Sánchez anuncia una nueva rebaja del IVA de la luz, que pasará del 10% al 5%

La medida busca reducir la presión inflacionaria y será aprobada este sábado en el Consejo de Ministros extraordinario

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Economía, Nadia Calviño, este miércoles en la Cámara baja.Foto: ANDREA COMAS

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha dado un golpe de efecto en la sesión de control al Gobierno de este miércoles con el anuncio de una rebaja del IVA de la luz del 10% al 5%, que será aprobada este sábado en el Consejo de Ministros extraordinario. La medida se ha anunciado durante una respuesta a Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), cuyo portavoz, Gabriel Rufián, previamente había pedido al jefe del Ejecutivo que actúe ante el crecimiento de la inflación porque puede “arrasar” al Ejecutivo y a las formaciones de izquierdas. El PP ha recordado que su formación había planteado esa rebaja hace dos semanas y que el Gobierno la había desechado. La sesión parlamentaria ha estado marcada por la resaca electoral de los comicios andaluces, en la que el PP logró una victoria histórica en el territorio más poblado del país y un bastión histórico de los socialistas.

La perspectiva de una guerra larga y precios altos de la energía durante más tiempo ha obligado a La Moncloa a mover ficha de nuevo. La rebaja del IVA que grava el recibo de la luz, que pasará del 10% al 5%, reducirá la presión fiscal para todos los consumidores de electricidad, tanto domésticos como empresariales, tengan el tipo de contrato que tengan. Afectará por igual al mercado libre que al regulado, consuman lo que consuman: por ello, el efecto de este tipo de rebajas —desaconsejadas por la Comisión Europea— suele ser regresivo.

Hasta hace justo un año, cuando el Gobierno anunció el primer recorte fiscal sobre el recibo, la luz estaba sujeta al tipo general de IVA (21%). Entonces, el tipo pasó a ser del 10% y ahora vuelve a bajar hasta el 5%. Además de bajar el IVA, en junio del año pasado el Ejecutivo suprimió el impuesto de generación de electricidad, del 7%, y dejó el impuesto especial en el 0,5%, frente al 5,1% habitual. Es el mínimo que le permite la legislación comunitaria.

La rebaja supone un giro de 180 grados respecto a lo que el Ejecutivo había verbalizado hasta la fecha. “Medimos los tiempos y propuestas en función del desarrollo de la economía. A la vista de la situación económica y social, la evolución de la inflación, las perspectivas del fin del conflicto y de los precios de la energía, entre otras consideraciones, consideramos que conviene tomar medidas adicionales, entre ellas esta”, argumentan fuentes gubernamentales.

Según los cálculos de La Moncloa, la rebaja del tipo del 21% de antes de la crisis al 5% actual supone un ahorro para los consumidores (o una merma de ingresos para las arcas públicas) de 2.400 millones de euros anuales. Una parte, sin embargo, se ve compensada con la subida de la factura: la base imponible (las facturas a pagar por los consumidores) es mayor y, por tanto, la recaudación también crece. Si se suman el resto de medidas fiscales aplicadas en el plano eléctrico (rebaja del impuesto especial y suspensión del de generación) la suma se va hasta los 7.200 millones anuales.

La medida anunciada por Sánchez se incluía en el plan económico que el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, presentó al presidente del Gobierno a finales de abril, dos semanas después de su reunión en La Moncloa. El portavoz popular en el Senado, Javier Maroto, ha recordado que la vicepresidenta tercera, Teresa Ribera, rechazó la propuesta del PP para rebajar el IVA de la luz y del gas natural al 5% a comienzos de junio por considerarla “cosmética” e “insuficiente”. Por aquel entonces, Ribera apostó por “transformar el modelo” energético, la electrificación y la eficiencia, informa Elsa G. Blas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Podemos pide medidas “mucho más valientes”

El socio de Gobierno de los socialistas, Unidas Podemos, ha pedido al Ejecutivo “medidas mucho más valientes” que la rebaja del IVA. “No viene mal, pero es muy insuficiente para proteger a las familias de la inflación y para que el Gobierno recupere la iniciativa política. Hay que tomar medidas mucho más valientes como un cheque de 300 euros a las familias y un abono transporte a 10 euros y pensamos que esto lo tienen que pagar las grandes eléctricas y las grandes petroleras con más impuestos”, ha reaccionado en los pasillos del Congreso el portavoz parlamentario de la formación morada, Pablo Echenique. Fuentes del partido afirman que desconocían la propuesta anunciada este miércoles por Sánchez. Los dos partidos siguen negociando el decreto que aprobará el sábado el Consejo de Ministros, informa Paula Chouza.

