, señala en referencia al conflicto en Oriente Próximo. El cuestionamiento a los verdes, familia de la que también bebe Sumar, resulta especialmente relevante. Las candidaturas para los comicios de junio están aún por hacer y el cabeza de lista todavía no se ha decidido. En Unidas Podemos, el peso de estos se reducía a un único eurodiputado de seis, pero con la plataforma de Díaz los equilibrios son distintos y anticipan una negociación complicada, en la que la formación de Ione Belarra ya ha deslizado su intención de presentarse por separado.

El informe celebra la entrada de IU en el Gobierno de coalición a través del Ministerio de Juventud e Infancia, con Sira Rego, hasta ahora número dos de Garzón, al frente. Para el partido es una “buena noticia” que, por primera vez, las políticas de este sector de la población se “asuman como reto de país y necesidad de Estado”. El texto se refiere a los socialistas al creer “fundamental” el papel de la sociedad civil como “corrector de las posibles tentaciones conservadoras” del PSOE en el Ejecutivo y agradece el trabajo realizado por Igualdad, “liderado por Irene Montero” en materia de feminismo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete


Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Paula Chouza
Periodista de Política en EL PAÍS. Participó en el lanzamiento de EL PAÍS América en México. Trabajó en el Ayuntamiento de A Coruña y fue becaria del Congreso de los Diputados, CRTVG o Cadena SER. Es licenciada en Periodismo por la Universidad de Santiago de Compostela, Máster en Marketing Político y Máster de Periodismo de EL PAÍS.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_