Indultos a los presos del procés

Sánchez confirma que aprobará este martes los indultos: “Vamos a restituir la convivencia”

El presidente abre una nueva etapa en un acto en el Liceu con poca asistencia y protestas de independentistas en la puerta

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pronuncia en el Teatre del Liceu de Barcelona la conferencia 'Reencuentro: un proyecto de futuro para toda España', este lunes.Morenatti / AP / VÍDEO: QUALITY

Ya es definitivo: Pedro Sánchez ha confirmado que aprobará este martes los indultos a los nueve presos del procés que aún tienen condena por cumplir. El presidente lo ha anunciado en Barcelona, en el Liceu, en un acto un tanto deslucido por la escasez de público ―había unos 250 invitados en la platea y todo el resto estaba vacío― y la ausencia de los máximos representantes del independentismo y de la Generalitat, que no aceptaron la invitación del Gobierno. A la entrada, un reducido grupo de manifestantes independentistas que portaban algunas bengalas obligó a los Mossos d’Esquadra a colocar los furgones policiales como parapeto para evitar problemas. Sánchez y los invitados entraron entre abucheos y pitos.

El ambiente externo no facilitaba pues un ambiente de concordia, pero Sánchez ha argumentado los indultos en la misma línea en la que irán los textos legales que se aprobarán este martes: como un mensaje para reconciliar a la sociedad catalana y del resto de España después del desgarro del procés. “Vamos a restituir la convivencia. No desde el olvido, pero sí desde el respeto y el afecto”, ha insistido Sánchez. Durante el acto, el presidente sufrió un intento de boicoteo de un independentista que había logrado colarse; al final, cuando una mujer entre los asistentes le reclamó un diálogo más que un monólogo ―solo habló él en la tribuna― el presidente salió con ella hacia una zona del teatro para conversar.

Sánchez explicó los indultos en la línea de la justificación que se aprobará mañana en los textos legales a los que dará el visto bueno el Consejo de Ministros. Y también apelando al espíritu de la Transición, que permitió pactar la Constitución española, un texto que el PSOE sigue defendiendo aunque está abierto a cambios. “La Constitución no puede petrificarse. Las mejores democracias se hacen con espíritu de diálogo y concordia”, llegó a decir el presidente. Las medidas de gracia son, según el Gobierno, un instrumento para solucionar el problema catalán y no un favor a los presos. “La razón fundamental de los indultos es su utilidad para la convivencia. Sacar a estas nueve personas de la cárcel que representan a millones de catalanes es un rotundo mensaje de concordia. Esta decisión no les afecta a ellos, se dirige a toda la sociedad. Es un mensaje sobre todo para miles de personas que les apoyaron y se sienten solidarias. Y para las miles de personas que reprobaron su conducta, pero estiman suficiente ya el castigo. Con este acto sacamos a nueve personas de la cárcel, pero sumamos a millones de personas a la convivencia”, ha insistido el presidente.

Sánchez es consciente de que hay mucha oposición en el resto de España a estos indultos, sobre todo porque los independentistas no han manifestado ningún tipo de arrepentimiento. Y ahí ha tratado de explicar la utilidad de esta decisión. “No esperamos que quienes aspiran a la independencia vayan a cambiar. Sí esperamos que se comprenda que no hay caminos fuera de la ley. Que nada es legítimo si se atropella a la otra parte de la sociedad. El coste de seguir así es muy alto. Queremos recuperar el diálogo y la convivencia con millones de catalanes que se sienten ligados emocionalmente a los que están en la cárcel. La democracia española es fuerte. Convencer es la forma más duradera de vencer”, ha rematado.

El presidente, que rechaza el argumento de la oposición de que él solo da este paso para consolidar su mayoría parlamentaria y mantenerse en el poder, reivindica su decisión como un gesto de coraje. “Casi siempre para llegar a un acuerdo alguien debe dar el primer paso. El Gobierno de España va a dar el paso ahora. Vamos a aprovechar cualquier motivo para propiciar el encuentro. La confrontación no ha servido para resolver ningún problema. Queremos retomar el diálogo político donde se separaron los caminos”.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pronuncia en el Teatre del Liceu de Barcelona la conferencia "Reencuentro: un proyecto de futuro para toda España", ante representantes políticos y de la sociedad civil, en vísperas de indultos a los líderes del procés presos.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pronuncia en el Teatre del Liceu de Barcelona la conferencia "Reencuentro: un proyecto de futuro para toda España", ante representantes políticos y de la sociedad civil, en vísperas de indultos a los líderes del procés presos.Toni Albir / EFE

Sánchez rechaza además la idea de que los indultos sean anticonstitucionales. Al contrario. “El indulto está regulado desde 1870. Ni cuestiona ni revoca la sentencia. Es otro plano, no judicial. Estamos en disposición de pedir a todos que al menos reconozcan la plena legalidad de la medida y su constitucionalidad. Está en la esencia de la Constitución. Fue la Constitución de la concordia, que significa con corazón. En los próximos días la democracia española va a dar un gran paso para unirnos. Es desde aquí desde donde hemos de arrancar el camino para recuperar la convivencia y la normalidad”, ha argumentado el presidente.

Sánchez plantea que a partir de los indultos se puede intentar construir un país diferente, más unido. “Se trata de ofrecer una ruta por donde podamos avanzar todos juntos. Mi propuesta es dar un paso a un nuevo proyecto de país. Un nuevo espacio libre de los errores del pasado. Ya hemos perdido demasiado tiempo en viejas querellas. El mundo nuevo que nace tras la covid no va a esperarnos. Esta es la oportunidad de crear juntos el nuevo país para las nuevas generaciones. No es la ruptura, es la unión el gran instrumento del cambio. Queremos un nuevo proyecto de país que se exprese en castellano, gallego, euskera, catalán. Podríamos continuar con el memorial de los reproches, podríamos seguir indefinidamente con un solo y triste juguete, como dice Juan Marsé, la discordia. O apostar por la concordia. Eso es lo que el Gobierno ha decidido”, ha dicho el presidente, que este martes completará la decisión más difícil de su mandato y ha terminado su discurso con un “no podemos empezar de cero, pero podemos empezar de nuevo. Cataluña, catalanes y catalanas, os queremos”.

El discurso completo de Sánchez

Sánchez ha comenzado su discurso con unas palabras en catalán. “I som on som. I som on som, dice el verso del gran Miquel Marti i Pol, ‘Y estamos donde estamos’, y continúa: Más vale saberlo y decirlo y asentar los pies en la tierra y proclamarnos herederos de un tiempo de dudas y renuncias en que los ruidos ahogan las palabras”. El presidente ha llenado su intervención en el Liceu, que ha durado cerca de media hora, de palabras como concordia, democracia, legalidad y Constitución. Ha explicado los motivos de la decisión del Gobierno insistiendo en la idea de que se trata de un paso para caminar hacia una nueva etapa en Cataluña. “La razón fundamental de los indultos que nos disponemos a aprobar es su utilidad para la convivencia. Y estoy convencido de que sacar a estas nueve personas de la cárcel, que representan a miles de catalanes, es un rotundo mensaje de la voluntad de concordia y convivencia de la democracia española”, ha señalado.

A continuación, puede consultar el discurso completo.

Si no puede ver la imagen puede leer el discurso completo en este enlace.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50