Por el contrario, fuentes de la vicepresidencia segunda —la encabezada por Yolanda Díaz—, sí aseguran haber tenido conocimiento de la medida antes de la intervención de Sánchez e insisten en que no puede ser la única solución. “Seguiremos trabajando para hacer un real decreto ambicioso que llegue a los bolsillos de las familias”, afirman en alusión a la reducción del abono transporte, el cheque familiar y “con carácter urgente” la subida impositiva a las grandes empresas energéticas.

Gabriel Rufián, este miércoles en el Congreso.
Gabriel Rufián, este miércoles en el Congreso.Andrea Comas

Desde ERC —un aliado fundamental para el Gobierno en el Congreso—, Rufián, se ha interesado por “cómo piensa acabar la legislatura” el Ejecutivo de coalición. En su respuesta, el presidente ha defendido que su gabinete lleva dos años y medio “protegiendo a las familias” primero de una pandemia y después de las consecuencias de la guerra de Ucrania. Y ha aprovechado para insistir en su intención de continuar “abriendo un diálogo con Cataluña” para “restablecer puentes y tratar de reconstruir la convivencia” tras la crisis abierta por el frustrado proceso independentista, pero Rufián se ha centrado en la economía. “No ha entendido mi pregunta”, le ha replicado, antes de avisarle de que la inflación puede “arrasar” con el Gobierno y también con las formaciones de izquierdas.

El PP ve al Gobierno “agotado y fracasado”

El foco de la oposición se ha situado en las difíciles aritméticas parlamentarias de la coalición y en los efectos económicos en las familias españolas derivados de la guerra en Ucrania. La secretaria general del PP, Cuca Gamarra, ha arrancado preguntando “qué más tiene que pasar para que el Gobierno rectifique”. Tras la mayoría absoluta de Juan Manuel Moreno en Andalucía, Sánchez ha citado en la Cámara baja al escritor José Saramago: “Las derrotas tienen algo positivo y es que nunca son definitivas. Y las victorias tienen algo negativo, y es que jamás son definitivas”.

La secretaria general del Partido Popular, Cuca Gamarra, a su llegada al Congreso, este miércoles.
La secretaria general del Partido Popular, Cuca Gamarra, a su llegada al Congreso, este miércoles.Andrea Comas

La portavoz popular ha insistido en que el Gobierno está “agotado y fracasado” y ha pedido a Sánchez que se abra a las políticas que propone Feijóo. “¿Qué significa rectificar para el PP? Porque me da la sensación de que es retroceso social. Este Gobierno se formó para no repetir el desastre”, ha sostenido el jefe del Ejecutivo, que se ha comprometido a seguir subiendo el salario mínimo interprofesional y las pensiones, aunque el PP, ha dicho, quiera congelarlas, y ha recordado el impacto de la pandemia y la guerra en la legislatura.

El Gobierno ha multiplicado su actividad esta semana para dejar atrás el fiasco en las andaluzas y ha convocado un Consejo de Ministros extraordinario este sábado para adelantar la aprobación de medidas contra la inflación, el nuevo decreto para hacer frente a la guerra de Ucrania. Sánchez participa el jueves y viernes en la cumbre de la UE. También está intentando reencauzar, con un encuentro este miércoles por la tarde en Madrid, el diálogo bilateral con la Generalitat después de semanas de gran tensión. El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, y la consejera de Presidencia del Govern, Laura Vilagrà, se verán en La Moncloa a las 16.00, y comparecerán después por separado ante la prensa. Tras la sesión de control, el presidente del Gobierno se ha desplazado a la zona incendiada de la sierra de la Culebra (Zamora), donde se han quemado unas 30.000 hectáreas de superficie para ver las dimensiones de uno de los incendios más graves registrados en España.

Sobre la firma

Ignacio Fariza

Es redactor de la sección de Economía de EL PAÍS. Ha trabajado en las delegaciones del diario en Bruselas y Ciudad de México. Estudió Económicas y Periodismo en la Universidad Carlos III, y el Máster de Periodismo de EL PAÍS y la Universidad Autónoma de Madrid.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS