Vox arropa en el juzgado a los asaltantes del Ayuntamiento de Lorca

Los siete ganaderos están acusados de desórdenes públicos por obligar a suspender un pleno municipal tras entrar por la fuerza al Consistorio

La portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Lorca, Carmen Menduiña, en el centro, junto a afiliados ultras, esta mañana ante el juzgado de Lorca.
La portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Lorca, Carmen Menduiña, en el centro, junto a afiliados ultras, esta mañana ante el juzgado de Lorca.Marcial Guillén (EFE)

Los siete ganaderos que fueron identificados y detenidos después de los altercados que el pasado 31 de enero acabaron en un asalto al pleno municipal de Lorca han declarado este lunes ante el Juzgado de Instrucción número 7 de la ciudad en calidad de investigados. Lo han hecho sin atender a los numerosos periodistas que se agolpaban a las puertas del juzgado y arropados por concejales y militantes de Vox, el partido que ya en su día justificó el ataque en sus redes sociales y que más tarde pidió encarecidamente que no se juzgara a estos ganaderos.

Desde primera hora de este lunes, media docena de simpatizantes del partido ultra, incluidos los concejales que tiene la formación en el Ayuntamiento de la localidad, se han apostado en la puerta del juzgado y han desplegado una pancarta de color verde en la que se podían leer dos lemas: “Los ganaderos no son criminales, son padres de familia defendiendo el pan de sus hijos”, y “Los ganaderos son los que nos alimentan y no hay derecho a verlos en un juzgado”.

Uno de los abogados que los defiende, Pedro Víctor Montes, que ha sido el único que se ha acercado a los periodistas para apelar a la presunción de inocencia, ha defendido una tesis similar, la de que los detenidos solo intentaban “proteger el pan de sus hijos” cuando se produjeron los incidentes que obligaron a suspender el pleno municipal del 31 de enero, en el que se iba a votar una modificación del plan de urbanismo de la ciudad para limitar la apertura de nuevas granjas porcinas a menos de 1,5 kilómetros de distancia de los núcleos de población. La moción había sido negociada y acordada con el sector meses antes y contaba con el acuerdo de todos los grupos políticos.

Sin embargo, en los días previos al debate, concejales de Vox y también del PP, arengaron a los agricultores en contra del acuerdo. El punto de desencuentro, según explicaron entonces, radicaba en que, al modificar el plan de ordenación urbana para introducir las limitaciones a las granjas, el Ayuntamiento incluyó restricciones, ya contenidas en otras leyes nacionales o autonómicas y, por tanto en vigor, pero a las que los agricultores y los partidos de la derecha se agarraron para argumentar que las limitaciones no eran las pactadas en un primer momento. La moción fue finalmente aprobada en otro pleno un mes después con el voto en contra de Vox y PP.

El concejal popular Ángel Meca se sumaba también esta mañana a la concentración de apoyo a los ganaderos, en la que hubo una treintena de personas, que les aplaudieron a su salida de los juzgados y que protagonizaron momentos de cierta tensión con los medios de comunicación en un intento de evitar que grabaran a los acusados.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Los siete ganaderos detenidos (Pedro y Jaime G.-R., José G. C., José M. R., Juan Antonio S. M., Fernando F. M. y Francisco Andrés R. B.) han permanecido unas tres horas en el juzgado, acompañados de sus abogados y del presidente de la Asociación de Defensa Sanitaria del Ganado Porcino de Lorca (Adespolorca), Francisco Román, que ya declaró como testigo el pasado 5 de abril en esta misma causa. Su organización fue la encargada de convocar una manifestación que desembocó finalmente en el asalto al pleno. Los investigados están acusados de posibles delitos de desórdenes públicos.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS